Artículos Destacados

viernes, marzo 26, 2010

Argentina: se reabre la disputa de las Malvinas


En las últimas semanas, el Reino Unido ha anunciado el inicio de las exploraciones petrolíferas que tendrán lugar en las aguas que rodean las Malvinas. Esto ha reabierto la cuestión de la soberanidad de estas islas del sur atlántico. Tras la guerra del 1982, las islas quedaron bajo control británico, pero Argentina ha continuado reivindicando la soberanidad y acusando a Londres de estar disfrutando de derechos que no le conciernen. Localizadas en un lugar estratégico, como rutas hacia la Antártida, estas islas tomarían aún más importancia en el caso de se descubriesen yacimientos de hidrocarburos, particularmente de cara a Argentina, país que busca nuevos recursos para sostener su desarrollo económico.

Últimos sucesos

Con la llegada de la plataforma Ocean Guardian a las aguas que rodean las islas Malvinas, el 21 de febrero la compañía petrolífera británica Desire Petroleum, comenzó los trabajos de exploración petrolífera. Este mismo día, la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, recibía el apoyo, por parte de los estados latinoamericanos, a las protestas que sostiene en contra de esta decisión. Congregados en México debido a la reunión del Grupo de Río. Los países de la región han mostrado igualdad de opinión en cuanto a las peticiones argentinas dirigidas al Reino Unido para que suspendan los trabajos y acepten la posibilidad de reabrir la discusión sobre la soberanidad y el status jurídico de estas islas. El anuncio de los proyectos de exploración petrolífera han provocado la reapertura de la cuestión sobre la jurisdicción de las Malvinas, una disputa que data sus orígenes en el siglo XIX y que en 1982 llevó a los dos países a un encuentro armado. Argentina, derrotada, no ha dejado de acusar a Londres del ilícito control que muestra sobre este territorio ya que, según el principio de integridad territorial, les pertenece por derecho. Según declaraciones de los representantes del Gobierno argentino, la jurisdicción británica en estas islas, y el rechazo en los últimos decenios de continuar con la discusión, representa una injusticia de carácter colonial y anacrónica, sobre todo teniendo en cuenta que se trata de un país fundador de la ONU (Organizaciones de las Naciones Unidas) y que forman parte del Consejo de Seguridad. Para la sociedad argentina, la cuestión de las Malvinas es una herida abierta; a lo largo de 10 semanas, durante la guerra de 1982, fueron asesinados más de 650 soldados argentinos y, como consecuencia, 350 veteranos encontraron en el suicidio la mejor respuesta a la situación. Recordar, con todo, que la responsabilidad del conflicto se imputa a la dictadura militar argentina, que llevó al país a la guerra en la desesperada tentativa de mantener el poder. Sobre estas líneas, se puede explicar la reacción del gobierno argentino ante el inicio de estas exploraciones petrolíferas, consideradas como un acto unilateral. De las protestas se ha pasado a los hechos; el 11 de febrero se prohibía a la nave “Thor Leader”, que transportaba los materiales de la Desire Petroleum hacia la plataforma, atracar en los puertos argentinos. El 16 de febrero, se imponía un bloqueo naval con la ayuda de un decreto presidencial, a través del cual el gobierno imponía el deber de toda nave que tuviera la intención de pasar por las aguas territoriales argentinas, o de atracar en uno de sus puertos, de pedir una autorización.Además de estas maniobras y del apoyo por parte de los países de la región, se añade la voluntad del gobierno de dirigirse directamente a la ONU en la próxima asamblea general con el fin de reforzar su oposición y contribuir a la organización de una nueva mesa de diálogo. El objetivo es recibir su colaboración para resolver la disputa, esperando el momento en el que ambos países, uno de frente al otro, reinicien las negociaciones sobre el status jurídico de las islas. El interés de las Malvinas para Argentina, además de ser histórico-patriótico, también encuentra relación con la posibilidad de que los fondos circundantes sean ciertamente ricos en materias primas importantes, tales como el petróleo y el gas natural. Este probable descubrimiento podría hacer aún más tensas la mirada hacia Londres, que mantiene un similar interés por estos recursos. Argentina es un estado relativametne rico en materias primas, es el segundo productor regional tras Venezuela en cuanto a gas natural, y el cuarto después de México, Venezuela y Brasil en cuanto a petróleo. Hasta los años 90, desde el punto de vista energético, no solo se constituía como un estado autosuficiente sino que exportaba también, grandes cantidades de gas hacia Chile, principalmente. En el decenio sucesivo, la situación cambió considerablemente. La vuelta a la producción industrial, tras la crisis de 2001, provocó un aumento de la demanda de materias primas, pero que, sin embargo, no producía aumento en la oferta. La incapacidad de hacer frente a estas demandas, así como la falta de adecuadas inversiones, tanto en la exploración y producción, como en el transporte y distribución, desencadenó, en 2004, una verdadera crisis energética. La tasa de crecimiento de la economía argentina ha sido superior al 8% a partir del 2005 (según datos del Fondo Monetario Internacional, en 2005 la tasa se situaba en 9,2%, en 2006 en 8,5%, en 2007 alcanzaba el 8,7% y en 2008 en 6,8%). Modificaciones a este nivel, presentan un boom en la demanda energética, pero la producción interna ha ido gradualmente, disminuyendo. La excesiva dependencia de los hidrocarburos para la producción de energía eléctrica es lo que ha llevado a Argentina a dirigirse a Bolivia en relación al gas y a Venezuela para el petróleo. Según los últimos datos del INDEC, Instituto Nacional de Estadística y Censos argentinos, la producción de energía en 2009 ha caído un 4,2% mientras que la demanda, en el mismo periodo, lo ha hecho en un 1,3% a causa de la recesión.Para mantener las elevadas tasas de desarrollo de los últimos años, mantener el papel fundamental en la región, así como para competir con los fuertes países vecinos, como Brasil y Chile, Argentina tendrá que cubrir su necesidad energética con un gasto restringido, o bien, empeñarse en promover políticas energéticas que le den una mayor independencia del exterior. El descubrimiento de yacimientos en las aguas de las Malvinas podría ser la respuesta a este desafío.

Repercusiones a nivel regional

Argentina se ha visto resentida de manera relevante, por la crisis económica mundial del 2008, las transformaciones económicas del último año y las prospectivas para el próximo, están bajo la media regional. Según los datos del FMI, en 2009 Argentina ha registrado una caída del Producto Interno Bruto de un 2,5% en comparación con Brasil que presenta un escaso 0,7% y Chile un 1,7%. Para 2010 se espera un crecimiento del 1,5%, 3,5% para Brasil y el 4% para Chile.Estos dos últimos países parecen haber afrontado de mejor manera la crisis, aumentando los movimientos fiscales anticíclicos que sontienen la demanda y limitan los efectos de la recesión mundial de la economía. Esta libertad de movimiento es posible gracias a la utilización de ciertas políticas fiscales en los últimos años. A diferencia de lo que se vive en Chile, en Argentina, las ganancias que acumula el aumento de los precios de las materias primas no se han utilizado para aportar una mayor firmeza a las cuentas públicas ni para dar una mayor diversificación a la economía, sino para incrementar el gasto estatal, particularmente, aumentando los subsidios. Contribuyendo también con la debilidad económica argentina está presente la poca credibilidad con la que gozan los mercados internacionales tras el default del 2001, puesta en duda posteriormente después del encuentro institucional del pasado mes de enero entre la presidente Kirchner y el gobernador del Banco Central, Redrado. La situación interna presenta también dificultades debido a la creciente inestabilidad política, los ciudadanos han expresado su malestar el pasado mes de junio en las elecciones de mitad de periodo, cuando el partido de la presidenta perdió la mayoría en el Parlamento.Esta situación repercutirá incluso en el papel que desempeña Argentina a nivel regional. Aparte de que las transformaciones económicas son mejores tanto en Brasil como en Chile, estos dos países están guiados por dos presidentes, Lula y Bachelet, respectivamente, apoyados por más del 70% de los electores. Aunque ambos mandatos finalizan este año, dicho porcentaje hacen pensar en una situación interna favorable. La escasez energética debilitará la posición de Argentina, fundamentalmente de cara a Brasil. Este último, de hecho, depende, aunque en menor medida, de los hidrocarburos ya que ha centrado su atención en el sector hidroeléctrico (relevante la central hidroeléctrica de Itaipú, aunque falten proyectos para promover posteriores inversiones, como el del complejo hidroeléctrico de Belo Monte, en el río Xingú, en el estado de Pará) y en el de biocombustibles (etanol). Se suma, el descubrimiento en 2007 del maxiyacimiento offshore de petróleo de Tupi, en la bahía de Santos al sur de Río de Janeiro, que podría convertir a Brasil en un exportador neto de petróleo.

Conclusiones

Desde el punto de vista geopolítico, la soberanidad de las islas Malvinas podría convertirse pronto en un imperativo para el gobierno de Buenos Aires. En el caso de que se descubrieran yacimientos de hidrocarburos en las zonas circundantes, el control de la isla representaría una respuesta a la actual escasez energética. Podría permitir a Argentina obtener una mayor independencia de los países vecinos, y como consecuencia, disminuir su vulnerabilidad. Si así fuera, la disputa con el Reino Unido se endurecería. A diferencia de lo sucedido en 1982, la causa no sería patriótica sino sobre todo, por consideraciones polítco-económicas. Con todo, la situación es prematura como para asegurar las previsiones sobre la efectiva rentabilidad de los recursos de hidrocarburos, aún se deben estimar su tamaño (la prensa británica ha hablado de sesenta mil millones de dólares) y el grado de dificultad para extraelos, hacerlos disponibles, transformarlos en reservas.Mirando hacia otra parte, en poco tiempo, dada la importancia de la cuestión para la sociedad argentina, está claro que si el gobierno tuviera la posibilidad de recuperar el control sobre las islas tras casi dos siglos, no faltarían repercusiones positivas sobre la estabilidad política y sobre el consenso de los ciudadanos.

Artículo original

24 comentarios:

  1. eSTOS ARGENTINOS PARECEN QUE QUIEREN DARLE DE NUEVO OTRA CAPOTERA DE PARTE DE LOS INGLESES. Y SIGUEN Y SIGUEN CARGOSEANDO QUE LAS MALVINAS AQUI Y QUE DE NUEVO.

    YA INGLATERRA VAMOS DE NUEVO Y NOSOTROS LE DAMOS UNA MANITO POR LA ZONA AUSTRAL DE NUEVO

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4:54 p.m.

    ojo que el tal raul es peruano!...ojo

    ResponderEliminar
  3. Anónimo5:41 p.m.

    Que tanto, si antes eran de Chile. Ni siquiera las perdido o ganado en una guerra.Las reivindicaciones territoriales van siempre de la mano de la historia,de que ocurrió, el porque ahora etc, nosotros los chilenos somos los que mas hemos perdido territorio en América del sur, y no por una guerra. Muchos son los actores y uno que me recuerdo mas y el cual fue motivo de mucho escándalo internacional por la forma de como se hizo y se consiguió territorio por parte de argentina, territorio que era Chile y no argentina. Cabe señalar, que nuestros vecinos argentinos no todos, pero parece que tienen mala memoria, y solo recuerdan a Chile por las Malvinas que ayudamos a los ingleses bla,bla. Pero se les olvida que esa tierra que pisan hoy nada de ellos tiene, y solo se debe a un acto espectacular de pillaje por parte de varios actores y uno de ellos es el famoso "PERITO MORENO", nosotros los chilenos no proclamamos reivindicación de aquellos territorios, aceptamos el error y ya nada se puede hacer.Pero una cosa es cierta, los gringos no son tontos, y la reivindicación de las Malvinas proclamada por los argentinos, sera motivo de revisión de la historia.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo9:47 p.m.

    Las Malvinas no son mas que la punta del Iceberg, a las reclamaciones Australes Britanicas colocando a su poderio militar en la zona, utilizando a Chile de chivo expiatorio y de supuesto aliado, y cuando llegue la reivindicacion Chilena, Argentina por la Antartida, pues ya veremos de que lado se ponen los Britanicos si no es solamente del BRITANICO dueño de la Antartica, con su poder militar establecido en las Malvinas podra ejercer SOBERANIA.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo10:34 p.m.

    Mmmm, bueno intenciones no le faltan a los gringos. Pero seria muy difícil que proclamaran soberanía ellos solos por la Antártida,esa torta no es solo de ellos, ahí entra otro tema. Lo de chivo expiatorio no me cuadra para nada,no se porque lo dices, talves por la ayuda en la guerra de las Malvinas,no se me ocurre otra cosa. Espero que no sea rencor,lo del poderío militar de los gringos es una cosa, y no creo que estén colocando bases en nuestro país, puede que haya alguna por ahí secretamente, pero de ahí a colocar todo su poderío en Malvinas o en nuestro país lo veo muy difícil,eso también es otro tema.Independiente de los roces entre chilenos y argentinos, yo veo como cualquier mortal corriente de mi país, que la cosa se le pondría cuesta arriba a los gringos si proclamaran ellos solos soberanía por la Antártida, ahí si que meterían las patas,claro que Chile tiene marcado su pedazo de territorio, y están los rusos, los americanos, los ingleses, los argentinos, Francia etc. Te das cuenta no seria fácil para los ingleses postular tan grande idea en el consiente de estos otros países.
    Yo creo amigo, que argentina debe ser mas cauteloso, en pedir soberanía de las Malvinas, talves seria buena idea compartir la soberanía, entre Chile, argentina y los ingleses o simplemente y llanamente argentina y los ingleses,pero dale que dale, con el tema de la reivindicación de territorio, no olvides que eso no era de ustedes, si mas no recuerdo toda la patagonia que pisan hoy,ni siquiera era de ustedes, ademas hay una serie de documentos , incluida la intervención de los ingleses (la reina de la época), en pleito que hubo por esas llanuras y parajes, no te olvides que perito moreno desvió el rió que corría hacia el pacifico, para alegar con propiedad que la patagonia era argentina, y eso lo saben los gringos. Saben que ese territorio era chileno. Me entiendes, mas prudencia si no se van a quedar sin pan ni pedazo, un poco mas de inteligencia, claro que no tanto como el perito moreno.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo12:54 a.m.

    Dejense de Joder chilotes de mierda,
    preocupense por vuestra tierra que sigue temblando..ya empezo en la antofagasta que le robaron a los indios bolivianos (es cosa finalmente entre indiada mapuche y boliche),
    Las Malvinas son Argentinas
    El Canal del Beagle es Argentino
    Bravo Cheeeeee.

    ResponderEliminar
  7. El ultimo posteo fue enviado desde Peru, IP 200.121.166.180 ........ nunca fuiste argentino, peruano ridiculo

    ResponderEliminar
  8. Anónimo2:02 a.m.

    Buena corrección mauro, es patético de estas bestias,son para la risa estos giles.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo2:07 a.m.

    Si los ingleses continúan con el enclave colonial de Malvinas, no solo pierde Argentina integración territorial, Para los Ingleses es la llave para la soberanía en la Antartida, sector que es reclamado también por Chile y Argentina, no por los otros países.
    Ahí nos embroman, y como siempre van por más, nos van a seguir jodiendo con un término que creo que es Chileno “Mar Presencial”, que va a abarcar la unión de los océanos Atlántico y Pacíficos.
    No es Paranoia, los ingleses siempre fueron las personas mas infames, especuladoras y manipuladoras, para ellos el fin justifica los medios.
    Cuando esto suceda se olvidaran de los amigables que con ellos son los chilenos.
    La Isla de Diego García es una muestra del pensamiento Ingles al momento de las “definiciones” (Hablan de la autodeterminación de los Malvinense o derechos Humanos, como si sinceramente les importara)
    . . . . . .Pero lo que hace a la base de Diego García especialmente interesante, no en términos militares sino en términos humanitarios y de los crímenes llevados a cabo por Gran Bretaña, es que antes de 1965 Diego García era una isla habitada desde hace mucho tiempo.
    "Entre 1965 y 1970 toda la población, 2500 personas, fueron estafadas para que se marcharan o desalojadas por la fuerza. El gobierno británico usó una gran variedad de métodos brutales, crueles y bárbaros para eliminar a la población indígena. Todo ello fue, naturalmente, llevado a cabo en el más absoluto secreto.
    La razón para esta despoblación fue que EEUU había identificado la isla de Diego García como un lugar ideal para una base militar estratégica. Toda esta desgraciada verdad salió finalmente a la luz pero el gobierno echó mano durante todo el tiempo de mentiras descaradas y ocultamientos.
    La isla de Diego García ahora alberga una de las mayores bases de EEUU en todo el mundo. Fue usada durante la invasión de Iraq. En los últimos años, sus antiguos habitantes, la mayoría de los cuales viven ahora en barrios de chabolas en las islas Mauricio, han ganado un gran número de importantes casos judiciales que han respaldado su derecho a retornar a sus hogares.
    El gobierno de Inglaterra parece firmemente decidido a evitar que esto suceda alguna vez".

    (Fuentes de lo de Diego garcia:http://www.antimilitaristas.org/spip.php?article3232 y
    http://en.wikipedia.org/wiki/Depopulation_of_Diego_Garcia)

    ResponderEliminar
  10. Anónimo2:35 a.m.

    Comprendo tu postura y ejemplo de estas barbaries cometidas. No se quien eres argentino, peruano no se me ocurre y en realidad no me interesa. Pero si te aseguro que yo como chileno, ni cagando soporto esa huevada de ser pisoteado en mi tierra, aquí cualquiera que tenga esas ideas de ponerlos bajo la pata,y lo digo porque mas de una ves lo han pensado nuestros vecinos, "SE VAN A ENCONTRAR CON LA QUE NUNCA SE HAN ENCONTRADO" no le tengo temor a ninguna potencia de mierda,si tengo que luchar por mi país y defender lo que somos lo haré con gusto. Pero nunca jamas me quedaría y nos quedaríamos a brazos cruzados,esa es la diferencia entre tu los habitantes que mencionas a modo de ejemplo, aquí en mi Chile no mi amigo preferimos luchar.
    Mira donde te apoyo que los gringos siempre han sido asi,es verdad, que son aquí, que aya etc. Bueno los huevones tienen sus virtudes y sus defectos y invencibles no son.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo1:33 p.m.

    Jajaja...el vijo mauro..ya nadie te para pelota como dicen los porteños...Osea che que vos tenes que vivir en chili para ser chilindio...jaja viejo estupido e ignorante...mejor mira el norte de tu triste pais que ya les llega el otro terremoto...
    vos no sos mas que remedo de chilindio cagado...cuidado que nos quedamos con el resto de chilindia y nos vamos pa santiago pelotillehue en cualquie momento...jajaja...sin el gas que les vendemos vos moris de frio como las miseras ratas...mapuche indio..La Argentina es raza blanca, aprende eso indio mapuche.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo2:20 p.m.

    La Patagonia durante la Conquista del Desierto en 1879, sólo estaba habitada por indígenas mapuches. No se encontró ningún asentamiento o puesto chileno (por algo se le llamó "desierto"). Estaba casi deshabitada. Además durante la época de la colonia, si bien los españoles no se asentaron en la Patagonia, la habían dividido tal como está hoy en día, el Pacífico para Chile, el Atlántico para Argentina

    ResponderEliminar
  13. Anónimo2:22 p.m.

    Además las Malvinas, cuando los ingleses las ocuparon en 1833, estaba habitada por argentinos.

    ResponderEliminar
  14. Anónimo2:42 p.m.

    “Mauro”, ¿por que me borraste el post de anoche?

    Te escribí algo así: . . . . .Mauro, no es una persona ni se llama Mauricio.
    Es una organización Nacionalista Chilena la que administra Chile-hoy.
    Si fuera una persona seria el HOMBRE ORQUESTA, vean si no; tiene un blogs con todos los CHICHES, todos los días le da entradas al mismos, generalmente con comentarios (letra rojita), busca en todos los medios información de chile o los peruanos, responde los post de los visitantes al blogs, no importa el horario.
    Este chico es Superman, se la pasa siempre frente a la compu.
    _¿que? No duerme, no come, no estudia, no trabaja, entonces de COGER ni hablemos.
    Y ahora identifican las IP de los visitantes y posteadores. Muy feo esto ultimo.

    ¡Ha! El cambio que ha realizado para que escribamos comentarios es para poder identificar las IP y que los comentaristas no usen proxis.

    ResponderEliminar
  15. y??

    si fuera asi que?

    te duele ?

    ResponderEliminar
  16. Anónimo3:22 p.m.

    Bueno es cierto que estaba deshabitada, y que no se encontró ningún asentamiento chileno. Pero no es menos cierto que era territorio chileno, no es cierto que los españoles dividieran territorio tal como esta ahora, es cosa de revisar la época y historia, y veras que no es asi. Bueno veamos,argentina incursiono y estudio las formas para apropiarse en aquella época,se desprende de tu comentario,independiente hubiese estado deshabitado el territorio, era chileno. La cartografía de la época, y diversos documentos y pleitos documentados, nada dicen que los españoles dividieran esto para argentina y esto para Chile,(es mas todavía nos queda un pedazo de océano atlántico). Que las Malvinas estaban ocupadas por argentinos en 1833, no quita el merito que estaban frente a costas chilenas. Mira no nos gusta reivindicarnos algo que ya se perdió y no por una guerra, aceptamos que se perdió y punto, nosotros no lloramos nada. No se si eres argentino o no, pero la cosa es saber aceptar los hechos, la realidad de como sucedieron las cosas en aquel tiempo y porque. El caso de peru, todavía no aceptan porque perdieron, no aceptan nada siendo que ellos mismos son los culpables de la perdida de territorio de ellos mismos, dime que tenían que participar ellos con los bolivianos, cuales eran los planes a desarrollar como aliados,tontos ineptos, los bolivianos los dejaron solos en una guerra que les costo a ellos y no a los bolivianos, ¿que perdió Bolivia, nada?, si peru se hubiera quedado donde estaba, todavía conservarían su territorio, y de paso Chile también. Pero ya ves jamas el peru aceptara que ellos fueron los entrometidos en una guerra que Chile no los tenia en cuenta, y siguen contando la historia que Chile les arrebato, usurpo, pero en nada mencionan a sus aliados bolivianos que los dejaron solos, en el campo de batalla. Bueno estimado, el asunto es que no creo que sea como los vecinos mencionados anteriormente, y acepte que no todo lo que dice es verdad, puede que yo también me equivoque y lo acepto.

    ResponderEliminar
  17. Anónimo4:00 p.m.

    Astor forro y lacayo de “Mauro”.
    Veo que a voz si te molesta, mi post. Pero por favor busca más originalidad para rebatirlo.
    Perdón. …, tal vez este pidiendo mucho de tu atrofiado cerebro.

    ResponderEliminar
  18. Anónimo4:30 p.m.

    Desde la usurpación de 1833, perpetrada por los ingleses en las Islas Malvinas, como es natural, la Argentina no ha cesado en sus reclamos y protestas que, si bien fueron a lo largo de 150 años, materialmente infructuosas, sostuvieron siempre, jurídica y moralmente nuestra actitud de lucha por la no aceptación de la violación a nuestros derechos, y el enjuiciamiento que de ello surge y que la razón y el honor imponen.

    En 1833 Manuel Moreno realiza la primera protesta diplomática a la oficina extranjera por la usurpación de las Malvinas. Lamentablemente, no se obtiene respuesta alguna, al igual que los siguientes 4 reclamos realizados por Moreno.

    Los años posteriores se suceden en reclamos a Gran Bretaña por parte de Cancilleres Argentinos, pero por toda respuesta, Inglaterra reitera que había dado el asunto por concluido. Exigida por la ausencia de resultados, la Argentina toma nuevas formas de protesta pero no obtiene resultados positivos.

    1946, se decreta nuestra soberanía sobre el mar epicontinental y zócalo continental argentino. Fue aprobado el Art. 73 de la Carta de las Naciones Unidas en pro de la independencia de los territorios no autónomos. Gran Bretaña incluyó el archipiélago Malvinas entre los que se hallaban bajo su administración, en calidad de colonia. Se efectuó rápida y enérgica protesta por parte del gobierno argentino.

    En 1948, en la novena Conferencia Interamericana de Bogotá una declaración niega a las Malvinas como "territorio autónomo" definiéndolas como "territorio de facto, ocupado por una potencia extranjera"

    En 1960 se dicta la Resolución 1514 denominada "Declaración sobre la Concesión de la Independencia de los Países y Pueblos coloniales" que abarca dos aperturas conceptuales tendientes a la independencia de los países: una es la "libre determinación de los pueblos" y la segunda es "la integridad territorial". Inglaterra optó por la primera y Argentina por la segunda.

    En 1963 se tienen noticias de que Gran Bretaña concedería la Independencia a las Malvinas. Felizmente esto había sido previsto por la Argentina que ya en el año anterior ante la Comisión Jurídica de la OEA se opuso al ingreso de nuevos miembros a dicha Organización.

    En 1964 el Subcomité III del Comité Especial de las Naciones Unidas designa a las Malvinas "territorio a descolonizar".

    En 1965 la Asamblea General de las Naciones Unidas dicta la Resolución 2065 que constituye, sin duda, el paso más importante de nuestra larga marcha diplomática. Esta resolución llega a la realidad del problema.

    Gran Bretaña ya no podía determinar por su cuenta y se vio obligada a entablar conversaciones con la Argentina. El 20 de julio de 1966 comienzan las negociaciones en Londres. En 1967 un representante británico, manifestando que su país se hallaba dispuesto a cumplir con la resolución 2065, viajó a las Islas para poner en acuerdo a los malvinenses del traspaso a la Argentina, pero ello fue inútil "gracias" a la presión ejercida por la Falkland Islands Company.

    A partir de la década de 1970 se inician otros ciclos de conversaciones que se interrumpen, básicamente por la negación de Inglaterra a tratar el tema de la soberanía.

    Hasta aquí llegó nuestra lucha en paz: un largo juicio en el aire que nunca fue satisfecho en su legítima demanda.

    ResponderEliminar
  19. Anónimo4:35 p.m.

    Parte 1

    TRATADO DE LÍMITES CON ARGENTINA (1881)

    El territorio oriental de Chile, entre la Cordillera de Los Andes y la costa del Atlántico, al sur del Río Diamante y del Río Negro, había sido cuestionado por Argentina desde la fundación del Fuerte Bulnes en 1843, dispuesta por el Gobierno de Chile, en la costa del Estrecho de Magallanes.

    En 1856, como se ha visto, firmamos con Argentina el Tratado de Comercio, en el cual se incluye un artículo que señala: «Ambas partes contratantes reconocen como límites de sus respectivos territorios, los que poseían al separarse de España, en 1810», desechando en esta forma oficial su tardío reclamo, por la fundación del Fuerte Bulnes, en el Estrecho.

    Con motivo de la Guerra con España, Chile envía a José Victorino Lastarria a Buenos Aires para solicitar su apoyo al Perú en la recuperación de las Islas Chinchas. El gobierno le recomienda, a la vez, tratar la cuestión de límites, si se presenta la ocasión. Lastarria, sobrepasando sus instrucciones, ofrece -a cambio de su apoyo al Perú- entregar a Argentina la Patagonia Oriental Chilena, desde la costa Atlántica hasta la falda oriental de la Cordillera de Los Andes. Esta posición es tajantemente rechazada por Chile.

    Sin embargo, a partir de esa fecha, Argentina reduce la cuestión de límites a la zona del Estrecho de Magallanes y de Tierra del Fuego, manifestando además que en esos momentos no estaba en condiciones de discutir el asunto, por no tener ordenados todos sus documentos y conocimientos.

    En atención a que la amenaza de las potencias europeas sobre la zona austral permanecía, el Ministro Adolfo Ibáñez, en 1872, buscó un avenimiento con el agente argentino Félix Frías, recordándole que los títulos de Chile en la Patagonia Oriental comenzaban en el Río Diamante y en el Río Negro, en el grado 40 1/2 sobre la costa Atlántica.

    Félix Frías rechazó la proposición de un arbitraje, de acuerdo a lo indicado en el Tratado de 1856, pues don Miguel Luis Amunátegui había comprobado, por toda la documentación investigada, que Chile tenía todos los títulos sobre la Patagonia. (13)

    ResponderEliminar
  20. Anónimo4:38 p.m.

    Parte 2.
    Las negociaciones prosiguen en forma intensa, mientras Chile también está negociando con Bolivia la fijación de los límites en la zona norte.

    En 1876, Chile sigue retrocediendo en delimitación sobre la Patagonia, al instruir a Diego Barros Arana para que defienda la frontera en el Río Santa Cruz, en el grado 50º y por último, en el 51º de latitud sur, en el Río Gallegos. Barros Arana, por su parte, dice ante la agresividad argentina que no valía la pena pelear por tierras que nada valen.

    Ya en 1873, el gobierno argentino había enviado al Congreso un proyecto de ley para la colonización de la Patagonia Oriental, desde Río Negro hasta el Estrecho de Magallanes, ante lo cual Chile presentó un reclamo formal, declarando que no aceptaría ninguna intromisión al sur del Río Santa Cruz... ¡Diez grados geográficos más al Sur de los límites por los cuales tenía títulos claros!

    En 1878, el 6 de Diciembre, se llega a la firma de un tratado entre el Ministro Alejandro Fierro y Mariano Sarratea, chileno y argentino respectivamente, por el que se acuerda formar un tribunal arbitral y dejar para Argentina la costa atlántica y para Chile solamente el

    Estrecho, hasta que se fijen los límites. Este acuerdo, aceptado por el Congreso chileno, fue rechazado por el argentino, en vista de la entrada de Chile a la guerra contra Perú y Bolivia.

    ResponderEliminar
  21. Anónimo5:00 p.m.

    Parte 3.

    Argentina había prolongado las negociaciones por 38 años, esperando un momento propicio para poder presionar a Chile sobre sus límites en la costa Atlántica, y ahora que nos encontrábamos embarcados en la guerra contra la alianza Perú-Boliviana, lo censura por su ataque y lo presiona.

    Mientras Chile inicia en 1879 la penosa campaña del desierto, el coronel argentino Julio Argentino Roca traspasa el Río Negro e inicia, sin oposición, la ocupación de la Patagonia Oriental Chilena. (14)

    El Presidente Aníbal Pinto, pacifista e informado sólo por Barros Arana, considera la Patagonia, al igual que éste, sin valor alguno y así es dócilmente inducido a firmar el funesto Tratado de Límites con Argentina, el 23 de Julio de 1881, sólo seis meses después de que los ejércitos chilenos entraran a Lima.

    Chile, con una dirigencia que no valora su territorio y ebria de una «hermandad delirante», al decir de Encina, con una sola firma de este Tratado de Límites, regala a Argentina, sin disparar un solo tiro, UN MILLÓN DE KILÓMETROS CUADRADOS, abandonando a su destino a 30.000 chilenos que allí habían formado sus familias y bienes por más de tres siglos, agregando que no había ni un solo argentino en toda la zona. (15)

    El Artículo 1º del Tratado establece la frontera, de Norte a Sur, por las más altas cumbres que dividen las aguas continentales, y el límite pasará entre las vertientes de los ríos que van a desembocar al Pacífico y al Atlántico.

    El Estrecho quedó bajo la soberanía de Chile y Tierra del Fuego fue igualmente dividida de Norte a Sur, por el meridiano de la Punta Dungeness, hasta el Canal Beagle, dejando a Chile la parte occidental y a Argentina la oriental.

    13) La explicación de esta actitud es simple y evidente: Argentina rechazó un arbitraje porque no tenía ninguna posibilidad de ganarlo. (N. del Transc)

    14) La campaña de Roca, denominada «Expedición del Desierto», fue izando la bandera argentina una por una en las pocas aldeas chilenas repartidas por la Patagonia y eliminando a los indígenas. Y no sólo eso: Roca tenía instrucciones de llegar hasta la costa pacífica, y cortar Chile ¡en Puerto Montt!. Aún existen teorías expansionistas que estiman que la ciudad de Puerto Montt es el «límite natural» de Chile al Sur, y que todo el territorio existente entre Chiloé y la Antártica «geográficamente» pertenece a Argentina, ya que ahí terminaría la continuidad de la cordillera de los Andes en el Estuario de Reloncaví, según ellos. Esta fue la tesis difundida por almirantes argentinos como Hartung, Clement y Dellepiane, muy discutidas a mediados del siglo XX. (N. del Transc.)

    15) Estos pequeños caseríos transcordilleranos tenían nombres frecuentemente alusivos a Chile, como «Chilecito», «Chile Chico», «Pequeño Chile», etc. Así, podemos tener la certeza para afirmar que en la Pampa y la Patagonia casi no habitaban argentinos al momento que esta nación se apropió de ella, sino por indígenas hostiles y unos cuantos colonos chilenos, cosa que fue reconocida, entre otros, por el Coronel Olascoaga, cabecilla militar de la «Expedición del Desierto». (N. del Transc.)

    ResponderEliminar
  22. Anónimo7:21 p.m.

    Interesante no lo sabia, teníamos buenos políticos en esa época, no como ahora, que están regalando los recursos y extranjerizando la Argentina.
    Lean los chilenos que en este blog nos dicen todos los sinónimos INCAPACES.
    Entonces lo de “siempre vencedor jamás vencidos”, es puro verso.
    También lo de “Por la Razón o la Fuerza”.
    Que capos que son como actores ……PURA FICCION NOMAS,

    ResponderEliminar
  23. Anónimo8:43 p.m.

    Si Argentina hubiera atacado aldeas chilenas se habría armado una guerra.

    ResponderEliminar
  24. eres tán infantil que no mereces mayor atención,
    piensa lo que quieras me da exactamente lo mismo ..seas quien seas ...ya sea argentino o peruano travestido.
    la estupides al parecer carece de fronteras.
    veo que "piensas mucho"
    vé a un psiquiatra amigo.

    ResponderEliminar

ACLARACION: Este blog no es antiperuano ni nacionalista chileno. Este blog simplemente recopila y (a veces) comenta sobre artículos recopilados en la prensa nacional y mundial y que involucran a Chile. Si parece "cargado" hacia Perú, simplemente, es resultado de la publicación constante -y obsesiva- en ese país de artículos en que se relaciona a Chile. Así también, como ejemplo opuesto, no aparecen articulos argentinos, simplemente, porque en ese país no se publican notas frecuentes respecto Chile. Este blog también publica -de vez en cuando- artículos (peruanos o de medios internacionales) para desmitificar ciertas creencias peruanas -promovidas por medios de comunicación y políticos populistas de ese país- sobre que Perú ha superado el desarrollo chileno, lo que es usado en ese país para asegurar que Chile envidia a Perú y que por eso buscaría perjudicarlo. Es decir, se usa el mito de la superación peruana y la envidia, para incitar el odio antichileno en Perú.