Artículos Destacados

jueves, marzo 11, 2010

CNN Chile: El Katrina del Gobierno de Bachelet

No puedo sacar de mi mente a esas mujeres con sus niños en los brazos buscando comida en medio del barro en lo que quedó del puerto de Talcahuano, tampoco puedo dejar de pensar en esos camiones de la Onemi esperando desde las 2:00 de la mañana del miércoles pasado y luego, 10 horas más tarde, a un funcionario dar el visto bueno para que pasaran los alimentos a Concepción y alrededores.

Y es que es verdad que hay que levantarse, enfocar los esfuerzos en aquello, pero no puede ser que quienes tuvieron responsabilidad en estas inexcusables descordinaciones se amparen en sus cargos. A mí nadie me contó nada, yo estuve ahí. Vi cómo los militares llegaron recién en la tarde del domingo a Constitución (sin armas), momento en que la ciudad ya había sido absolutamente desvalijada por delincuentes, muchos de ellos con poder adquisitivo, que sencillamente llegaron con sus camionetas todo terreno a saquear supermercados para luego revender en los cerros a humildes y decentes ciudadanos. Y es que literalmente no dejaron nada, pero nada.

Eso explica la desesperación de los más modestos, los mismos que no robaron, los mismos que confiaban que la ayuda llegaría en forma rápida, ayuda que sólo comenzó a repartirse el miércoles, cinco días después de la tragedia. ¿Qué se le dice a esas personas cuando la Presidenta señalaba que los suministros estaban “asegurados”?, ¿qué pueden entender esos chilenos que buscan a sus familiares entre el barro mientras los vándalos se roban hasta las bisagras de sus puertas?

Cuando dejamos Constitución las autoridades todavía intentaban ponerse de acuerdo para llegar con la ayuda a la población, mientras las familias de los cerros hacían fogatas y se armaban con cuchillos porque el siguiente paso delictual era ingresar a las pocas viviendas que quedaron en pie.

En Talcahuano la situación de orden público era aún peor, 500 infantes de marina intentaban controlar el orden público en medio del toque de queda. Un contingente absolutamente sobrepasado por los más de 170.000 habitantes de esta comuna costera. “Porque todo se centra en Concepción”, gritaban desesperados. Los marinos corrían de un punto a otro tratando de evitar los saqueos, mientras desde los cerros aplaudían gritando, aunque suene fuerte decirlo: “mátenlos”, lo que sólo puede tratar de entenderse por la impotencia de personas que se quedaron sin nada.

¿Descoordinación? , sí, con todas sus letras… dependiendo quién estaba en la calle el tipo de castigo para los saqueadores. Si eran los Infantes de Marina había tolerancia cero, si era la PDI los conminaban a abandonar el lugar, Carabineros ante la escases de contingente se limitaba a enérgicamente retirar a las personas de las calles, pero los dejaban ir.

La mayor de las descoordinaciones se vivió al momento del anuncio, el pasado miércoles, de un supuesto nuevo tsunami. Fue allí cuando a los minutos la Segunda Zona Naval lo descartó, pese a que desde ese mismo recinto salían veloces muchos marinos junto a sus familias. Una cuadra más arriba la PDI decía que había tsunami y gritaban a la gente que subiera a los cerros, 50 metros más allá, carabineros con altoparlantes reiteraba que no había tsunami. ¿A quién le hace caso esta gente a la que ya le dijeron que no había posibilidades de que se saliera el mar la madrugada del sábado 27, que volvieron a sus casas y se encontraron con olas gigantes? ¿donde está el principio de autoridad?

Desde pequeños nos hablaron que los presidentes tenían una línea roja ante las emergencias, bueno la Presidenta Bachelet tiene sólo un celular (no un teléfono satelital) con el que según dijo, no se pudo comunicar en dos horas. Mientras los bomberos de Coquimbo, La Serena, Rancagua, Iquique juntaban dinero para llegar al lugar de la emergencia.

Sí llegaron los bomberos de La Serena, sí llegaron los periodistas, ¿por qué no la autoridad en el momento oportuno?. ¿Por qué la Presidenta, luego de sobrevolar la zona la madrugada del sábado no declaró de inmediato estado de excepción?… ¿es que las palabras “toque de queda” son muy violentas, pueden vulnerar la democracia en circunstancias como éstas?

En concreto, la demora en la reacción significó el sufrimiento de miles de personas, de hombres y mujeres honestos que confiaron en su autoridad y que vieron cómo eran sobrepasadas por la contingencia.

Nadie duda de las buenas intenciones, pero en una emergencia las buenas intenciones no sirven de mucho si no existen hechos concretos, procedimientos que no se respetan y normativa legal que no se aplica.

Si los muertos se amontonan en gimnasios sin poder darles sepultura por falta de ataudes, si la autoridad de Constitución se toma la cabeza a dos manos sin saber qué hacer, si la Oficina Nacional de Emergencia en la página 9 de sus prodecimientos indica que “cualquier sismo que implique no poder mantenerse en pie debe significar evacuación inmediata”, no decretando alerta de tsunami (mas allá de un fax o no del Shoa)… entonces algo definitivamente no anda bien.

Las preguntas son muchas, las respuestas dejan mucho que desear. El domingo por la tarde empresarios de grandes cadenas de supermercados estaban preparados para reestablecer el abastecimiento y no pudieron hacerlo porque la Intendencia del Biobío no les ofreció las condiciones de seguridad necesarias.

Hoy es tiempo de levantarse pero insisto, no podemos dejar de ver la inoperancia e ineficacia de las autoridades, las imágenes de ciudadanos honestos escarbando la basura para encontrar alimentos, ese no es el Chile que nos vendieron en vías de desarrollo, ese no es el país que nos ofrecieron para el Bicentenario.

Artículo original

6 comentarios:

  1. Anónimo4:02 p.m.

    En Chaitén aún se quieren agarrar a combos a Canales por alarmista. Incluso se acuño un chiste después de su visita:
    Está pasando,
    Te lo estamos informando
    Estamos arrancando...

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4:22 p.m.

    Quiés este baboso?

    Sl2

    ResponderEliminar
  3. Anónimo4:34 p.m.

    cnnchile solo criticas y no se salvo nadie, fuerzas armadas incluidas, incluso cuando se criticaba algo y despues de mayor informacion se supo que no era asi se criticaba igual con la nueva informacion que se tenia pufffff... ya habra tiempo creo yo para eso.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo5:19 p.m.

    no hay que quitarle el poto a la aguja

    las cosas que se hicieron mal, no se van a arreglar si se tapan

    tampoco corresponde tapar a los que las hicieron mal, aunque se esten yendo

    cuando vamos a comenzar a darnos cuenta que nuestros afectos politicos no pueden inhibirnos de criticar lo que se hace mal y a quienes lo han hecho mal, aqui murio gente señores. mucha gente sufrio por la ineptitud de otros a quienes se les paga para que hagan y planifiquen

    no es aceptable pretender que debemos meter la cabeza bajo tierra como el avestruz

    ResponderEliminar
  5. Anónimo5:39 a.m.

    Cuánto ignorante que se las da de periodista¡. El terremoto y tsunamis del 27 de febrero fue tremendo y sobre todo AFECTO UN FRANJA DE 800 km. de nuestro país, y eso no tiene casi parangón en el mundo.

    Señores, hagamos de la honradez y la buena fe nuestra bandera en estos momentos tan difíciles para Chile, y dejemos la odiosidad para otro momento.

    Sl2

    ResponderEliminar
  6. Anónimo10:22 a.m.

    para el anónimo de 5:19pm nadie dice que no se debe criticar lo mal que se hizo o lo que no se hizo a tiempo, lo que se cuestiona es el tiempo en el que se hace, los criticones deben meter la cabeza en el suelo y cuando todo esto halla pasado sacarlo y ponerse a criticar con argumentos o sin ellos total en democracia no hay censura previa.

    ResponderEliminar

ACLARACION: Este blog no es antiperuano ni nacionalista chileno. Este blog simplemente recopila y (a veces) comenta sobre artículos recopilados en la prensa nacional y mundial y que involucran a Chile. Si parece "cargado" hacia Perú, simplemente, es resultado de la publicación constante -y obsesiva- en ese país de artículos en que se relaciona a Chile. Así también, como ejemplo opuesto, no aparecen articulos argentinos, simplemente, porque en ese país no se publican notas frecuentes respecto Chile. Este blog también publica -de vez en cuando- artículos (peruanos o de medios internacionales) para desmitificar ciertas creencias peruanas -promovidas por medios de comunicación y políticos populistas de ese país- sobre que Perú ha superado el desarrollo chileno, lo que es usado en ese país para asegurar que Chile envidia a Perú y que por eso buscaría perjudicarlo. Es decir, se usa el mito de la superación peruana y la envidia, para incitar el odio antichileno en Perú.