Artículos Destacados

jueves, enero 21, 2010

Carta Abierta a Camilito

Camilo, creo que a estas alturas no te sorprenderás que ya no te tratemos de Senador, Congresista, Parlamentario o en últimas de Don, pero lo cierto es que ya no nace, hay veces en que el patrón debe tomar el toro por las astas y poner a la gente a la cual uno le encomienda trabajos en su lugar, sobretodo si éste es de carácter soberano.

Debe ser durísimo tener que asumir como el rostro de una derrota estrepitosa en las urnas, y a todas luces no debe ser justo tampoco, pero teniendo la mitad de la edad tuya (y tal vez más), ya he entendido a punto de golpes que esta carrera llamada vida, no es justa, y a lo mero macho, muchas veces debemos poner la frente y el culo para asumir culpas que son sólo en parte nuestras.

Hace 20 años en una asoleada tarde de octubre culminaste junto a un grupo de patriotas una de las gestas más duras e intensas que la historia democrática de nuestro país recuerda, por las urnas y no las balas ayudaste a sacar a una dictadura que nos tuvo sumidos en la más profunda oscuridad por 17 años.
Dos décadas más tarde te vemos como un viejo autoritarista, excluyente, dedócrata, agresivo y soberbio que en lo único que se diferencia con el caballero aquel es que sangre en tus manos no tienes (aun cuando has lucrado como muchos de esta).

¿Qué te pasó en el camino? ¿Dónde fue que perdiste el rumbo y los ideales?

Resulta lamentable verte hoy callado cuando fueron gestos como imponer a Marcelo Schilling, el mismo que junto a ti aplastó a las juventudes socialistas, en el Congreso con el mero fin de pisotear los intentos de independencia de diputados que intentaban votar con la conciencia y no con lo que dictaba su partido.

A través de asesorías de traducción castellano mapuche de tu secretaria que no habla la lengua indígena, a través de ninguneos a camaradas tuyos que legítimamente querían competir, a través de bravatas por la espalda a precandidatos que fueron derrotados nos fuiste mostrando que habías olvidado el sentido de la democracia y te habías transformado en un alcohólico no sólo borracho de poder, sino que sin intención de compartir tu botella con nadie.

Fue esa misma adicción la que te llevó a ser cómplice del engaño más grande que ha visto este país, el intentar mantener a una coalición del poder alimentando convenientemente un odio
que hoy vuelve a tener a esta país tan dividido como hace 20 años atrás.
Era más fácil mantener a los fantasmas del pasado que crear a un Chile que apuntara al desarrollo (ya que crecimiento tenemos), que cimentar un proyecto país basado en ideologías claras y robustas que por cierto nunca tuvieron.

Fue esa misma adicción la que hoy tiene a tu partido, otrora referente de renovación ideológica y humanismo transformado en un bastión del viagra y la chata, lleno de tatitas seniles encadenados a las rejas para no terminar en aquel hogar de acogida, donde los jóvenes que por años han pedido legítimamente espacio y participación los quieren hoy mandar en pleno derecho.

Lamentablemente la hora de los mea culpas para ti ya pasó, tuviste tu oportunidad de salir de las cúpulas con dignidad y la frente en alto y hoy te pedimos que cual rata te escabullas por algún agujero para ojalá no verte más, no sin antes decirnos “Cabros, la cagué bien cagada“.

Dicen que para pasar las penas, muchas veces hay que sacrificar al chancho más gordo, y está vez te tocó, mal que mal las manzanas te las comiste solo.

Ojalá asumas que llegó el momento de la retirada, porque lo cierto es que ya no te queremos cerca.

Artículo original

1 comentario:

  1. Anónimo7:52 p.m.

    Excelente tema.
    En Chile el odio ya no conduce a nada.
    Camilo odias a Pinochet?
    A Mi no me interesa!
    Me interesa encontrar empleo, y que mis hijos cuando los tenga encuentren un país desarrollado.
    Esa amargura y cultura del odio, ya esta pasada de moda. Jubílate viejo amargado y dejanos vivir un nuevo Chile.

    ResponderEliminar

ACLARACION: Este blog no es antiperuano ni nacionalista chileno. Este blog simplemente recopila y (a veces) comenta sobre artículos recopilados en la prensa nacional y mundial y que involucran a Chile. Si parece "cargado" hacia Perú, simplemente, es resultado de la publicación constante -y obsesiva- en ese país de artículos en que se relaciona a Chile. Así también, como ejemplo opuesto, no aparecen articulos argentinos, simplemente, porque en ese país no se publican notas frecuentes respecto Chile. Este blog también publica -de vez en cuando- artículos (peruanos o de medios internacionales) para desmitificar ciertas creencias peruanas -promovidas por medios de comunicación y políticos populistas de ese país- sobre que Perú ha superado el desarrollo chileno, lo que es usado en ese país para asegurar que Chile envidia a Perú y que por eso buscaría perjudicarlo. Es decir, se usa el mito de la superación peruana y la envidia, para incitar el odio antichileno en Perú.