Artículos Destacados

miércoles, agosto 18, 2010

El Espectador de Colombia: Los extremos de Chile

En el país austral hay múltiples opciones para divertirse, por ejemplo puede esquiar o conocer la isla de Pascua.

Una isla exótica, con un legado indígena encantador; una ciudad moderna con visos de la vieja Europa, con toques de modernidad y con características de metrópoli, y un par de zonas montañosas donde la nieve es continua visitante son sólo algunos de los destinos con los que se puede encontrar si decide por estos días tomar un avión y descubrir los extremos turísticos que ofrece Chile, un país maravilloso en el sur del continente americano.

En sus tierras está la isla de Pascua —para llegar es necesario tomar un avión desde Santiago—, resguardo de los enigmáticos Rapa Nui, hombres y mujeres que en pleno 2010 reciben a los visitantes para sus ceremonias especiales en trajes indígenas con los característicos taparrabo y corona de plumas en la cabeza. Usan pintura natural para adornar las partes de su cuerpo que quedan al descubierto y son grandes exponentes de su cultura, desbordante de música, baile, alegría y un sinnúmero de otras tantas cualidades que han venido desarrollando en este ecosistema que cobra vida en medio del océano Pacífico, a 3.700 kilómetros de la costa continental.

Se trata de una isla con 166 kilómetros cuadrados de superficie que dejan ver, desde centenares de puntos en las partes altas o bajas del terreno, inmensas esculturas que parecen hombres con rostros cuadrados, grandes orejas, ojos profundos y, en algunos de ellos, una especie de corona llamada Pukao. Son los Moai, los también protagonistas de esta isla que fue declarada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad en 1995.

Y es que son tal vez el mayor atractivo de este paraje turístico: en total hay 777 Moai en toda la isla, su tamaño no es siempre el mismo, pues varía entre los casi 10 y 21 metros de alto, y se dice que son representaciones de los ancestros de los pobladores, aquellos que se encargaron de forjar su cultura actual, sus tradiciones y su presencia en el mundo contemporáneo.

De regreso a Santiago usted encontrará una ciudad de calles limpias, infraestructura moderna, hotelería de lujo, gastronomía exclusiva. Allí, con una mañana y parte de la tarde disponibles, es posible hacer una caminata interesante por las calles del centro histórico de la ciudad y ver de cerca el Palacio de Gobierno, más conocido como la Casa de la Moneda. También puede entrar a varias iglesias, entre ellas las de Santa Ana, San Francisco, Veracruz, así como también a la Catedral de Santiago y a la Basílica de la Merced.

Con un poco más de tiempo, y ojalá después de almorzar en el Mercado Central de Santiago —un espacio que con docenas de locales comerciales ofrece lo mejor de la gastronomía chilena—, alcanza a llegar a la Plaza de Armas, la Casa Colorada y a los museos Histórico Nacional, el Chileno de Arte Precolombino, el de Bellas Artes y el de Arte Colonial San Francisco. Ahora bien, una vez se encuentre en esta zona tendrá a un paso el Teatro Municipal y la Biblioteca Nacional. Y en la noche, el Bar The Clinic, además de muchas ofertas gastronómicas y de licores, le da un poco de sátira política chilena en su carta, en sus paredes y en general en todo lo que allí observe.

En la mañana siguiente, lo más recomendable es subir al Cerro San Cristóbal, desde donde se ve gran parte de la capital chilena, se puede dar un baño en la gran piscina, tomar un par de copas de vino en los restaurantes dispuestos pera el encuentro de amigos y parejas, e incluso viajar en funiculares y teleférico. Luego, para cerrar con broche de oro, deberá llegar hasta alguna de las propiedades del poeta Pablo Neruda. Una de ellas, que está entre las recomendadas por su gran significado histórico, es la Chascona, a la cual se puede ir en cualquier época del año sin ninguna restricción.

Deporte extremo

Hay dos opciones para disfrutar: una está a un poco menos de dos horas de Santiago en carro, y la otra, tras un vuelo que lo lleve a Concepción, a dos horas y media por carretera. Se trata de los centros de esquí más atractivos de Chille: Valle Nevado y Termas de Chillán, dos lugares con pistas lentas para principiantes y rápidas para aquellos que se mueven con facilidad sobre el tapete blanco en el que se convierte la nieve que reposa sobre el piso. En el primero, basta con tener un poco de equilibrio, pues su inclinación, provocada precisamente por la caída de las montañas, la convierte en el lugar ideal para descender. Sus medios de elevación son rápidos y para quienes viajan de zonas tropicales como Colombia existe todo un esquema de renta que incluye desde los guantes que debe usar hasta los botas y esquís necesarios para la práctica de este deporte.

En el segundo, Termas de Chillán, usted encuentra una de las propuestas más completas. Allí, gracias a su posición geográfica caracterizada por el gran número de árboles, se puede hacer la práctica de Raqueta, que es simplemente la postura de unos zapatones del tamaño de una raqueta de tenis para caminar sobre las espesas capas de nieve. Allí, las pistas para principiantes no son tan inclinadas y por eso permiten hacer pequeñas marchas sobre hielo, al mejor estilo de los deportes de olimpiada de invierno con el esquí de fondo. Para los niños, el lugar ofrece amplias posibilidades, pues hay pistas adecuadas especialmente para ellos. También hay trineos halados por perros Alaskan Malamute que los llevan por pequeños caminos, lo cual hace sentir al visitante en una historia de Navidad.

Tres opciones para disfrutar en una semana si cuenta con una agenda bien planificada. Tres opciones divertidas, con mucha cultura, rica gastronomía y, ante todo, diversos espacios para capturar en la memoria. Todo porque Chile es encantador.

Artículo original

1 comentario:

  1. los trineos de erros y las motos de nieve en chillan son espectaculares

    ResponderEliminar

ACLARACION: Este blog no es antiperuano ni nacionalista chileno. Este blog simplemente recopila y (a veces) comenta sobre artículos recopilados en la prensa nacional y mundial y que involucran a Chile. Si parece "cargado" hacia Perú, simplemente, es resultado de la publicación constante -y obsesiva- en ese país de artículos en que se relaciona a Chile. Así también, como ejemplo opuesto, no aparecen articulos argentinos, simplemente, porque en ese país no se publican notas frecuentes respecto Chile. Este blog también publica -de vez en cuando- artículos (peruanos o de medios internacionales) para desmitificar ciertas creencias peruanas -promovidas por medios de comunicación y políticos populistas de ese país- sobre que Perú ha superado el desarrollo chileno, lo que es usado en ese país para asegurar que Chile envidia a Perú y que por eso buscaría perjudicarlo. Es decir, se usa el mito de la superación peruana y la envidia, para incitar el odio antichileno en Perú.