Artículos Destacados

domingo, octubre 02, 2011

El escenario que podría enfrentar Chile el 2012 si crisis global se agudiza

Los economistas ven un escenario de riesgo en el que el PIB podría pasar de crecer 4,5% a hacerlo de 3,5% hacia abajo, con un menor precio del cobre y mayor desempleo.

Un crecimiento del PIB en torno a 4,6% -frente a una expansión de 6,4% este año- considera hoy el escenario central de proyecciones del mercado para Chile en 2012. Sin embargo, en la medida en que se renuevan los temores sobre un deterioro mayor a nivel global, liderados por la crisis del mundo desarrollado, los economistas coinciden en que el balance de riesgos para la economía doméstica es claramente a la baja.

El panorama más negativo que puede darse en el exterior va desde la eventual incapacidad de Grecia para hacer frente a su deuda soberana -contagiando la insolvencia hacia la periferia europea-, sumada a una desaceleración mayor de la economía de EEUU, hasta una recesión importante en ambos bloques.

En distintos grados, lo anterior se traduciría en una caída en la demanda por exportaciones y bajas en los precios de commodities -entre ellos el cobre-, más un encarecimiento del costo de financiamiento. Combinados, estos factores podrían afectar con fuerza a la economía global y también a Chile, con el riesgo incluso de asimilarse a lo vivido en la crisis de 2008-2009 (ver recuadro).

Las proyecciones de crecimiento doméstico, de materializarse un escenario externo más malo, se ubican del orden de 3,5% hacia abajo, con un amplio rango hasta, incluso, una caída del PIB en torno a 2%, muy similar al -1,7% que se registró en la crisis de 2009.

En esa línea, los economistas creen que el descenso en el incremento de la actividad podría traducirse en una política fiscal más expansiva el próximo año (ver recuadro).

Las proyecciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) de septiembre consideran un crecimiento del PIB mundial de 4% en 2012 -idéntico a lo previsto para este año, impulsado mayoritariamente por los emergentes (6,1%), mientras el mundo desarrollado se expandiría sólo un 1,9%.

Para Europa, la proyección es de 1,1% y para Estados Unidos, de 1,8%. Para Chile espera un 4,7%. En tanto, los pronósticos globales de los bancos de inversión para el próximo año se ubican en torno a 3,5%.

El deterioro del PIB
La probabilidad de un deterioro global mayor es elevada, sostienen los expertos, y algunos la cifran en un 40%. Hermann González, de Zahler y Co., asegura que los mayores riesgos son un default soberano en Europa del Sur -que tendría implicancias en la solvencia de los bancos-, una ralentización mayor o recesión de la economía estadounidense y un sobreajuste de la economía china para frenar su inflación.

"Si se concreta cualquiera de estos riesgos, se enfrentaría una nueva recesión global, que hoy creo que tiene una probabilidad de 40%, y el PIB de Chile crecería 2% o menos el próximo año", explica.

Opinión similar tiene Cecilia Cifuentes, de LyD. "Nuestra última estimación de crecimiento está en 4,5%, cifra que supone que haya una salida relativamente ordenada a la situación europea. Sin embargo, la probabilidad de una profundización de la crisis es cada vez más alta, ya que es indesmentible que Grecia no puede pagar su deuda. Si la crisis se profundiza es factible pensar en un crecimiento en Chile de entre 1% y 2%".

Angel Cabrera, de Forecast, señala que si bien el escenario base es una expansión del PIB chileno entre 4% y 4,5%, "la situación de riesgo es cada vez más incremental, con la crisis europea profundizándose y aumentando la posibilidad de que derive en una recesión mundial. De darse, sería un problema más severo que en 2008-2009, ya que esta vez la capacidad de respuesta es menor a nivel monetario y fiscal".

Más pesimista, Alejandro Fernández, de Gemines, tiene como escenario central una desaceleración de la economía mundial, incluyendo un default en Grecia, lo que llevaría el crecimiento de Chile a un rango de entre 2% a 2,5%.

Cree que en caso de una agudización de la crisis, con el PIB global sin variación o descendiendo el próximo año, el impacto en el país sería mayor que en 2008-2009. "No habría rebote como en 2010, sino caída y estancamiento por varios años. Ahí, el PIB de Chile podría descender hasta un 2%".

En el extremo opuesto, Juan Pablo Castro, de Santander GBM, prevé que un panorama externo más negativo podría llevar a Chile a crecer algo por debajo de 4%.

Demanda y desempleo
Una desaceleración mayor -o recesión- en el mundo desarrollado se traduciría en una menor demanda y precios de commodities, según los expertos. En ese escenario, Alejandro Puente, de BBVA, advierte que "el cobre podría caer incluso bajo US$ 3 la libra, si bien no creemos que llegue a desplomarse a niveles similares a los observados tras la caída de Lehman Brothers, en torno de US$ 1,5 la libra".

La Ley de Presupuestos estimó un precio del cobre de largo plazo de US$ 3,02.

A nivel local, los analistas apuntan mayoritariamente a que el escenario central considera una importante expansión de la demanda, cercana al 6%, impulsada por una inversión creciendo al 10%. Sin embargo, anticipan que un deterioro de las condiciones externas impactaría el desempeño de esa demanda.

"Los principales efectos sobre la demanda interna son un menor crecimiento del consumo de los hogares y un menor crecimiento del crédito. También una desaceleración de la inversión, sin descartar una eventual caída en los montos invertidos", dice George Lever, gerente de estudios de la CCS.

El presidente de la CPC, Lorenzo Constans, admite que la situación es "inestable", si bien ve que el país se encuentra en buen pie para enfrentar un mayor deterioro a través de la política fiscal y monetaria. Añade que la multigremial se encuentra preparando un catastro pormenorizado con las proyecciones de cada sector para el próximo año.

En materia laboral, los expertos son cautos y, en general, calculan que en un escenario más restrictivo el desempleo podría volver a un 8,5% -hoy está en 7,4%-, menor a los dos dígitos que alcanzó en 2009, por la fuerte creación de empleos en el último año.

Según la ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, hasta ahora se estima que la tasa de desocupación se mantendrá en torno a 7% en 2012, lo que dependerá de la evolución de la economía mundial y local.

Dólar y tasas
Los economistas estiman que la desaceleración global podría implicar una apreciación adicional del dólar. "Si esto desencadena en una crisis mayor a lo que prevé el FMI, el dólar -hoy en $ 515- podría llegar hasta $ 550. Pero ese no es el escenario central, más en torno a los $ 500", a juicio de Juan Pablo Castro, de Santander GBM.

Coincide Sebastián Cerda, de CorpResearch, para quien la gran diferencia con la crisis financiera de 2008-2009 radica en que en dicho momento la inflación y las tasas de interés eran más elevadas que hoy.

Sobre esto último señala que en caso de turbulencias mayores, el BC debería actuar de manera proactiva, bajando la tasa de política monetaria. Los economistas creen que mientras en el escenario base la tasa de interés alcanzaría un nivel cercano a 4,75% -versus 5,25% actual-, en un contexto de crisis podría acercarse a 3%.

Artículo original

2 comentarios:

  1. Anónimo10:02 p.m.

    el alumno acompaña al maestro en su caida......chau animales chilenos....

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11:34 p.m.

    Crecimiento que solo llega a un 15% de la poblacion nacional....el 85% restante , a seguir " mascando la chuleta de goma " !!

    ResponderEliminar

ACLARACION: Este blog no es antiperuano ni nacionalista chileno. Este blog simplemente recopila y (a veces) comenta sobre artículos recopilados en la prensa nacional y mundial y que involucran a Chile. Si parece "cargado" hacia Perú, simplemente, es resultado de la publicación constante -y obsesiva- en ese país de artículos en que se relaciona a Chile. Así también, como ejemplo opuesto, no aparecen articulos argentinos, simplemente, porque en ese país no se publican notas frecuentes respecto Chile. Este blog también publica -de vez en cuando- artículos (peruanos o de medios internacionales) para desmitificar ciertas creencias peruanas -promovidas por medios de comunicación y políticos populistas de ese país- sobre que Perú ha superado el desarrollo chileno, lo que es usado en ese país para asegurar que Chile envidia a Perú y que por eso buscaría perjudicarlo. Es decir, se usa el mito de la superación peruana y la envidia, para incitar el odio antichileno en Perú.