Artículos Destacados

lunes, agosto 08, 2011

El país de las contradicciones

Se sabía que para el gobierno las evaluaciones en la nueva encuesta CEP iban a ser malas y lo fueron. Se sabía también que la prueba de fuego del día jueves en la Alameda con los estudiantes iba a ser complicada y, efectivamente, lo fue.

La pregunta es qué viene ahora y de qué modo discurrirá este conflicto. Como lo sabe cualquiera -y como lo ha aprendido dolorosamente la actual administración-, los escenarios siempre pueden empeorar. En estricto rigor, la teoría del rebote no tiene por qué tener mucho más sustento que una superchería animista. Hasta ahora, la oposición extrainstitucional, representada por los movimientos sociales y las trenzas de los grupos radicalizados, han estado apostando con gran éxito no a que las cosas mejoren, sino, por la inversa, a que la crisis se agudice. La idea ha sido impedir no digamos los acuerdos, sino incluso los contactos, ante la eventualidad de que la caldera pierda fuego.

Esta estrategia ha funcionado, entre otras cosas, porque los medios terminaron trivializando el conflicto, porque la oposición institucional prefirió desertar de sus posiciones y responsabilidades, trepándose a las demandas más delirantes de los estudiantes, y porque los rectores en conjunto con los agentes del buen sentido optaron por evitar planteamientos divergentes con esa marea que funde en un solo oleaje el furor político, la obstinación intelectual y la supuesta buena onda ciudadana que mantiene a los colegios ocupados y a los jóvenes convencidos del imperativo a lo mejor no de rearmar la sociedad, aunque sí de refundar la república. El temor hasta de exhortar a la racionalidad, porque tales exhortaciones podrían ser leídas en el fragor de la lucha como un síntoma de debilidad con la causa o -peor- como un arreglín con el gobierno, tiene en la práctica secuestrada a buena parte de la llamada inteligencia nacional.

Este cuadro, al margen de describir una extraña combinación de delirio maximalista con blandenguería oportunista, de lo que habla es de un enorme e impresentable vacío de liderazgo. El problema está presente en el gobierno, como muchas veces se ha dicho, y con razón, pero la verdad es que también proyecta una sombra muy perturbadora sobre la oposición, sobre los medios, sobre las organizaciones intermedias y también otras instituciones tradicionalmente atentas a los desarrollos de la sociedad chilena. El liderazgo no sólo supone una claridad de ideas respecto de la dirección que lleva la historia. Implica también una mínima capacidad para generar confianza en la gente acerca de los caminos elegidos.

Hechos de la causa

Tal como ha estado evolucionando este conflicto, quedan pocas razones para no reconocer datos que a estas alturas deben ser admitidos como hechos de la causa. Estos son algunos:

-Viene en los próximos años una cuantiosa transferencia de recursos hacia la educación que, si no queda condicionada desde ahora al cumplimiento de metas de calidad que sean cuantificables, terminará diluyéndose en puras conquistas gremiales, tal como se diluyó en los primeros años de la transición, período en que la inyección de recursos también fue sustantiva y cuando lo único que sacamos en limpio fueron colegios mejor equipados, mayores sueldos para los profesores y alumnos peor educados.

-Chile va camino de ampliar de modo muy sustantivo los dominios de la educación pública, cualquiera sea el alcance que esto tenga.

-Como la encuesta CEP revela un contundente y bastante transversal rechazo al lucro en colegios y en la educación superior, muchos establecimientos educacionales y universidades privadas entrarán a una fase de adaptación compleja. Por cierto, es dable esperar un menor flujo privado de inversiones hacia el sector. Los planteles ya existentes seguirán a lo mejor reinvirtiendo sus utilidades. Pero, ahuyentados los inversionistas privados, al final las entidades con aliento y espaldas suficientes para fundar nuevos planteles de educación superior van a ser principalmente las entidades gremiales, los movimientos apostólicos y las congregaciones religiosas. No hay que ser brujo para anticipar que el mercado universitario actual tenderá a congelarse simplemente porque son los que ya están.

-Tampoco se arriesga gran cosa asumiendo que en el futuro el Estado va a sufragar parte importante de los gastos en educación que hasta aquí estaban siendo cubiertos con gran sacrificio por las familias, sobre todo en la clase media y, principalmente, en el tramo de la educación superior.

Está bien. Seguramente eso es lo que quiere el país. Pero no deja de ser revelador que Chile, con sus nuevas aspiraciones y garantismos en materia de educación, se suba ahora al último carro del estado de bienestar y que lo haga después de una semana de pésimas noticias económicas en el frente externo y precisamente en momentos en que varios países europeos están pensando en cómo bajarse de ese tren que a ojos vista va directo -en Grecia, en Portugal, en España- al abismo.

El país tricolor

Al margen del severo castigo que impuso al gobierno, al Presidente y a las dos coaliciones, la reciente encuesta CEP agregó otra incongruencia más para entender lo que está ocurriendo en la escena pública. Ya sabíamos (y costaba su poco entenderlo) que la economía estaba bien y la política mal: gran dinamismo en las actividades productivas con un cuadro político resueltamente crispado. Mientras éste sigue igual o peor, las cifras macro ahora deben ser puestas en remojo, puesto que los recientes nubarrones de la economía internacional hacen temer una nueva recesión que podría complicar mucho nuestro horizonte económico.

Pero ahora hay un dato adicional y nos enteramos por la encuesta de otra cosa: que los chilenos estamos muy satisfechos en la esfera de la vida privada (hijos, pareja, amistades, pasatiempos, salud…). El estudio dice que sólo el trabajo se debilitó como fuente de satisfacciones en los últimos seis años. Esto podría deberse a la tantas veces debatida precarización del empleo. Sin embargo, la estabilidad financiera de las personas, según el mismo sondeo, anda mucho mejor ahora que antes, lo cual no puede sino remitir al crecimiento y al mejoramiento de los ingresos.

Era cosa de verlo esta semana: salíamos a la calle y la gente trasuntaba indignación y descontento. Grandes desórdenes, cientos de detenidos, varios policías heridos, cacerolazos prolongados y masivos. ¿Serán estos mismos ciudadanos los que se declaran más que conformes en casa? Podría ser. Pero si es así, que analistas y sociólogos comiencen a afinar su instrumental de análisis al nuevo equilibrio nacional: cuentas muy alegres en la intimidad, cuentas satisfactorias en la economía y cuentas al rojo en la política.

El problema, dicen, describiría una crisis de representación. Que los partidos dejaron de sintonizar a la ciudadanía. Que el Parlamento, por las rigideces del sistema binominal, dejó de expresar la diversidad de la sociedad. Que al Presidente, en fin, le ha ido mal en sus tentativas de hacer contacto con la ciudadanía.

Pero si de representatividad se trata, también habría que indagar a quiénes representan los dirigentes estudiantiles, elegidos casi todos con mayorías precarias en elecciones donde el verdadero ganador fue la abstención. Suerte la de ellos, porque hasta ahora se la han llevado gratis.

Artículo original

9 comentarios:

  1. Anónimo2:38 a.m.

    chicle chicle contradictoriadurado, es decir contradictorio pero y muchas cosas mas valen mierda

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10:34 a.m.

    En Mexico los estudiantes universitarios estuvieron en paro 9 meses , pero lograron obtener ! UNA EDUCACION DE CALIDAD , FINANCIADA POR EL ESTADO ! Lo mismo sucedio en Argentina , en donde los estudiantes estuvieron en paro 18 meses , pero tambien lo lograron ! VAMOS ESTUDIANTES CHILENOS , QUE SE PUEDE !

    ResponderEliminar
  3. Anónimo10:42 a.m.

    No estoy de acuerdo que la educación superior sea gratuita ya que somos un pais aun pobre y no se puede dar el lujo de ayudar a un solo sector. Sería una irresponsabilidad. lo ideal es que los estudiantes paguen lo que corresponda y no los aranceles abusivos de hoy pero que paguen. Para que despues cuando ganen millones devuelvan ese dinero al fisco para que estos sean reinvertidos en las proximas gneraciones.
    Hay que rendirles pleitecia a los que estudian en la universidad. Los demas actores sociales no existen? Que pasa con la enorme cantidad de gente que aborta la carreras o que no se la pueden, paga Moya....Seamos serios y no populacheros. En Mexico, sabemos como es México, el patio trasero de USA y el nido de nrcos. En Argentina, este sistema ideal ya no se puede mantener.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo11:08 a.m.

    Vean en You Tube : " Grave represion contra estudiantes en Chile ".

    ResponderEliminar
  5. Anónimo11:16 a.m.

    La policia tiene que reprimir los desordenes. Los podresitos niñitos vestidos de escolar tiraban piedras a los automóviles que pasaban. Esos mismos niñitos han destruido varios colegios, sus propios colegios. Los mismos niñitos han destuidos los pequeños locales del centro de Santiago...que quieren que los carabineros les digan..."tiren no mas piedras, hagan lo que quieran, destruyan bienes publicos y privados. Donde la vieron.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo5:13 p.m.

    Este articulo panfletario es un intento por desligitimar el movimiento estudiantil y legitimar los reclamos del liberalismo que ve con horror como la sociedad se revela a las directrices del mercado, que se aspire a una sociedad mas justa y a un reparto mas equitativo de la riqueza. Vomito y proclamas extremporaneas el de este`pasquin de propaganda mercantilista

    ResponderEliminar
  7. Anónimo6:40 p.m.

    en ningun estado civilizado de ahora se apodido sustentar la educacion gratuita sin pagar el precio el que me diga lo contrario lo explique aca y con base y sin palabras estupidas y sin sentido hagamos de este blog una propuesta de ideas haber que tan civilizados somos asi como pedimos plantiemos las ideas

    ResponderEliminar
  8. Anónimo6:52 p.m.

    Por culpa de PINOCHO , sigo vendiendo SUPEROCHO !!

    ResponderEliminar
  9. Anónimo7:04 p.m.

    Se dice cuando se habla de Salud , Educacion u otros gastos del Estado que " Chile no cuenta con los recursos "...solamente un ejemplo . Minera Escondida , de BHP Billiton propietaria en un 57% de la mayor mina del cobre del mundo ( 8,5% produccion mundial ) envio " escondidamente " 18.100 milllones de dolares a EE UU entre 2007 y 2010 , como ganancias despues de alegar perdidas y pagar un misero royaltie de 122 millones de dolares....Se atrvera el nuevo Ministro de Mineria , de parar esta estafa anual que se hace a vista y paciencia del Parlamento y ciudadanos de Chile ? En Australia BHP Billinton , ya se " comio " un Primer Ministro , por querer actuar solo...correo enviado por Jose Lopez Marfull a El Mercurio de Santiago.

    ResponderEliminar

ACLARACION: Este blog no es antiperuano ni nacionalista chileno. Este blog simplemente recopila y (a veces) comenta sobre artículos recopilados en la prensa nacional y mundial y que involucran a Chile. Si parece "cargado" hacia Perú, simplemente, es resultado de la publicación constante -y obsesiva- en ese país de artículos en que se relaciona a Chile. Así también, como ejemplo opuesto, no aparecen articulos argentinos, simplemente, porque en ese país no se publican notas frecuentes respecto Chile. Este blog también publica -de vez en cuando- artículos (peruanos o de medios internacionales) para desmitificar ciertas creencias peruanas -promovidas por medios de comunicación y políticos populistas de ese país- sobre que Perú ha superado el desarrollo chileno, lo que es usado en ese país para asegurar que Chile envidia a Perú y que por eso buscaría perjudicarlo. Es decir, se usa el mito de la superación peruana y la envidia, para incitar el odio antichileno en Perú.