Artículos Destacados

viernes, agosto 13, 2010

Lecciones de la Tragedia

La prioridad es rescatar a los mineros del norte, pero también se debe sancionar la negligencia con que se actuó en los gobiernos anteriores.

La trágica situación de los 33 mineros atrapados en el yacimiento San José, en Copiapó, y el enorme sufrimiento de sus familias que ha conmocionado al país, pudo haberse evitado si se hubieran cumplido los procedimientos que deben imperar en estas funciones. Por de pronto, es evidente que la empresa no respondía a las exigencias básicas de seguridad para estar en operaciones y, sin embargo, estaba realizando faenas, luego de haber sido cerrada por accidentes, algunos que costaron la vida a sus trabajadores.

El Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), es el ente encargado de prestar asesoría en estas materias al sector privado y, al mismo tiempo, fiscalizar la seguridad en las actividades mineras. En el balance de la gestión de 2009, firmado por el entonces director nacional del organismo, Alejandro Vio Grossi, se hace una positiva autoevaluación de sus tareas y, ante la descripción de sus resultados como logros, el ex ejecutivo expresa: “Me permito felicitar a todo el personal del servicio por el esfuerzo y compromiso con que han asumido las importantes labores que nos toca y ha tocado realizar; vaya para cada uno de ellos mi reconocimiento”.

Ciertamente, hoy la realidad dista mucho de merecer congratulaciones. Esta semana, el Presidente Piñera destituyó a la plana mayor de Sernageomin, incluyendo al director regional de la zona del derrumbe, e inició una profunda reestructuración del servicio.

El ex director Vio, se justificó señalando que el organismo “trabaja con los recursos y facultades que el país le otorga. Eso es lo que Chile ha querido”. Y fue más allá, afirmó que “hoy acontece lo mismo que en el caso de Chaitén: el país tomó conciencia de ello, sólo una vez que sufre una tragedia”. Grave que un alto ex funcionario público intente involucrar en malas decisiones a todo un país, en lugar de asumir su responsabilidad y las de un gobierno que no supo exigir eficiencia a sus empleados.

Es cierto que la urgencia y la prioridad es rescatar a los mineros. Pero, también es sano para la institucionalidad de Chile, avanzar en establecer responsabilidades por tantas irregularidades cometidas en distintos niveles de la administración pública para que nunca más se permitan la negligencia y desidia que se están develando.

Artículo original

3 comentarios:

  1. Anónimo3:32 a.m.

    Sin desmedro de las responsabilidades que competen a cada estamento involucrado en esta tragedia, ¿qué eficiencia se puede pedir a un organismo que, por ejemplo, sólo cuenta con dos fiscalizadores para toda una región, con al menos 300 faenas de diversa complejidad? Claramente hay que hablar primero de eficacia.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo3:40 a.m.

    el asunto es POR QUE HABIAN SOLO DOS FISCALIZADORES, si Chile no esta falto de plata.

    existen las responsabilidades por accion y por inaccion.

    lo mismo ocurrio en con la ONEMI, vino el terremoto y teniamos dos telefonos celulares de pre-pago y UN empleado de la ONEMI para toda la region del Bio bio.

    por que?

    por negligencia, y eso exige responsables.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo5:14 a.m.

    Cuando hablo de EFICACIA apunto a la necesidad de construír organizaciones competentes en el ámbito de sus funciones, sean SERNAGEOMIN, ONEMI, SHOA, etc., y eso va más alla del manoseado y facilista concepto de negligencia. Se puede dar que los miembros de una organización sean individualmente eficientes, pero que el resultado organizacional sea malo, debido a un mal diseño. Y es por esto mi estimado, que aunque aparentemente Chile no está falto de plata, no se consiguen los resultados esperados. Por ser organismos del Estado, y su conductor el Gobierno, hay responsabilidad política y administrativa. Pero también es responsabilidad del Parlamento cuando discuten los presupuestos, y no se financia adecuadamente a estas reparticiones, para, por ejemplo el caso que está en discusión, obtener los fondos que permitan la contratación de un numero adecuado de fiscalizadores del SERNAGEOMIN.

    ResponderEliminar

ACLARACION: Este blog no es antiperuano ni nacionalista chileno. Este blog simplemente recopila y (a veces) comenta sobre artículos recopilados en la prensa nacional y mundial y que involucran a Chile. Si parece "cargado" hacia Perú, simplemente, es resultado de la publicación constante -y obsesiva- en ese país de artículos en que se relaciona a Chile. Así también, como ejemplo opuesto, no aparecen articulos argentinos, simplemente, porque en ese país no se publican notas frecuentes respecto Chile. Este blog también publica -de vez en cuando- artículos (peruanos o de medios internacionales) para desmitificar ciertas creencias peruanas -promovidas por medios de comunicación y políticos populistas de ese país- sobre que Perú ha superado el desarrollo chileno, lo que es usado en ese país para asegurar que Chile envidia a Perú y que por eso buscaría perjudicarlo. Es decir, se usa el mito de la superación peruana y la envidia, para incitar el odio antichileno en Perú.