Artículos Destacados

martes, abril 05, 2011

Viña del Mar: Ciudad coqueta anclada en el Pacífico

El balneario chileno invita a saltar la cordillera de los Andes y vivir la Semana Santa, fines de semana largos y vacaciones de invierno de cara al mar. Pulcras avenidas y floridos espacios siguen la costa.

El otoño baña de sol Viña del Mar y las mañanas frescas dejan espacio a mediodías que invitan a despojarse de abrigos y a caminar la costanera.

El vago recuerdo de vacaciones, allá lejos y hace tiempo, en esa ciudad, no coincide con la Viña actual, ágil y limpia, cuidada hasta detalles mínimos que hacen a un prolijo todo.

Cruzada por el estero Marga Marga, su desarrollo urbano mira al mar y trepa conforme se adentra al territorio continental. Las playas se suceden desde Caleta Abarca, una de las preferidas por ser bahía protegida, entre el cerro Recreo, los acantilados del sur y el cerro Castillo.

En el centro están Casino, El Sol, Blanca y Los Marineros y siete kilómetros al norte, Reñaca manifiesta sus aires independentistas con importante infraestructura de alojamiento y gastronomía. La oferta playera la cierran Las Salinas, Miramar y Cochoa.

Viña del Mar es el destino chileno que más inversiones turísticas registra en infraestructura, entretenimientos culturales y mantenimiento de la ciudad. Es que el balneario es cabeza de la macrorregión que vincula con los centros rurales que integran la ruta del vino, el tesoro patrimonial de Valparaíso, Reñaca y comuna de Concón y, además, es vía para Portillo, el famoso centro de esquí del cual lo separan dos horas.

A 120 kilómetros de Santiago, la capital, y a nueve de Valparaíso, Viña del Mar junta distintos eslabones en torno a la unidad urbana que representa.

La ciudad. Si de rincones emblemáticos se trata, la plaza El Reloj de Flores, es un inconfundible símbolo de la llamada Ciudad Jardín. El espacio verde está ubicado frente a la playa Caleta Abarca y desde 1962, en sus inmediaciones se apostan las Victorias, antiguos carruajes tirados por caballos que son la delicia de los visitantes (U$S 15 / 20 la media hora).

Otro ícono es la Quinta Vergara (Errázuriz 563) que saltó a la fama con el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, donde se erige el anfiteatro con capacidad para 15 mil personas. Fue construido en 1960 y restaurado hace un tiempo. Sin embargo, la Quinta Vergara, uno de los espacios verdes más grandes de Viña, data de comienzos del siglo pasado y entre los diversos ejemplares de árboles de formidable porte, la mayoría exóticos, está el Palacio Vergara.

El edificio de estilo barroco tiene 3.000 metros, alberga al Museo de Bellas Artes y en estos momentos está en obras de recuperación, por los daños que asestó a su estructura el sismo de febrero de 2010.

La Quinta Vergara tiene una superficie total de 13,4 hectáreas y fue declarada monumento nacional. Horario de visitas: de martes a domingo de 10 a 13.30 y de 15 a 17.30.

Muy cerca, está la Parroquia Nuestra Señora de los Dolores, con bellos vitreaux que iluminan el sencillo y agradable altar, que realzan la pulcritud del templo.

El patrimonio monumental de Viña se enriquece con el Palacio Presidencial, ubicado en el cerro Castillo. En 1929 se construyó esta residencia destinada al descanso de los presidentes chilenos. De estilo colonial moderno, suma detalles neo-medievales y desde lo alto mira al océano Pacífico en una zona de acantilados. Desde 2005 es monumento histórico nacional.

Al avanzar la caminata se arriba al Teatro Municipal de Viña del Mar, centro de eventos culturales y artísticos de gran nivel, y muy cerca, el tradicional Club de Viña.

En la ruta que comunica a Viña del Mar con Reñaca, sobre la playa y a cielo abierto, está el Museo de Cañones Navales con diversas piezas de artillería, frente a la Armada de Chile.

Entre muchos otros edificios representativos, el castillo Wulff, sobre el borde costero en Caleta Abarca, sobresale por el estilo neo-Tudor. Fue construido en 1906 y consta de dos pisos unidos por un torreón a través de un puente medieval. Fue declarado monumento nacional y hoy es sede de Patrimonio de la Municipalidad. Por estos días se expone una interesante colección de muñecas antiguas.

Cada Año Nuevo, Viña del Mar y Valparaíso tiran la “casa por la ventana”con fuegos artificiales que duran media hora en una extensión de 27 kilómetros sobre la franja costera.

Dónde dormir. Dos hoteles 5*, Sheraton Miramar (todas las habitaciones con balcones al mar) y del Mar, donde está el Casino, que pertenece a la cadena Enjoy, representan los alojamientos más categorizados de la ciudad.

En el segmento de los 4* se destacan los hoteles Gala, San Martín, Oceanic y Best Western Marina del Rey. También integra esta categoría el Hotel O`Higgins, un clásico, actualmente en plena restauración.

En Reñaca, Conference Town Eventos Hotel Spa es el buen gusto en medio de un bosque y para franjas más económicas, el Apart Hotel Reñaca Inn.

Lo que hay que saber

Aéreo. Vuelo con LAN Córdoba / Santiago / Córdoba, tarifa final con tasas e impuestos U$S 302. Restricciones aplicables para todo el año: compra tres días después de hacer la reserva; estadía mínima de una noche de sábado y máxima dos meses.

Transfer. Desde Santiago a Viña del Mar, ida y vuelta, U$S 250.

Alquiler de auto. Por día U$S 80 y por semana, alrededor de U$S 50 por día.

Alojamiento. Hotel Oceanic (avenida Borgoño 12925, Viña del Mar). Sobre el roquerío del océano Pacífico. Tarifas de mostrador: habitación con vista al océano U$S 173; con vista a la calle, U$S 115; suite estándar U$S 178 y habitación familiar U$S 233. Todas incluyen desayuno.
en Valparaíso. Hotel Cirilo Armstrong (Escalera Cirilo Armstrong 12), Cerro Alegre.

E-mail: reservas@ciriloarmstrong.com

En Internet: www.ciriloarmstrong.com Tarifas: habitación matrimonial estándar U$S 110; suite Premium dúplex, U$S 122; matrimonial+single, U$S 160 y matrimonial+Twin, U$S 196.

Trolebús (en Valparaíso), tarifa única U$S 0,40.

Paquete Turístico. Aéreo con LAN desde Córdoba, traslados del aeropuerto a hotel seleccionado de Viña del Mar o de Valparaíso; city tour y tres noches de alojamiento con desayuno. En Viña del Mar: Hotel San Martín, U$S 552; Hotel del Mar, U$S 710; Hotel Sheraton Miramar, U$S 720.

En Valparaíso: Hotel Gervasoni U$S 651.

En todos los casos, más U$S 105 en concepto de impuestos. Excursiones opcionales: city tour por Viña del Mar y Valparaíso, U$S 65 por persona.

City tour por Viña, Valparaíso e Isla Negra, U$S 105, por persona (no incluye entrada al Museo La Sebastiana).

Artículo original

2 comentarios:

  1. Anónimo2:10 a.m.

    ciudad coqueta juas juas juasjuas

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4:30 p.m.

    PROSTITUTA QUERRAS DECIR? ..BUENO COQUETA JODONA Y CALENTONA

    ResponderEliminar

ACLARACION: Este blog no es antiperuano ni nacionalista chileno. Este blog simplemente recopila y (a veces) comenta sobre artículos recopilados en la prensa nacional y mundial y que involucran a Chile. Si parece "cargado" hacia Perú, simplemente, es resultado de la publicación constante -y obsesiva- en ese país de artículos en que se relaciona a Chile. Así también, como ejemplo opuesto, no aparecen articulos argentinos, simplemente, porque en ese país no se publican notas frecuentes respecto Chile. Este blog también publica -de vez en cuando- artículos (peruanos o de medios internacionales) para desmitificar ciertas creencias peruanas -promovidas por medios de comunicación y políticos populistas de ese país- sobre que Perú ha superado el desarrollo chileno, lo que es usado en ese país para asegurar que Chile envidia a Perú y que por eso buscaría perjudicarlo. Es decir, se usa el mito de la superación peruana y la envidia, para incitar el odio antichileno en Perú.