Artículos Destacados

martes, abril 20, 2010

Los chilenos están cambiando la voz y haciéndose notar

Día Mundial de la Voz

Que hablamos con voz de pito, que no se nos entiende, que aspiramos las "s" y nos comemos el final de las palabras, son algunas de las particularidades de la forma de hablar criolla. Una que en las últimas décadas, sin embargo, ha comenzando a sufrir leves matices que hoy, en las puertas del bicentenario patrio, nos tiene con una nueva voz.

Producto del estrés y la inmediatez de la vida moderna, "una de las cosas que el chileno tiende a hacer con más frecuencia ahora es a hablar bastante rápido, y eso lleva a que no coordine bien el hablar y el respirar, generando problemas de fatiga vocal (dolor de garganta al hablar, por ejemplo)", opina el doctor Christian Olavarría, otorrinolaringólogo de la U. de Chile.

"A diferencia de antaño, que se hablaba más pausado, ahora tenemos un hablar más ansioso", concuerda Lorena Martínez, fonoaudióloga de la Clínica Santa María.

Más seguros

A lo anterior se agrega que aún se tiende a articular de manera poco comprensible. "Pronunciamos mal y con una escasa apertura bucal; hay gente que apenas separa los labios al hablar", apunta Juan Carlos Painepán, fonoaudiólogo de la Unidad de Voz del Hospital Clínico U. de Chile.

Con 20 años de experiencia atendiendo patologías de la voz, los profesionales entrevistados reconocen un cambio en la manera de hablar de los chilenos. Para bien y para mal.

"Hay mucho desconocimiento sobre el cuidado de la voz. Las cuerdas vocales son músculos y también necesitan entrenamiento y cuidados (ver recuadro)", agrega el doctor Olavarría. "La población en general tiene un mal uso vocal, pero éste repercute más en quienes la usan a nivel laboral, como profesores, abogados o médicos".

Otro cambio significativo es el aumento en el volumen. "El chileno promedio tiende a ser un poco tímido; cuando hablamos lo hacemos en diminutivo y con poca intensidad; pero es cada vez más común que alguien levante la voz. Se está hablando más fuerte", estima Painepán.

Un cambio que va de la mano de aspectos psicológicos y sociológicos, apunta Lorena Martínez. "La voz está directamente relacionada con cómo te sientes. Y en los últimos años los chilenos se han comenzado a sentir más seguros, ganadores y han aprendido a reclamar sus derechos".

El problema es que este hablar más gritón no siempre es saludable. "Cuando se habla en un volumen más elevado, en especial en ambientes ruidosos, se esfuerza el aparato vocal", dice Olavarría.

Producto de este uso inapropiado o abuso de la voz, se producen trastornos en la emisión vocal, precisa el doctor Héctor Rojas, otorrinolaringólogo de la Clínica Santa María. "La disfonía, como síntoma, es el principal motivo de consulta en nuestra especialidad. Es la punta del iceberg de una serie de patologías", advierte, las que pueden ir desde una laringitis aguda (lo más común), nódulos o pólipos en las cuerdas vocales, hasta problemas más serios como cáncer de laringe.

El fonoaudiólogo Juan Carlos Painepán agrega que otro cambio notorio, sobre todo en las nuevas generaciones, es la pérdida de "inflexiones tonales". "Se han ido empobreciendo y hay una menor riqueza expresiva, una suerte de monotonía en la forma de expresar las emociones, unido a una menor riqueza de vocabulario".

A eso, acota, se suma la falta de modelos en los medios de comunicación, como ocurría con los locutores de radio de antaño, que tenían voces privilegiadas. "Hoy priman las voces que no son trabajadas, independiente de que sean buenos comunicadores".

Pese a todo, los especialistas reconocen que la preocupación de los chilenos por su forma de hablar es cada vez más común. Así no es extraño que las personas consulten no sólo porque tienen una patología, sino simplemente porque quieren mejorar su voz.

Artículo original

3 comentarios:

  1. Anónimo4:05 p.m.

    Sabia que hablaban mal y que era difícil entenderlos y escucharlos porque hablan bajo, pero no me imaginaba que ustedes lo consideraban un problema.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo6:17 p.m.

    Y para rematarla además que suelen escribir como el orto, estamos cagaos.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11:27 p.m.

    Excelente articulo!, ojala esta tendencia se masifique mas y llegue a todos los estratos sociales pronto, ya que nuestro vocabulario y entonacion es simplemente horrorosa y vergonsoza al lado de cualquier pais vecino...pongamosnos en campania y comencemos a hablar y pronunciar mejor!.

    ResponderEliminar

ACLARACION: Este blog no es antiperuano ni nacionalista chileno. Este blog simplemente recopila y (a veces) comenta sobre artículos recopilados en la prensa nacional y mundial y que involucran a Chile. Si parece "cargado" hacia Perú, simplemente, es resultado de la publicación constante -y obsesiva- en ese país de artículos en que se relaciona a Chile. Así también, como ejemplo opuesto, no aparecen articulos argentinos, simplemente, porque en ese país no se publican notas frecuentes respecto Chile. Este blog también publica -de vez en cuando- artículos (peruanos o de medios internacionales) para desmitificar ciertas creencias peruanas -promovidas por medios de comunicación y políticos populistas de ese país- sobre que Perú ha superado el desarrollo chileno, lo que es usado en ese país para asegurar que Chile envidia a Perú y que por eso buscaría perjudicarlo. Es decir, se usa el mito de la superación peruana y la envidia, para incitar el odio antichileno en Perú.