Artículos Destacados

miércoles, abril 13, 2011

Intendencia Metropolitana suma 303 cámaras de vigilancia urbana

El servicio tendiente a prevenir el delito se extiende a comunas que nunca han tenido un sistema de estas características e implica una inversión de 1.661 millones de pesos.

Un proyecto financiado por el gobierno regional metropolitano, y ejecutado por Chilectra, permitirá más que duplicar el sistema de televigilancia existente en la capital, incorporando 303 nuevos dispositivos de última generación -con conexión IP y alta resolución- y que se agregarán a los cerca de 200 equipos ya existentes, lo que totalizará más de medio millar de cámaras sólo en la región.

La iniciativa tiene un costo total de 1.661 millones de pesos, equivalente a 3,5 millones de dólares, provenientes del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR), y su puesta en marcha en 23 comunas beneficiadas tiene un plazo máximo de ejecución de ocho meses.

Esto involucra, además de la instalación de las cámaras, la habilitación de 13 nuevas centrales de monitoreo en igual número de municipios.

El equipamiento de video y vigilancia, la transmisión de la señal, el registro de datos y la plataforma de gestión han sido diseñados y fabricados para operar en forma ininterrumpida -en condiciones normales- las 24 horas del día y los 365 días del año, dotando de herramientas a sus operadores para observar los puntos neurálgicos seleccionados en sus respectivas comunas, permitiendo identificar, controlar y prevenir hechos delictuales, presencia de comercio ilegal, alteraciones del orden público, accidentes de tránsito, alerta de incendios, anegamientos, entre otros eventos.

En ese contexto, en dependencias de la Intendencia de Santiago, se realizó esta mañana la firma del contrato entre el Gobierno Regional y Chilectra.

Al respecto, el intendente Fernando Echeverría, señaló que “este proyecto se condice con los esfuerzos del Gobierno del Presidente Sebastián Piñera -canalizado a través del Plan Chile Seguro- tendientes a disminuir los índices delictivos en el país y que se tradujo en que sólo en la Región Metropolitana, en el último año, disminuyeran los delitos de mayor connotación social en 15,5 por ciento, lográndose así la meta fijada para el 2014”.

COMUNAS BENEFICIADAS

Este proyecto se divide en cuatro grandes grupos. El primero corresponde a comunas que nunca han tenido el sistema o que requieren su reposición total como Pudahuel, Lo Prado, Calera de Tango, San Ramón, Lo Espejo, Cerrillos, San Miguel, La Cisterna, El Bosque, San Bernardo, Quinta Normal y Ñuñoa.

El segundo grupo corresponde a la comuna de Santiago, que es donde se realizará la mayor intervención, con 78 cámaras, de las cuales 50 corresponden a puntos nuevos, como la zona del Barrio Brasil, el eje Alameda, Barrio Meiggs y Parque O’Higgins, y la reposición de unidades en lugares que utilizaban el antiguo sistema analógico, como ocurre en los paseos Huérfanos, Ahumada y Estado.

El tercer ítem concierne a Talagante, en donde se instalarán 15 cámaras de televigilancia más la central de monitoreo.

El último grupo son comunas que amplían su sistema ya existente, que es el caso de Estación Central, San Joaquín, Puente Alto, Recoleta, Renca, Providencia, Maipú, Huechuraba y Quilicura.

Artículo original

1 comentario:

  1. Anónimo11:13 a.m.

    buenos aires esta plagado de esas cámaras, párese gran hermano ej: solo en el municipio de tigre hay mas de 500 camaras

    ResponderEliminar

ACLARACION: Este blog no es antiperuano ni nacionalista chileno. Este blog simplemente recopila y (a veces) comenta sobre artículos recopilados en la prensa nacional y mundial y que involucran a Chile. Si parece "cargado" hacia Perú, simplemente, es resultado de la publicación constante -y obsesiva- en ese país de artículos en que se relaciona a Chile. Así también, como ejemplo opuesto, no aparecen articulos argentinos, simplemente, porque en ese país no se publican notas frecuentes respecto Chile. Este blog también publica -de vez en cuando- artículos (peruanos o de medios internacionales) para desmitificar ciertas creencias peruanas -promovidas por medios de comunicación y políticos populistas de ese país- sobre que Perú ha superado el desarrollo chileno, lo que es usado en ese país para asegurar que Chile envidia a Perú y que por eso buscaría perjudicarlo. Es decir, se usa el mito de la superación peruana y la envidia, para incitar el odio antichileno en Perú.