Artículos Destacados

sábado, septiembre 25, 2010

Desciframiento integral del genoma del virus ISA impacta industria salmonera mundial

Colaboración de El Mago

Dos años de intenso trabajo llevaron a que científicos de la Universidad de Santiago de Chile, dieran con el origen del virus de anemia infecciosa del salmón (ISA) y, de esta forma, se cuente con todos los medios para desarrollar anticuerpos y vacunas que permitan controlar su expansión, y la extrema mortalidad en la especie de salmón del atlántico que se cultiva en Chile.

El descubrimiento que da cuenta que expertos del Centro de Biotecnología Acuícola de la Universidad de Santiago de Chile vinculan el origen del virus ISA , y que tanto daño provocó en nuestro país, con una cepa noruega de la enfermedad, ha tenido repercusiones a nivel mundial.

Un estudio publicado por este Centro de la Facultad de Química y Biología de la Usach, en la Revista de Virología, despertó el interés no sólo de los equipos científicos de otros países que trabajan en el mismo tema, sino que también de la industria salmonera mundial y nacional, que en años recientes ha debido enfrentar una de las infecciones más devastadoras de la historia de la salmonicultura.

El equipo de investigación es encabezado por el Dr. Eugenio Spencer y por la Dra. Mónica Imarai, y aglutina el trabajo de diversos investigadores de la Facultad de Química y Biología de esta casa e estudios, como Ana María Sandino, Miguel Ríos, Rodrigo Vidal y Marcelo Cortez.

Este último explica que el desciframiento integral del genoma del “virus ISA chileno” (para identificar el virus que afectó y afecta a la producción nacional, con las consiguientes pérdidas económicas y de fuentes de empleo), tiene proyecciones de relevancia mundial.

Primero, asegura Cortez, se despeja la duda sobre el origen del virus presente en los salmones del atlántico cultivados en Chile. “Los que introdujeron las ovas noruegas decían que no podía ser que el virus llegará a través de esas importaciones, que se trataba de ovas certificadas. Descubrimos meridianamente que este virus llegó a Chile desde Noruega por ese medio justamente, ya que no estuvo antes presente en el medio ambiente nacional”, señala el Dr. Cortez.

En este sentido, el científico de la Usach aclara que no se trata sólo del virus ISA, de origen noruego, sino que de uno muy virulento. “Al descubrir la trazabilidad molecular de este virus, nos damos cuenta que una de sus proteínas facilita la entrada del virus a las células, lo que hace que tenga una mayor eficiencia en su contagio. Es decir, se trata de un virus muy patogénico, con una mortalidad muy alta”, puntualiza.

De la misma forma, se pudo constatar que el ingreso del virus a la cadena productiva nacional se produjo entre 1990 y 1996, ya que no presenta mutaciones que permitan que el virus se diferencie totalmente de sus “parientes” noruegos.

Otro aporte de esta investigación, destaca el Dr. Cortez, es que se obtuvo información central y relevante de un virus sobre el cual existe poca investigación asociada. “Del virus ISA deben haber 140 publicaciones a nivel mundial; mucha se podrá decir, pero si la comparamos con las decenas de miles que existen de la influenza humana, podemos percatarnos de lo que significa haber obtenido el genoma del ISA, hacer este aporte”, plantea el investigador de la Usach.

“Tenemos los genomas aislados, listos para producir anticuerpos y vacunas; tenemos el material genético para hacer cualquier trabajo que signifique hacer frente al problema del virus ISA”, concluye Cortez.

Artículo original

5 comentarios:

  1. Anónimo5:32 p.m.

    Es un episodio de la guerra bioquímica y el sabotaje industrial de gobiernos y empresas extranjeras.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9:16 p.m.

    Bien la USACH...

    Ahora a devolverle la mano a los noruegos que nos sabotearon la producción.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo1:04 p.m.

    que bien en todo caso fue culpa de los mismos empresarios chilenos por invertir en seguridad ahora tendran que invertir mas por pavos ...aunque eso hace bien xD... ahora tendran que enviar unos salmones comandos para savotear las bases salmoneras del atlantico norte!

    ResponderEliminar
  4. Anónimo8:51 p.m.

    Agradecemos a estos científicos Chilenos que han aclarado el origen del virus ISA. Llama la atención que la variedad del ISAv que llego desde Noruega en ovas, sea una de las mas virulentas. "sabotaje industrial". Algunos no lo Creen. Como resultado, la industria Noruega acaparo una importante fracción del mercado que tenia Chile. Fue una buena y efectiva bomba viral la que nos enviaron. Esperemos no ser bombardeados nuevamente con algún otro patógeno peligroso. Los productores deben confiar mas en los insumos y tecnología local y el SAG debe hacer mejor su trabajo.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo12:33 a.m.

    JAJAJA..... Como decia Diego? Que la sigan chupando...... a los Europeos, como hoy lo hace el SEGASTIAN !! Ya veran mas resultados positivos !! Por eso Chavez o Lula se arman, para defender la riqueza de sus paises, no como aca que lo unico que sabemos es SALAMERIA con estos explotadores !!

    ResponderEliminar

ACLARACION: Este blog no es antiperuano ni nacionalista chileno. Este blog simplemente recopila y (a veces) comenta sobre artículos recopilados en la prensa nacional y mundial y que involucran a Chile. Si parece "cargado" hacia Perú, simplemente, es resultado de la publicación constante -y obsesiva- en ese país de artículos en que se relaciona a Chile. Así también, como ejemplo opuesto, no aparecen articulos argentinos, simplemente, porque en ese país no se publican notas frecuentes respecto Chile. Este blog también publica -de vez en cuando- artículos (peruanos o de medios internacionales) para desmitificar ciertas creencias peruanas -promovidas por medios de comunicación y políticos populistas de ese país- sobre que Perú ha superado el desarrollo chileno, lo que es usado en ese país para asegurar que Chile envidia a Perú y que por eso buscaría perjudicarlo. Es decir, se usa el mito de la superación peruana y la envidia, para incitar el odio antichileno en Perú.