Artículos Destacados

martes, marzo 30, 2010

Scorpene Carrera: 45 minutos de "combate submarino"

El relato inédito de los tripulantes que lucharon contra el maremoto bajo el agua.

El comandante del submarino "General Carrera" -uno de los dos más poderosos, modernos y caros del país- relata lo que vivieron él y su tripulación al "enfrentarse" al maremoto.

La ola los arrastró y los hizo girar durante casi una hora, junto a otros barcos, como en una licuadora.

Poco después de las 3:30 de la mañana del sábado 27 de febrero, el capitán de fragata Hernán Parga (42 años), comandante del submarino Scorpene General Carrera (SS-22), se despertó abruptamente, como muchos otros chilenos, debido al terremoto. Como apenas pudo ponerse en pie, de inmediato se dio cuenta de la gran intensidad del movimiento y fue a buscar a sus hijos que dormían en el cuarto contiguo, en su casa en Talcahuano. "Tuve que despertar a uno de ellos, que ni siquiera sintió el temblor", cuenta.

A los pocos minutos, sonó su celular. Era el oficial de guardia del submarino, que estaba fondeado en la base naval listo para su revisión de rutina en los diques de Asmar. "Se sintió como si el agua nos diera latigazos. El submarino saltaba del movimiento", cuenta el Cabo primero José Riffo, que estaba de guardia.

El comandante le ordenó aplicar el protocolo que indica la Armada para terremotos: prepararse para zarpar. Él llegaría lo antes posible para liderar las maniobras.

Parga tomó su auto, fue a dejar a su familia a un sitio seguro, y luego bajó hacia la base. Habían pasado unos 30 minutos. Aunque aún no había información oficial sobre un posible maremoto, ya estaban junto a él el segundo comandante y los oficiales ingeniero y electricista.

El "Carrera" estaba listo para zarpar, pero Parga notó que el nivel del mar estaba bajando demasiado.

La lancha remolcadora "Fueguino", que ayuda a la flota de submarinos a moverse en superficie durante las maniobras de puerto, ya estaba transportando la nave hacia afuera cuando de pronto se sintió un ruido. El submarino había tocado fondo. Estaban atrapados.

"En ese instante, escuchamos por nuestra vía de comunicación para emergencias que los buques que ya habían salido del puerto avisaban que venía el mar", dice el comandante. Ante la imposibilidad de hacer otra cosa, dio la orden de que todo el personal ingresara al submarino, donde no tuvieron más opción que esperar el golpe de las olas.

"Estábamos cuatro en cubierta cuando, a lo lejos el teniente Álvarez vio la ola. Aseguramos todo y nos metimos al submarino", agrega Riffo.

Los minutos de terror

Posado, como estaba, en el fondo barroso del puerto de Talcahuano, el submarino no pudo evitar el impacto. Con un gran estruendo, la primera ola lo levantó y arrojó unos metros más atrás, dentro de las dársenas del puerto, un sector semicerrado con buenas condiciones para el amarre de embarcaciones debido a la poca corriente, pero que en ese momento se convirtió en una verdadera licuadora. "Estábamos posado, pero sentimos como la ola nos levantaba", dice Riffo. "La fuerza del mar nos arrojó hacia adentro, donde empezamos a dar vueltas", agrega el comandante.

Entonces comenzó el infierno, pues no sólo el "Carrera" quedó confinado en un espacio de 300 x 300 metros y de cerca de 12 metros de profundidad. La fuerza del mar provocó que cuatro diques flotantes, un barco mercante y un pesquero de gran tamaño soltaran amarras y fueran llevados hacia el mismo lugar.

"Nos movíamos para todos lados y chocábamos con distintas cosas. Cada vez que algo nos rozaba, adentro sonaba muy fuerte. Desde el puente de mando veíamos cómo pasaban los buques por arriba de nosotros, sin tocarnos. El mercante pasó a un metro y nos tratamos de comunicar con ellos, pero al parecer eran chinos, no nos entendían. El ancla pasó rozándonos", cuenta Parga.

Uno de estos obstáculos no pudo ser evitado. En uno de los giros, el "Carrera" colisionó contra un dique flotante de Asmar. La situación podía ser gravísima. El submarino seguía a flote, pero no había cómo saber la magnitud de los daños. Durante 45 interminables minutos, y casi sin sentido de la orientación, los tripulantes maniobraron para mantener al submarino estable y eludir colisiones. "Había miedo, sí. Pero mantuvimos la frialdad. Al menos comprobamos que no había vías de agua", cuenta el cabo.

"Luego de eso, el nivel del agua bajó y la corriente empezó a calmarse. Como necesitábamos salir de ahí, envié a algunos hombres a cubierta para ver qué pasaba", recuerda Parga. Recién en ese momento, la tripulación del "Carrera" se dio cuenta de lo que había pasado. "No se veían los barcos que antes habían estado en los astilleros. Todo estaba destrozado en la base. Y eso que no teníamos vista de la ciudad", dice el comandante.

El milagro del "Fueguino"

Sin embargo, aún estaban en problemas. Fabricados para ser rápidos bajo el agua, los submarinos tienen poca maniobrabilidad en superficie y necesitan de una nave menor que los transporte. Y era poco probable que el pequeño "Fueguino" (de apenas 4,5 metros de eslora) hubiese podido soportar la ola... "Pero de pronto, ahí estaba, intacto. No nos podíamos explicar cómo sus dos tripulantes habían podido esquivar todos los obstáculos. Si algo los hubiera tocado, se habrían hundido inmediatamente", relata el comandante, aún impresionado. Al instante, usaron las líneas de emergencia para comunicarse con la nave, que inició las maniobras de remolque.

Pero la operación era delicada. Para salir de las dársenas, el "Fueguino" debía maniobrar por un pequeño espacio entre las compuertas y el enorme pesquero, que estaba atorado en la entrada. "Pero antes había pasado el buque factoría, y me dije: 'si ese bicho grande pasó, yo también paso'. En diez minutos ya estábamos afuera". Una vez ahí, sólo faltaba comprobar el estado del submarino. ¿Funcionarían las turbinas? La incertidumbre para la tripulación era insoportable. La flamante adquisición de la Armada de Chile corría el riesgo de pasar a ocupar un dique en los próximos meses. Sin embargo, el "Carrera" sólo había recibido golpes superficiales, y con sus propios propulsores se impulsó hasta la Isla Quiriquina, donde fondeó esperando que volviera la calma.

"Vengo de una familia naval, pero ni a mi padre ni a mi abuelo les tocó ver algo como esto. Mi tripulación actuó de forma extraordinaria. Demostramos que estamos listos para lo que necesita la institución y para lo que necesita Chile. Estoy muy orgulloso", asegura el comandante.

El domingo, al regresar a la base, muchos de los tripulantes se encontraron con que no tenían casa. Por ello, apenas pisaron tierra, fueron a ver a sus familias y a ayudar a sus colegas. Todos, salvo Hernán Parga. Él se quedó un día más a bordo. Como si temiera que algo pasaría otra vez.

Su superior, el comandante en jefe de la Fuerza de Submarinos, comodoro Ronald von der Weth Fischer, asegura, tras el incidente, que "las capacidades de las fuerzas submarinas están intactas. El "Carrera" iniciará su entrenamiento en la zona centro del país después de Semana Santa", y agrega que "me siento orgulloso de mis comandantes y sus dotaciones". Asimismo, reconoce que Chile perfectamente podría haber perdido toda su fuerza de submarinos y dice con humor "Dios al parecer es submarinista...y chileno".

Artículo original

19 comentarios:

  1. Anónimo2:41 p. m.

    Que relato más extraordinario, el leerlo me hace imaginar la tensión del momento, el dirigirse al submarino, a la costa sabiendo que perfectamente se podría producir un maremoto, con una frialdad, y ver que el nivel del agua baja, corroborando la tesis de tsunami, el introducirse y esperar el golpe, sencillamente espeluznante, pero gracias al entrenamiento de nuestros marinos y comandantes, salieron todos ilesos (incluido el carrera), demostrando que nuestra gente está preparada; mis saludos y respetos a nuestra querida ARMADA DE CHILE!!!!!! y a las tripulaciones del Carrera y el Fueguino por tan loable y heroico accionar!!!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11:21 p. m.

    Si el capitán hubiera aplicado el protocolo para terremoto a su propia conducta no habría perdido esa preciosa media hora en ir a dejar a SU familia arriba del cerro: se la habría encargado a un subordinado y habría ido a cumplir con su deber como oficial, con lo que habría alcanzado a salir mar adentro. El submarino lo salvaron los de la Fueguino. El oficial Parga: poco profesional.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo10:21 a. m.

      yo pense lo mismo,en general las fuerzas armadas deberian tener un resguardo especial para sus familias para que personal de gran importancia pueda estar al 100%,muchos marinos de menor grado pudieron sacar a la familia del oficial parga,mientras este se hace cargo del asunto.

      Eliminar
    2. Anónimo10:46 a. m.

      Este oficial Parga es una verguenza para Chile, le haría falta releer la biografía de Prat, que entregó todo por los demás (nosotros) y su Patria y no perdió 30 minutos en "ir a dejar a su familia a un lugar seguro"... Humanamente entendible, pero no para un oficial de la Armada responsable de una de las principales armas de Chile. Reflejo de la "nueva Armada", oficiales individualistas, reyes de los cocktails y poco patriotismo

      Eliminar
  3. Anónimo7:55 p. m.

    que mentira mas burda mi primo estaba alli, y no fue asi, ellos llegaron despues del stunami y el carrera estaba ahi todo dañado y recien entraron en la maquina solo para saber si funcionaban las maquinas y poder sacarlo, y si no no habia nada que hacer ya que no habia tripulacion para ello, conforme fueron llegando despues del tsunami completaron el personal basico para salir de la zona, mi primo dice que la gente arranco por sus vidas y la de sus familias primero, y el mismo comandante salio bolando con su familia, que submarino ni que gueaa

    ResponderEliminar
  4. Anónimo4:59 p. m.

    que maravilla de submarino este, resulta que ahora nos enteramos que son autonomos y toman sus propias deciciones com skynet en terminator,por que segun lo que relata el señor que se entero por su primo que no habia nadie para tripular al carrera, la unica explicacion que queda es esta, es de tonto suponer que este navio se salvo solo por las circuntancias extrañas de la vida y no por el manejo habil de la tripulacion del submarino y del fueguino,creo que este señor deberia tener mas cuidado al relatar la historia de su primo, por que si el estaba hay, deberia explicarnos como fue el unico que sobrevivio al tsunami, creo que la mentira mas burda como dice este señor, es la que cuenta su primo.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo7:53 p. m.

    Esta noticia aparecio publicada en el extranjero,el pasado mes de Mayo. Solo ahora la publican en Chile ?

    ResponderEliminar
  6. Anónimo10:31 p. m.

    CREO QUE ESTA LINEAS, DAN A DEMOSTRAR A NUESTROS MARINOS HEROICOS COMO PRAT, LISTOS A DAR LA VIDA POR SUS IDEALES, DEJANDO SU FAMILIA INCLUSIVE, ELLOS SABEN QUE ESTA ARMA NOS DEFENDERA EN CASO QUE PERÚ SE DECIDA A DECLARARNOS LA GUERRA, POR ESO SALVARON LOS SUBMARINOS Y NO QUEDARON DAÑADOS. RECUERDEN QUE EN CASO DE UNA GUERRA ESTOS SUBMARINOS SON LOS QUE NOS DEFENDERAN EN LOS LIMITES CONTRA PERU. VIVA CHILE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo10:49 a. m.

      Este comandante, que dedico 30minutos a "salvar a su familia" y no a Chile es justamente la antítesis de lo que demostró toda su vida Prat

      Eliminar
  7. Anónimo12:03 p. m.

    ANIMALES CHILENOS USTEDES SERAN DESTRUIDOS......

    ResponderEliminar
  8. Anónimo12:01 a. m.

    QUE PELICULITA SE FILMO EL COMANDANTITO CHILENO, NO?. ASI SON LOS CHILOTES: VIVEN DE SUS FANTASIAS...

    ResponderEliminar
  9. Anónimo1:26 a. m.

    Qué peliculita se mandó el comandantito chileno del Carrera, eh?. El de "Das Boote" quedó hecho un poroto. Seguro que ahora los chilindios van a querer haser una una peliculita como la de los 33. Ay chilitos: siguen con su costumbre de armarse glorias de cartón, pobre país chico y enseguecido de vanas ilusiones de grandesas que solo ellos ven. Chao desde Tumbes.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo11:37 a. m.

    CHAO CHOLO FRITANGUERO TUMBAO, POR LOS ECUATORIANOS.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo12:32 p. m.

    EL PERU CUENTA HOY CON LA MEJOR Y MAS PODEROSA FLOTA DE SUBMARINOS ALEMANES U209 DE SUDAMERICA.

    SUBMARINOS DE FABRICACION ALEMANA.

    NO SON ESPAÑOLES.!!!
    PROTOTIPOS DE COMPUTADORA ESPAÑOLES...JIJIJIJI

    ¿ESPAÑA CREANDO SUBMARINOS?

    CHILE TIENE 2.

    ResponderEliminar
  12. El Scorpene es un submarino de quinta generación desarrollado entre Francia y España por medio de los astilleros DCN y las mismas instalaciones españolas de la compañía Navantia, sin olvidar que este tipo de naves están para la exportación y no para el consumo de los países constructores originales, además que en los años posteriores a la entrega de las dos unidades a la Armada de Chile, se unio al proyecto la compañía india Mazagon Dock Limited y la compañía brasilera Brazilian Navy Shipyard, así que por ende no miraría en menos este tipo de navíos, sin olvidar que los submarinos Tipo 209 por mucho que tengan upgrade no es lo mismo que un buque de recién construcción y adquisición.

    Si hablaran de que poseyeran submarinos Tipo 212 o 214 esa sería otra historia, pero no es así, además en unos más los mismos Tipo 209 1400L con upgrade de 2008, se debe empezar a considerar a los sucesores de estos nobles submarinos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  13. MODERNOS SKORPONES DE UNA DESTRUYEN las 6 cafeteras del bajo peru

    ResponderEliminar
  14. Anónimo8:15 p. m.

    tienen razon los peruanos ellos tienen la maejor flota de submarinos,,los chilenos tenemos malos submarinos y barcos y tambien aviones ,nunca hemos ganado una guerra con dos paises y el tercero que no pelio pero nos cago con la patagonia a traicion ,,eso somos los chilenos ,,pero a pesar de todos los borramos del mapa con solo nuestras manos..asi que no despierten al araucano que llebamos dentro o si no se arrepemtiran ,,esto es para los tres vecinos mala leche de chile ,,se los digo con humilda,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo12:30 a. m.

      Para el chileno anónimo, para el que incluyó a la Argentina en un ridícula discusión...larga el pisco..

      Eliminar
  15. Anónimo12:09 a. m.

    LAS GUERRAS LAS INICIAN LOS QUE SE CONOCEN Y lAS PELEAN LOS QUE NO SE CONOCEN.

    ResponderEliminar

ACLARACION: Este blog no es antiperuano ni nacionalista chileno. Este blog simplemente recopila y (a veces) comenta sobre artículos recopilados en la prensa nacional y mundial y que involucran a Chile. Si parece "cargado" hacia Perú, simplemente, es resultado de la publicación constante -y obsesiva- en ese país de artículos en que se relaciona a Chile. Así también, como ejemplo opuesto, no aparecen articulos argentinos, simplemente, porque en ese país no se publican notas frecuentes respecto Chile. Este blog también publica -de vez en cuando- artículos (peruanos o de medios internacionales) para desmitificar ciertas creencias peruanas -promovidas por medios de comunicación y políticos populistas de ese país- sobre que Perú ha superado el desarrollo chileno, lo que es usado en ese país para asegurar que Chile envidia a Perú y que por eso buscaría perjudicarlo. Es decir, se usa el mito de la superación peruana y la envidia, para incitar el odio antichileno en Perú.