Artículos Destacados

miércoles, abril 06, 2011

Artículo boliviano: Mar... de confusiones

Cayetano Llobet T.
Analista político

No deja de ser de una ingenuidad sorprendente el creer que Evo Morales ha dado un giro espectacular a la política boliviana con Chile. Bolivia ha vivido girando en esa política. Ha sido una suerte de veleta en permanente movimiento de acuerdo al viento que soplaba y ese viento dependía de los intereses del Gobierno de turno. La noción de Estado y, en consecuencia, la definición de políticas de Estado, es una dimensión inexistente en éste y en la mayoría de los temas esenciales que tienen que ver con el interés del país.

Lo que pasa es que hay ciertos temas a los que se puede acudir con mayor facilidad. La más fácil de las demagogias es la que se apoya en los sentimientos populares y en una de sus expresiones más primarias: la del patriotismo. Tan fácil, que es el sentimiento que se puede alimentar y manipular desde la niñez con cosas tan sencillas como banderas, uniformes, bandas de música, poemas que en la mayor parte de las veces relatan hazañas inexistentes, exaltación de héroes, estampas y oraciones, evocaciones de lo que fuimos y debemos volver a ser… ¡Lo más elemental convertido en idea de Patria!

Evo y algunos de sus asesores han hecho una buena evaluación del mal momento gubernamental derivado de la inflexión política que supuso el gasolinazo de diciembre, la impresionante baja de popularidad del Presidente reflejada en la inmensa rechifla recibida en el estadio, la sucesión de conflictos sin posibilidad de resolver, las consecuencias de la carencia de inversiones en el país, el descontento por los precios de la canasta familiar —las amas de casa comen con lo que compran en el mercado y no con los discursos y justificaciones de los ministros— y decidieron cambiar el escenario siguiendo una vieja práctica nacional en tiempos de dificultad: a partir de este 23 de marzo, nuestro problema vuelve a ser Chile. Todo reclamo, toda petición, todo planteamiento que se oponga o critique la obtención de una salida soberana al mar es una suerte de traición a la definición histórica de nuestro objetivo central.

Y aparecen en fila los protagonistas del patriotismo vestidos de ex presidentes, de ex cancilleres, de comentaristas de prensa y de TV llamando a la gran unidad nacional. Tarea doblemente sencilla porque ya no es —esta vez por lo menos— una causa del Presidente o de su partido, ya no es la idea de una persona, sino la concreción de una estrategia que une a todos, que los congrega, que borra las diferencias y marca, sin discordancias ni diferencias, la ruta hacia la recuperación del mar. Y aquel que se interponga en ese glorioso camino tendrá que asumir su calidad de traidor.

Todo lo demás es consecuencia de esa elementalidad. En la Asamblea Plurinacional cumplieron, por costumbre, por inercia, por instinto de obediencia, la orden del Ejecutivo. Las posteriores convocatorias a expertos, nombramientos de plenipotenciarios especiales, la Dirección de Recuperación marítima, son los adornos que hay que ponerle al nuevo escenario. Macetas, flores, cortinas, que son muy buenas para hacer creer a los actores que están viviendo la nueva realidad de la reconquista marítima.

Extraordinaria maniobra gubernamental para cambiar el campo de visión, el horizonte de conflictos, la inmensidad de dificultades políticas, económicas y sociales. Maniobra extraordinariamente ingenua respecto de países que hace años tienen definidas sus políticas de Estado, y más respecto de Chile, que desde hace cinco o seis años, con romances ideológicos, Bachelet, o sin ellos, Piñera se viene matando de risa de Evo y de nuestro brillante futuro marinero.

Artículo original

6 comentarios:

  1. Es un analista político o un poeta satírico?

    ResponderEliminar
  2. Anónimo5:55 p.m.

    UN BOLIVIANO COHERENTE , CON ESA PREPOTENCIA EVO MORALES LE QUITO LA BUENA VOLUNTAD A MUCHOS CHILENOS

    ResponderEliminar
  3. Anónimo5:56 p.m.

    debe ser triste ser peruano

    ResponderEliminar
  4. Anónimo10:12 p.m.

    La verdad...hasta antes de su salida de madre...en el "dia del mar" (habra algo mas patetico en el mundo)? , yo estaba por el dialogo de considerar una salida al Norte de Arica con soberania a cambio de Gas, o sea mar por gas.
    Ahora...vayase a la chucha.
    Quedense con su gas, pero mar, por Chile JAMAS.
    Que los cholos (los amigos) le den mar.

    ResponderEliminar
  5. Imposible dividir el país en 2 y por arica no se puede porque los Peruanos ya se rehusaron una vez y lo harán denuedo, así que Bolivia esta muy lejos de conseguir lo que quiere

    ResponderEliminar
  6. Anónimo7:34 p.m.

    el cerebro es lo que les van a dividir...

    ResponderEliminar

ACLARACION: Este blog no es antiperuano ni nacionalista chileno. Este blog simplemente recopila y (a veces) comenta sobre artículos recopilados en la prensa nacional y mundial y que involucran a Chile. Si parece "cargado" hacia Perú, simplemente, es resultado de la publicación constante -y obsesiva- en ese país de artículos en que se relaciona a Chile. Así también, como ejemplo opuesto, no aparecen articulos argentinos, simplemente, porque en ese país no se publican notas frecuentes respecto Chile. Este blog también publica -de vez en cuando- artículos (peruanos o de medios internacionales) para desmitificar ciertas creencias peruanas -promovidas por medios de comunicación y políticos populistas de ese país- sobre que Perú ha superado el desarrollo chileno, lo que es usado en ese país para asegurar que Chile envidia a Perú y que por eso buscaría perjudicarlo. Es decir, se usa el mito de la superación peruana y la envidia, para incitar el odio antichileno en Perú.