Artículos Destacados

sábado, noviembre 12, 2011

Artículo peruano: La historia que no fue, Replanteo vecinal

¿Cómo habría cambiado la relación entre Chile y el Perú si algunos puntos clave en la historia conjunta de ambos países hubieran tomado otro curso?

Históricamente, los entredichos y tensiones entre Chile y el Perú aparecen y desaparecen con algunos intervalos, y es indudable que continuarán quién sabe cuántos años más. Sin embargo, esa constantemente tormentosa relación ha afrontado puntos de quiebre que la han modelado para bien o para mal. ¿Se imagina usted la historia de los dos países sin la guerra del siglo XIX? ¿Cómo estarían ahora las economías y la integración entre las naciones más dinámicas de la región? ¿De qué se ocuparían la prensa local y chilena cuando quieren levantar los roces entre ambas naciones, y de qué otras oportunidades se valdrían los políticos para cohesionar sus fuerzas nacionales? El juego de la ucronía nos permite revisitar algunos pasados para tener otros presentes, acaso menos –o acaso más– tormentosos.


Si Almagro se quedaba con el Perú

Buscar la historia del principio siempre es complicado al imaginar historias alternativas. ¿Dónde comienzan las malas miradas entre el norte y el sur latinoamericanos? El historiador Luis Bustamante, profesor de la Universidad de Lima, afirma que la división entre el Perú y Chile comenzó a producirse antes de la conquista, y no precisamente por los habitantes de estas tierras, sino que en la misma empresa conquistadora se comenzaron a notar algunos resquebrajamientos.

Como es conocido, Diego de Almagro y Francisco Pizarro habían estado en problemas antes de empezar la conquista del Perú, en razón de que en España ya se había determinado que Pizarro iba a dirigir la expedición y conquista. Almagro quedó obviamente resentido desde ese momento, pero las cosas se calmaron un poco después de que se le prometió quedarse con la gobernación de las tierras que se descubrieran al sur del Cusco. Sin embargo, de su campaña en el sur regresó desilusionado, ya que no encontró las riquezas que esperaba y más bien sus fuerzas fueron diezmadas por los araucanos.

Ante esa situación, Almagro reclamó el Cusco para sí y la consecuencia fue la guerra civil. ¿Qué habría pasado si Almagro recibía el Cusco o, más probablemente, si lograba tomarlo por la fuerza? Para empezar, el virreinato colonial habría tenido otro mapa y además otra fisonomía étnica. “Chile habría dejado de ser la franja costeña y habría sido un país eminentemente andino, probablemente con su capital en la ciudad imperial. Y más bien el Perú habría sido una nación costeña, siendo abastecido por Chile y no al revés, como realmente pasó, al menos durante la colonia”, afirma Bustamante.

Pero aun si las disputas entre Almagro y Pizarro no se producían y ambos hubieran trabajado de manera conjunta desde Lima, ¿habría surgido una gobernación y posteriormente una nación distinta en el sur? “La suerte ya estaba echada, y la empresa colonizadora estaba en marcha. De todos modos se habría llegado al actual territorio de Chile, aunque con alguna diferencia de años”, afirma el historiador Jesús Cosamalón, profesor de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). Probablemente, una colonización a la araucanía, dirigida desde una Lima cohesionada y organizada, habría configurado un mapa distinto de cara a la independencia. Por una parte, un virreinato más sólido y más grande territorialmente habría permitido un mayor control desde el valle del Rímac y ello habría generado que la Independencia se produjera mucho más tarde, dada la gran presencia española en la ciudad de Pizarro y que era reacia a la separación de España, posición que suele ser remarcada por algunos historiadores sureños. Por ejemplo, en una reciente entrevista en la televisión chilena, uno de los historiadores más nacionalistas de ese país, Sergio Villalobos, se quejaba de que durante la colonia Lima veía a Santiago como la periferia y que por ello al Perú le cuesta asumir el hecho de haber perdido la guerra del Pacífico.

Respecto del mismo tema, el historiador Francisco Quiroz, catedrático de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, opina que con una empresa conquistadora más sólida en el Perú no necesariamente se habría facilitado la conquista en el sur. “Los mapuches o araucanos habrían tenido mejores condiciones para resistir, pues se habrían enterado de la presencia de extraños en las vecindades (o sea, en los Andes hoy pertenecientes al Perú, Bolivia y Argentina)”. Incluso el tráfico marítimo les habría dado posibilidades de contactar y "negociar" sus relaciones con otros estados europeos. En ese contexto, cabe la posibilidad de que hoy hubiera un Chile con muchas mayores raíces araucanas y mapuches, con una fisonomía cultural diferente de la que predomina ahora.


Si la frontera hubiera estado más al norte antes de 1879

Aventurar esta ucronía hace suponer a José Ragas, editor del portal Historia Global Online, que quizá una ciudad como Arequipa sería hoy la frontera peruana con Chile. Ello haría suponer por lo menos dos desenlaces: que la guerra no se habría producido o que hubiese tenido motivaciones y pretextos distintos.

En el caso de que Chile hubiera aspirado a integrar a su soberanía los suelos ricos en minerales en la sierra sur del Perú, difícilmente la victoria habría sido para el país sureño. En tal supuesto, cabe la posibilidad de que la elite arequipeña, de haber contado con una dotación natural de recursos, se hubiera aliado con capitalistas británicos o de otra potencia de la época y así ofrecido una suerte de frente a las pretensiones chilenas, las cuales se tendrían que haber contentado con los territorios bolivianos del desierto. De cualquier modo, en tal caso, Chile habría pensado en otro plan nacional, puesto que su expansión se da justamente en razón de que en el norte había salitre y cobre y ello ya lo habría tenido entre sus dominios. La burguesía chilena quizá habría comenzado a pensar en otra región y en otra frontera, y en tal caso, las relaciones entre el Perú, Bolivia y Chile hoy serían muy diferentes en términos de fronteras. Y, con certeza, se tendría otro tipo de titulares en los diarios respecto de los recursos en disputa.

Por su parte, Quiroz piensa que si Chile hubiera tenido que conquistar territorios arequipeños, ello habría movilizado a la población no sólo arequipeña, sino a la de todo el sur del país, especialmente la de Cusco y Puno. Y dada la geografía de la sierra, como se vio posteriormente en las campañas de Andrés Avelino Cáceres en la Guerra del Pacífico, Chile difícilmente habría podido con un Perú de esa complejidad geográfica. Así, antes de cualquier intención de expansión, habría sido el país sureño el que habría pensado hacer una alianza con Bolivia para animarse a avanzar hacia el Perú.


Si los ingleses apoyaban al Perú en la guerra del Pacífico

En otra línea temporal, se podría alternar otros actores y factores en la Guerra de 1879. La historiografía peruana suele afirmar que Chile la ganó gracias al apoyo de los ingleses, lo cual da pie a preguntarse qué habría pasado si ese respaldo se hubiera dado en sentido contrario.

Así, cabe la pregunta sobre el motivo por el cual los ingleses apoyaron a Chile. Cosamalón refiere que el apoyo inglés no está totalmente claro, y que no es posible determinar hasta qué punto influyó en el resultado de la guerra, porque oficialmente la Corona británica nunca declaró a quién protegía. Por su parte, el historiador Daniel Parodi, también de la PUCP, opina que al margen de intenciones subjetivas, los ingleses jugaron en la práctica un papel importante, ya que es un hecho objetivo que durante el conflicto no dejaron de comprarle a Chile guano y salitre con el cual el vecino del sur financió la Guerra, cosa que no ocurrió con el Perú.

Ahora bien, ¿ello habría llevado a otros resultados? Bustamante afirma que con un apoyo inglés al Perú, la Guerra no se habría producido. Pero también cree que es difícil imaginar esa ucronía, ya que los ingleses apoyaban a quien le aseguraba una mayor rentabilidad a sus inversiones y Chile ofrecía, además de ello, estabilidad política, cosa que el Perú no tenía. Por el contrario, el país estaba en una crisis interna profunda, y peor aún, por entonces era el mayor deudor en el mundo de Inglaterra.

Ragas coincide con ello en razón de que buena parte de los capitales ingleses estaban orientados en ese momento hacia el salitre y a las alianzas con empresarios chilenos. En todo caso, un eventual apoyo inglés, más que asegurar un triunfo peruano, en el mejor de los casos habría impedido que la guerra se produjera, dado que la Corona habría evitado a toda costa que peligraran sus inversiones en ambos países.


Si funcionaba la diplomacia y no se producía la guerra

“La diplomacia peruana ha sido la historia del error. Recién comienza a cambiar en los últimos 15 años”, opina Parodi. Para el historiador, uno de sus grandes errores fue la firma del Tratado de Alianza Defensiva con Bolivia en 1873. Para empezar, en ese momento, el único país susceptible de ataque era Bolivia, ya que el Perú no era limítrofe con Chile. Por otra parte, si los diplomáticos peruanos hubieran sido perspicaces, habrían logrado convencer a Argentina de que firmara el tratado, pero ésta al fin desistió alegando algunas diferencias con Bolivia, aunque las razones hayan sido otras (ver Perú Económico mayo 2009). Sin embargo, en este punto Chile fue más hábil, ya que solucionó todos los problemas pendientes con el gobierno argentino. A opinión de Bustamante, el país sureño hizo un cálculo casi “empresarial” de costo-beneficio, puesto que renunció a sus intereses en la Patagonia a cambio de buscar mejores aventuras en el norte.

En todo caso, a juicio de Parodi, de no haberse firmado el tratado, es una incógnita si Chile se hubiera conformado o no con el salitre de Atacama. También cabe la posibilidad de que el conflicto de todos modos hubiera seguido su curso, fundamentalmente porque el gobierno de Manuel Pardo había nacionalizado las salitreras de Tarapacá en 1875 y el gobierno boliviano de Hilarión Daza gravó con impuestos la explotación del salitre tres años después. Y con ello no sólo fueron afectados los intereses chilenos, sino también los británicos. De ese modo, aun sin el tratado con Bolivia de por medio, también los intereses peruanos y chilenos estaban contrapuestos y sólo era cuestión de que esa dicotomía madurara.

¿Pero por qué el gobierno peruano erró tanto en el ajedrez no sólo de evitar la guerra sino en la estrategia posterior? Al parecer, Manuel Pardo nacionalizó los recursos unos años antes de la Guerra no porque haya sido –ni por asomo– un “humalista de su tiempo”, como ironiza Parodi, sino porque estaba desesperado. Por aquellos años se había producido una crisis mundial similar a la de 1929, y por ende había muchas obligaciones por cumplir, como el costo de los ferrocarriles. La misma Casa Dreyfus se declaró en bancarrota ese mismo año y el Estado estaba a punto de colapsar; ni siquiera los diferentes grupos sociales estaban integrados, aspecto que reclamó Manuel González Prada. Todo ello, pues condicionaba negativamente la posición peruana.

En todo caso, Quiroz sostiene contraintuitivamente que sin la Guerra, el Perú habría tardado algo en salir de la crisis económica y financiera en que estaba desde aproximadamente 1872, visto el proceso de Reconstrucción Nacional emprendido a partir de 1895 con los bríos de recuperar el espíritu patrio. Pero, a la vez, cree que el país habría tenido un destino mucho mejor. El salitre del sur le habría dado los recursos al Perú para despegar económicamente, culminar las vías férreas y construir una infraestructura energética y vial que finalmente habría sido de gran valor para soportar el desarrollo industrial que se dio desde 1895. Así, es probable que el "remezón" por haber tenido que negociar en el área diplomática para evitar una guerra hubiera dado como resultado una toma de conciencia: la de la necesidad de estar alerta hacia un país que se menospreciaba de manera sistemática hasta ese momento.


Si el plebiscito acordado en el Tratado de Ancón se hubiera llevado a cabo

Ante un plebiscito temprano –o mejor dicho, en el plazo acordado de diez años luego de la firma del Tratado–, no quedan muchas posibilidades ucrónicas: definitivamente Arica y Tacna habrían regresado al Perú. Los historiadores consultados señalan que la prueba más evidente de ello fue que 50 años después de la guerra Tacna pudo volver al país pese a las fuertes campañas de “chilenización” efectuadas. Lo mismo explica por qué el plebiscito se dilató durante tanto tiempo y por qué se inició una campaña de “desperuanización” tan intensa, sobre todo en Arica.

Sin embargo, debe resaltarse la opinión de Villalobos, quien sostiene que el ingreso de Chile al Perú tuvo un efecto positivo para las minorías, como los chinos y afroperuanos, a quienes el ejército chileno brindó asistencia durante la ocupación. Incluso afirma que los soldados invasores recibieron la orden de no atacar a la población indígena porque “la cosa no era con ellos”. Así, si bien el plebiscito tenía que ver con territorios en los que el sentimiento peruanista era más fuerte, también hubo grupos sociales que reordenaron su posición en la sociedad a partir de la ocupación.


Si las reformas económicas en el Perú se producían a la vez que en Chile

Tal vez la ucronía más deseable de los tiempos modernos por estos lares sea una reforma económica peruana al mismo tiempo en que dicho proceso se inició en el sur. En ese punto, Chile tuvo la ventaja de contar con una sociedad más homogénea, a lo que se sumó un gobierno dictatorial que mantuvo una política económica sin variación. Sus diferencias internas se centraban principalmente en el campo político, pero su vida social en su conjunto tenía una tradición y educación comunes. Sin embargo, su mérito estuvo en que se jugó solo con su modelo económico, sin una experiencia previa en Latinoamérica.

El Perú tenía, por el contrario, condiciones sociales mucho más complejas y una población que excedía a la de Chile en más de 5 millones, la cual se distribuía no solamente en una desigualdad en ingresos per cápita sino también en lo que ahora la sociología de moda llama “cosmovisiones distintas” respecto del desarrollo. No obstante, si el gobierno militar de Juan Velasco Alvarado hubiera apostado por una política económica liberal, buscando alianzas con las potencias económicas que auspiciaban la apertura de mercados, el Perú y Chile se habrían desarrollado no sólo al mismo ritmo sino de una manera más integrada.

Es más: para Roberto Abusada, director del Instituto Peruano de Economía, fue el modelo que el Perú venía aplicando desde los años cincuenta el que inspiró en buena medida las reformas en Chile. “Muchos escritos de los militares peruanos eran incluso atractivos incluso para algunos teóricos estadounidenses; los veían como militares de izquierda, pero reformistas y progresistas”. Para él, pues, la ucronía no sería muy compleja: “La respuesta mecánica es que de haber continuado esa política en los setenta, no habría razón para creer que la economía no habría continuado creciendo después de 1972. Pero lo que hay que ver es cuáles son los elementos fundamentales de la ruptura, que tienen que ver con el proceso de nacionalización en una economía pequeña que, por principio, no puede ser autárquica”, opina Abusada.

Así, por el ritmo de crecimiento que se ha visto en los últimos años, quizá hoy la región del Pacífico tendría su propia versión del Mercosur, y probablemente habría integrado a su bloque a Ecuador y Bolivia –con correspondientes ecos amortiguadores de las fuertes tensiones sociales de estos dos países–. Los analistas consultados concuerdan en que ahora ya no se verían con preocupación los más de US$7,000 millones de inversión chilena en el Perú porque las empresas peruanas quizá ya habrían duplicado las actuales inversiones que tienen en el sur –y no solamente por parte de los grupos Romero y Brescia–.


Si Perú le hubiera declarado la guerra a Chile en los setenta

En este punto, a pesar de que haya cierto consenso sobre la superioridad militar peruana en los años previos al centenario de la guerra, un conflicto moderno difícilmente tiene vencedores. Basta citar la Guerra de las Malvinas, donde Inglaterra obtuvo la victoria militar y, si cabe el término, la derrota económica. Además, tomando como referencia las guerras actuales que se libran en Oriente Medio y en otras regiones, los balances son nefastos no sólo para los vencidos. Así, paradójicamente, lo que la sabiduría convencional considera el punto más ventajoso para el Perú habría conducido a una crisis sin precedentes, quizá de mayores dimensiones que la de la posguerra de 1879.

“El primer golpe lo habría dado el Perú y posiblemente habría ganado, pero después las cosas habrían sido muy complicadas”, asevera Parodi. A su vez, Cosamalón recomienda pensar en todos los factores que estaban presentes en la escena latinoamericana de los setenta. Por ejemplo, quién apoyaba a Chile en ese momento: si bien Velasco comenzó a adquirir armamento de la ex Unión Soviética, no es un secreto que Chile era un socio estratégico en la región de Estados Unidos, por lo que el equilibrio de fuerzas habría tomado los tópicos de la “Guerra Fría”.

Fuera de los mitos militares al respecto, Ragas duda incluso que haya sido una posibilidad real que Velasco hubiera decidido iniciar la Guerra. “En ese momento la situación económica en el Perú estaba muy complicada, y las reformas introducidas por el gobierno militar no daban resultados. La principal preocupación habría sido cómo zafarse del problema devolviendo el gobierno a los civiles”, sostiene el historiador.

No obstante, aún en el supuesto caso de que Velasco hubiera lanzado el ataque y tenido éxito, lo ganado no habría compensado el valor de la inversión en la guerra. Además, aunque el militarismo chileno tenía el gobierno de su país, habría sido probable que intentara por todos los medios evitar la guerra, sobre todo teniendo en cuenta la política de costo-beneficio manifestada a lo largo de su historia diplomática. Pero lo más previsible es que un Chile derrotado en los setenta y bajo un gobierno militar habría logrado mucho más rápido una cohesión interna como la que gestó para emprender sus reformas. Y siendo, en ese supuesto caso, su resentimiento hacia el Perú mucho mayor, posiblemente se habría armado para contraatacar en los ochenta, los noventa o la década actual, según cuánto le hubiera tomado su periodo de reconstrucción. En esas circunstancias, evidentemente, sería harto difícil que el Perú pudiera estar hoy con indicadores económicos tan favorables.

De cualquier forma, una guerra en los setenta habría sido desastrosa en el balance para ambos países, lo mismo que sería hoy en día. “Se habría tratado de una guerra de desgaste, y la habría ganado quien obtuviera recursos adicionales con intereses demasiado elevados. Las implicancias económicas habrían ido más allá de las dos décadas”, afirma Quiroz.


Después de la historia

De cualquier forma, más allá de los titulares presentes y de los eventuales nacionalismos, la ucronía sirve, sobre todo, para recordar que ningún destino está echado completamente, y que la evolución de las relaciones futuras entre ambos países dependerá más de su capacidad cooperativa que de exabruptos o compras de armas. Porque al final, queda claro que las historias del Perú y de Chile no podrían escribirse por separado, aun cuando cada uno de los puntos revisados hubiera tenido un cariz distinto.

Artículo original

28 comentarios:

  1. Anónimo6:45 p.m.

    que patetico constatar como los peruanos hacen historia-ficcion con eventos alternativos imaginarios soñando con como habria sido mas que Chile si las cosas hubieran ocurrido de manera diferente.

    den vuelta la pagina de una vez, peruanos.... no pueden continuar siendo tan pateticos y acomplejados con algo que ocurrio hace mas de 130 años.

    ResponderEliminar
  2. KAWESKAR8:39 p.m.

    amigos peruanos, Chile, su gobierno y sus habitantes no solo saben que Perú existe por la guerra del pacifico. Entre Arica y Tacna el comercio es de locos, es todos los dias. Miles de personas viajan de un lado a otro a negociar. Luchetti, Sencosud, Luksic y muchas empresas más que son chilenas estan en Peru.
    Lo que pasa es que nosotros NO pensamos en Uds., como nuestros eternos enemigos, pensamos en negocios. Ya las generaciones han cambiado, tenemos nuestros propios problemas internos. Hasta cuando no se dan cuenta que cuando un presidente en su Pais tiene baja popularidad adivinen que hace, se tira contra Chile... Ahora Humala goza de buena aceptación de su gente, por eso ni se mete con los Chilenos, pero la población se acostumbró a tener reselo, mala leche, a creer en una guerra que nunca pelearan.
    Buscan conflicto con lo de La Haya. Para que?
    Como dice el 6:45
    para que? si ya han pasado más de 130 años.
    vivan y dejen vivir.

    ResponderEliminar
  3. Alceste8:55 p.m.

    si los ingleses apoyaban al Perú en la guerra del Pacífico

    En otra línea temporal, se podría alternar otros actores y factores en la Guerra de 1879. La historiografía peruana suele afirmar que Chile la ganó gracias al apoyo de los ingleses, lo cual da pie a preguntarse qué habría pasado si ese respaldo se hubiera dado en sentido contrario.

    Así, cabe la pregunta sobre el motivo por el cual los ingleses apoyaron a Chile. Cosamalón refiere que el apoyo inglés no está totalmente claro, y que no es posible determinar hasta qué punto influyó en el resultado de la guerra, porque oficialmente la Corona británica nunca declaró a quién protegía. Por su parte, el historiador Daniel Parodi, también de la PUCP, opina que al margen de intenciones subjetivas, los ingleses jugaron en la práctica un papel importante, ya que es un hecho objetivo que durante el conflicto no dejaron de comprarle a Chile guano y salitre con el cual el vecino del sur financió la Guerra, cosa que no ocurrió con el Perú.

    Ahora bien, ¿ello habría llevado a otros resultados? Bustamante afirma que con un apoyo inglés al Perú, la Guerra no se habría producido. Pero también cree que es difícil imaginar esa ucronía, ya que los ingleses apoyaban a quien le aseguraba una mayor rentabilidad a sus inversiones y Chile ofrecía, además de ello, estabilidad política, cosa que el Perú no tenía. Por el contrario, el país estaba en una crisis interna profunda, y peor aún, por entonces era el mayor deudor en el mundo de Inglaterra.

    Ragas coincide con ello en razón de que buena parte de los capitales ingleses estaban orientados en ese momento hacia el salitre y a las alianzas con empresarios chilenos. En todo caso, un eventual apoyo inglés, más que asegurar un triunfo peruano, en el mejor de los casos habría impedido que la guerra se produjera, dado que la Corona habría evitado a toda costa que peligraran sus inversiones en ambos países

    ---------------------------------

    Que asquerosidad. Y lo peor es que otro peruano inferior (cholo o "criollo") contaminado de peruanidad, va a leer esto y va a seguir con este majaderio injustificable y patetico. Y a pesar de eso de que "no esta totalmente claro" que en terminos peruanisticos, y terminos de cualquier idiosincracia caracter resentido, indigno venenoso y manipulador es un eufemismo para "no hay pruebas ni nada que lo sostenga".

    ResponderEliminar
  4. Anónimo9:19 p.m.

    Si Perú se preocupase por su país y no de Chile como seria la historia?

    ResponderEliminar
  5. Anónimo1:51 a.m.

    Es una simple forma de pensar en los probables desenlaces que hubiran acontecido para ambos paises (y quien sabe, quizas la region entera) de haber ocurrido los hechos de otro modo.
    Soy Chileno, y realmente la postura ustedes, es algo paranoica, por decirlo menos.
    El tipo es historiador, y para el que leyo el articulo completo, bastante neutral.

    Muy buen topico, uno de los pocos que vale la pena leer enteramente viniendo desde el norte.

    ResponderEliminar
  6. ALONSO4:58 a.m.

    Los peruascoS hacen cualquier ejercicio histórico para esconder o relativizar un hecho insoslayable:CHILE LES ROMPIÓ EL CULO.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo10:09 a.m.

    son enfermos los peruanos, arreglan la historia y siguen perdiendo...jajajaja

    ResponderEliminar
  8. Anónimo10:13 a.m.

    el histoeiador peruano se equivoca en algo simple y conocido, estados unidos no apoyaba a Chile en los 70s, de hecho teniamos un embargo militar, auspiciada por R kennedy, por eso se desarrollo la industria militar chilena, si velazco no ataco a Chile, gue solo por cobardia...(los peruanos insisten en decir que Chile siempre esta apoyado por las potencia de la epoca, para reducir su enorme humillacion de pais conquistado

    ResponderEliminar
  9. Anónimo11:59 a.m.

    Por su parte, Quiroz piensa que si Chile hubiera tenido que conquistar territorios arequipeños, ello habría movilizado a la población no sólo arequipeña, sino a la de todo el sur del país, especialmente la de Cusco y Puno. Y dada la geografía de la sierra, como se vio posteriormente en las campañas de Andrés Avelino Cáceres en la Guerra del Pacífico, Chile difícilmente habría podido con un Perú de esa complejidad geográfica. Así, antes de cualquier intención de expansión, habría sido el país sureño el que habría pensado hacer una alianza con Bolivia para animarse a avanzar hacia el Perú.
    ____________________________________________

    Ahí si que estamos mal, hablando de complejidad geografica, como si Chile solo fuera desierto. Si supieras donde vivo tu Sierra sería un campo de golf.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo12:41 p.m.

    buen articulo peruano me gusto

    ResponderEliminar
  11. Anónimo1:54 p.m.

    JAJAAJJA CHOLOS MITOMANOS

    ResponderEliminar
  12. Anónimo12:04 a.m.

    peru perdio la guerra contra los ingleses igual k argentina, chile perdio mas de 1,200 mil Km2. x k son unas chilindrinas hijitas de la isabel??

    ResponderEliminar
  13. Anónimo1:29 a.m.

    ...son unas chilindrinas hijitas de la isabel??

    JAJAJA PERUANO IDIOTA, ERA LAREINA VICTORIA, AESTE SEÑORLEFALTOPREGUNTARSE.

    ¿Y que pasaria si los peruanos fueran mas cultos y asi evitaran postear idioteces?

    ResponderEliminar
  14. Anónimo1:16 p.m.

    Era la Reina Victoria peruca wn.........
    ay no pe si fueron los ingleses pepepeppeepe....
    nus rendimus pepepepepepeee................
    Chilenus malus............................

    ResponderEliminar
  15. Anónimo2:30 p.m.

    Y si abuelita hubiera sido virgen?? No estaría yo acá teniendo pena de los peruchos... pero hay que entenderlos perder, perder, perder la misma tonica con el mismo vecino.

    ResponderEliminar
  16. Anónimo4:43 p.m.

    Siempre terminan mordiendo el polvo........ perucas........ dan pena wns

    ResponderEliminar
  17. Anónimo10:10 a.m.

    Sorprendete tanta ignorancia y complejo. Y se dicen llamar del primer mundo...Es entendible, si hasta premian al tal Sergio Villalobos como icono en historia...que se puede esperar de tanto roto bruto.

    ResponderEliminar
  18. Que chistoso... Siempre se ha dicho de la supuesta ayuda inglesa a Chile, pero nunca se ha demostrado nada, los peruanos ignorantes dicen que los ingleses ayudaron militarmente con material militar. La historia los desmiente, ya que el grueso del material militar chileno de esa epoca era de procedencia francesa (comprado antes del conflicto) y alemane (cañones comprados durante el conflicto). Graciosamente era el ejercito peruano el cual disponia de material de manofactura inglesa de reciente adquicicion y modernizacion...

    ¿En que se basan para decir que Inglaterra ayudo a Chile?

    Solo se basan en dos cosas:

    1- En que nos compraron guano y salitre en el conflicto (obvio, habian contratos firmados y como mismo reconoce el autor de la nota, en chile se respetaban los contratos y tratados).

    2- En los dichos de un politico norteamericano que dijo que el unico ganador de la guerra fue inglaterra, ya que posterior a la guerra habria comprado materias primas y territorios a precio de ganga al gobierno de Chile, ya que este necesitaba con urgencia el dinero.

    Pobres peruanos, viven una existencia basada en la auto-compacion y nutrida por un conplejo de victimas, los cuales no les permiten desarrollarse como seres humanos y les hace vivir cuestionandose como seria el mundo si los acontecimientos que les moldearon hubiesen sido otros... Una lastima...

    ResponderEliminar
  19. Anónimo8:18 a.m.

    PARA GarroD
    ------------------
    Te dejo algunos fragmentos para sacarte de tu ignorancia:
    ------------------------------------------------
    La guerra del Pacifico fue planeada por Inglaterra, Chile recibió de ellos facilidades económicas muy cómodas para adquirir armamento de origen británico, los uniformes chilenos eran de tela inglesa, y los soldados chilenos llevaban fusiles ingleses en sus hombros, el Contra-Almirante Chileno Patricio Lynch, General en jefe de las tropas invasoras del Perú luchó en China y la India como soldado inglés.

    El Secretario de Estado de aquella época en Estados Unidos James Blaine declaró ante el comité de relaciones exteriores del congreso norteamericano que la Guerra del Pacífico era “una guerra inglesa contra el Perú, con Chile como instrumento”. (27 de abril de 1882).

    ------

    "...El propósito, fin y meta de esta guerra declarada por Chile contra Perú y Bolivia,con la ayuda inglesa, fue en un principio y es ahora la adquisición por la fuerza de los territorios de salitre y guano de ambos, Bolivia y Perú..."

    Stephen A. Hurlbut
    Enviado de EE.UU. al Perú
    de octubre de 1881

    ----------

    "...El territorio salitrero de Antofagasta i el territorio salitrero de Tarapacá, fueron la
    causa real i directa de la guerra

    J.M. Balmaceda
    Ministro de Relaciones Exteriores de Chile
    Circular del 24 de diciembre de 1882

    -----

    ResponderEliminar
  20. ALONSO9:18 a.m.

    4:43,TIENES RAZÓN,LOS PERUASCOS SIEMPRE TERMINAN MORDIENDO EL POLVO,ADEMÁS DE LA ALMOHADA.

    ResponderEliminar
  21. Anónimo9:53 a.m.

    NO PORQUE HAYAN GANADO UNA GUERRA CON AYUDA INGLESA VAN A PODER CAMBIAR LA HISTORIA.

    CHILE SEGUIRA SIENDO ESE PAIS SECO Y ESTRECHO, COMO TODOS EN EL CONTINENTE LO VEMOS.

    QUE AHORA TENGAN BONANZA ECONOMICA...ES RELATIVO, NO SERA PERMANENTE DURANTE TODA SU VIDA, LLEGARA EL MOMENTO QUE NO TENDRAN AGUA EN EL NORTE, NO HABRA ENERGIA, NI GAS, Y LA COMPETENCIA EXPORTADORA, INDUSTRIAL, TECNOLOGICA CON SUS VECINOS AUMENTARA, EN ESE ESCENARIO VEREMOS QUE TAN VALIENTES SON.

    MIENTRAS TANTO RECUPERAREMOS EL MAR DE GRAU, LA HEGEMONIA DE LOS PUERTOS-HUB DEL PACIFICO, DESPLAZAREMOS TODAS SUS EXPORTACIONES Y VEREMOS QUIEN ES QUIEN EN ESTE CONTINENTE.

    ResponderEliminar
  22. ALONSO9:56 a.m.

    MAS DE CIEN AÑOS PRONOSTICANDO LA RUINA DE CHILE,MIENTRAS USTEDES,MACACOINCAS NI SIQUIERA HAN PODIDO SUPERAR EL HAMBRE.CUIDEN PERUKISTAN,PORQUE CUANDO LO NECESITEMOS,LO VAMOS A TOMAR ( OTRA VEZ ).

    ResponderEliminar
  23. Anónimo9:00 p.m.

    alfonso-- sabes que yo a cada chileno maricon que veo.. le reviento la jeta.. para que la proxima ves que hable de un peruano.., no lo haga asii.. y lo respete como se merece... y este chileno siempre me dice que soy un guapo...y siempre me trae a sus hermanas..ya sabes para que... osea que espero que alfonso me hable de lo lindo cuando este a su lado.. de lo contrario le reventare la jeta.. y toda su miserable humanidad.. para que entienda que los peruanos soimo bien machos y sabemos defendernos.. a puño limpio... ya saben los chilenos estan advertidos.. no sean mas maricones y enfrenten a los peruanos cara a cara-- no hace falta una guerra..para romper chilenos...

    by edgardel

    ResponderEliminar
  24. Anónimo9:36 p.m.

    NO ES LO QUE DICE TU HERMANA CHOLITO...JAJAJAA

    ResponderEliminar
  25. sabes que yo a cada chileno maricon que veo.. le reviento la pichula
    .........................
    Edgardel tan maricon que saliste,me imagino a un cholo de 1.50,color caca,choro de teclado. sueña pobre y triste gueon,que es lo unico que puedes hacer,cara a cara me mirarias los pies y me limpiarias el water, en internet te crees grande,pobrecito cholito tontito

    ResponderEliminar
  26. ALONSO9:42 a.m.

    edgaydel,los peruascos los único que saben hacer es prestar a sus mujeres por un vaso de vino,y si la situación lo amerita,ofrecen su inmundo culo.

    ResponderEliminar
  27. Anónimo8:45 a.m.

    ALONSO dijo...
    MAS DE CIEN AÑOS PRONOSTICANDO LA RUINA DE CHILE,MIENTRAS USTEDES,MACACOINCAS NI SIQUIERA HAN PODIDO SUPERAR EL HAMBRE.CUIDEN PERUKISTAN,PORQUE CUANDO LO NECESITEMOS,LO VAMOS A TOMAR ( OTRA VEZ ).

    9:56 AM
    ------------------------------------------------
    Muy valiente pobre IMBECIL, a quien asustas con tus amenazas?
    Nosotros no pronosticamos su destruccion, pero conocemos de sus limitaciones.
    Vengan cuando quieran, los estamos esperando desde hace un siglo, asi nos dan pretexto para recuperar las cautivas. Ya veremos cuando empiecen a llegar las bolsas o cajones de "hestiercol" a Santiasco...pero esta vez sera para demolerla.

    ResponderEliminar
  28. Anónimo12:04 p.m.

    el pueblo chileno esta orgulloso de un pasado glorioso basado en la victoria hacia sus vecinos, su estrategia es mirar a los demás como inferiores para poder sobrevivir, sin embargo,esa reconstrucción histórica que hacen es ultranacionalista,nada objetiva, la verdad es que Chile es una "raya" en su territorio con posibilidad de desaparecer ante un maremoto, pero como "chile ayuda a chile" no nos necesitaran por que ellos siguen jugando que son de 1er mundo cuando en realidad se dedican a sacar cobre, dando mas ingresos a los ricos, mientras el 60% de su poblacion tienen ingresos menores a los de Angola (fuente: lo que esconde la riqueza chilena BBC) saludos hermanos ROTOS.

    ResponderEliminar

ACLARACION: Este blog no es antiperuano ni nacionalista chileno. Este blog simplemente recopila y (a veces) comenta sobre artículos recopilados en la prensa nacional y mundial y que involucran a Chile. Si parece "cargado" hacia Perú, simplemente, es resultado de la publicación constante -y obsesiva- en ese país de artículos en que se relaciona a Chile. Así también, como ejemplo opuesto, no aparecen articulos argentinos, simplemente, porque en ese país no se publican notas frecuentes respecto Chile. Este blog también publica -de vez en cuando- artículos (peruanos o de medios internacionales) para desmitificar ciertas creencias peruanas -promovidas por medios de comunicación y políticos populistas de ese país- sobre que Perú ha superado el desarrollo chileno, lo que es usado en ese país para asegurar que Chile envidia a Perú y que por eso buscaría perjudicarlo. Es decir, se usa el mito de la superación peruana y la envidia, para incitar el odio antichileno en Perú.