Artículos Destacados

sábado, noviembre 21, 2009

Chile puede reducir su pobreza al 5% en no más de cinco años

Para esto, el director ejecutivo de la Fundación para la Superación de la Pobreza, dijo que se requiere un Estado eficiente que no realice políticas sociales remediales, sino que efectivamente produzcan los cambios estructurales.

—¿Cuál es su visión de la actual línea de pobreza en Chile de $47.000?

—La canasta de satisfacción de necesidades básicas, bajo la cual estamos calculando la línea de pobreza actual, tiene un valor, que es medir por ingreso. Es un indicador sintético que ayuda a explicar un ámbito importante de cómo estamos en un nivel de desarrollo, pero necesitamos otras medidas complementarias que midan la multidimensionalidad de la pobreza.

Además, no podemos seguir contando con una canasta que es de cuando nuestro per cápita era la mitad de lo que ganamos hoy día (fines de los ochenta), tenemos que medirnos con la vara que corresponde. Pero estamos tranquilos, porque efectivamente esto (la actualización) está en manos de la CEPAL y esperamos que prontamente se entreguen los resultados.

—¿Cuánto más se puede reducir la pobreza en Chile?

—Si tomáramos la medición de EE.UU. o la de la OCDE nuestra pobreza aumentaría, porque tenemos un grado de desigualdad importante, pero si midiéramos la pobreza cambiando la canasta de necesidades básicas, la pobreza en Chile es posible disminuirla por lo menos a la mitad, y en un plazo de no más de cinco años podríamos tener un 5% de pobreza (con la medición por ingresos). Entonces, con un crecimiento sostenido, con un 4% o 5% anual y las medidas adecuadas en política social, es perfectamente posible llegar a esa cifra y podemos también mejorar el índice GINI.

— ¿A qué atribuye el origen de la mala distribución de la riqueza que caracteriza a Chile?

— Son varias cosas, lo primero es decir que Chile está en un contexto de América Latina, que es el continente más desigual del mundo. Ahora bien, hay una acumulación de la riqueza efectivamente muy importante. Pero también hay otros temas que como fundación hemos intentado mostrar, que tienden a perpetuar la desigualdad en nuestro país, y tiene que ver con que hay muy pocas oportunidades. Nos centramos fundamentalmente en dos grandes anillos, uno que explica la salida de la pobreza de manera permanente de los hogares, de mediano y largo plazo, que es la educación, la salud y la vivienda, y el otro anillo es el tema de los ingresos, el trabajo, el empleo y la participación, que son temas que explican en el corto plazo la pobreza. En el tema de la distribución, es central también el hecho de que Chile haya logrado disminuir la pobreza de manera significativa en un contexto de mucha desigualdad.

—Ante esta paradoja de baja de la pobreza con desigualdad, ¿hace falta una visión más crítica de parte de ustedes respecto a lo que ocurre en el país?

—Hemos disminuido la pobreza y tenemos que mirar la mitad del vaso lleno, pero aquí también tenemos algunos problemas complejos. Recuerdo una frase clave de un ministro de la actual administración que dijo que el principal compromiso de la Concertación era superar la pobreza, pero no la desigualdad, y me parece bastante fuerte una declaración de ese tipo, este es un tema país que no resiste más análisis, porque efectivamente tenemos una desigualdad muy importante. Pero aquí el punto no está solamente en la desigualdad en la distribución del ingreso, más bien está en cómo efectivamente logramos tener mínimos sociales garantizados en distintas áreas y en compartir una experiencia de ciudadanía en común. Nosotros abogamos por un Estado ágil y eficiente, no cuestionamos tanto su tamaño, pero sí que se pueda hacer cargo de estas políticas.

— ¿Qué tiene que mirar este Estado más eficiente en dicha búsqueda?

—Educación, salud, vivienda, ingreso, inclusión y participación son las áreas centrales, ya no tener políticas sociales remediales, sino que efectivamente produzcan los cambios estructurales, y cuando uno analiza cuánto vale eso, de verdad, se puede hacer. Un ejemplo concreto, mucho se dice que por primera vez tenemos tantos jóvenes como primera generación en la universidad, eso es verdad, pero ha sido fundamentalmente logrado por el mercado, ha habido un apoyo efectivamente del gobierno, pero el problema está en ver la calidad de esos establecimientos. Y esto se ve mucho en todas las carreras llamadas de pizarrón, es evidente que este país no puede absorber la cantidad de personas que han estudiado algunas carreras que están sobresaturadas, aquí hace falta planificación, saber hacia dónde se quiere ir, pues lo que estamos haciendo en materia de educación es irnos por donde es más sencillo.

Artículo original

9 comentarios:

  1. El problema con la pobreza en Chile se deve a la falta de paridad salarial. Por ejemplo un empresario inteligente va apagar a
    su gente mas que un empresario tonto, que solo piensa en su bolsillo.Como es posible que reciba mas de un millon de dolares y en ganacias y pague menos de 50 mil en salarios? Los empresarios, no deverian dejar que el gobierno tome la iniciativa si no que parta de ellos mismos y aumenten los salarios! Basta ya de abusos!No seamos ingenuos y pagemos a la gente lo que se merecen! Evitemos una lucha de clases dando ejemplo de un buen pago para los buenos operarios! Logico que esta la otra cara de gente que abusa y no trabaja que son simverguenzas y roban el tiempo que se les paga para trabajar. Hay que llegar a un acuerdo con todos!

    ResponderEliminar
  2. Esto en parte es culpa de la misma gente.

    Se burlan de los apellidos como Soto, Lopez, Peres, etc.

    Creo que si no se cambia esa mentalidad será muy difícil constituirnos como una nación desarrollada.

    ResponderEliminar
  3. MAS QUE LOS SALARIOS SON LOS SERVICIOS, EDUCACION ,SALUD,WELFARE QUE UN ESTADO MODERNO Y DECENTE DEBE PONER A DISPOSICION DEL CIUDADANO.
    LOS EMPRESARIOS -OBVIO QUE TIENDEN A ACUMULAR Y A REPARTIR LO MINIMO!..
    PERO EL BIENESTAR DE LA NACION ES COSA ESTATAL, DESPUES VIENEN LA EMPRESA PRIVADA Y SU MAYOR O MENOR VISION DE FUTURO
    O SI NO PREGUNTENLE A UN FRANCES , ALEMAN O SUECO SI DESARMARIA SU ESTADO.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo3:06 p.m.

    Documental La pobreza en Chile
    de aqui salio la familia de ADEFezio (MARCO)
    jajajajajaja
    se fue en barco hasta italia a buscar a su buena mama, pero un dia la tristeza ,llego hasta su corazon ,mama tiene que partir jajajajajaja no te vayas mama, no te alejes de mi jajjajajajajajaja
    ya no aguanto la risa jajajaajajjajajaja
    jajajaajajaaj

    http://www.youtube.com/watch?v=MswYXpX6xew

    ResponderEliminar
  5. conforme ezio... tienes razón

    ResponderEliminar
  6. A la mierda.

    Así viven los chilenos, que cagada.

    Ésto no puede estar pasando en el país del primer mundo po.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo8:30 p.m.

    Esos argumentos no ayudan a hermanarnos alexander....

    gente como tu deberia ser suprimida como una celula cancerigea, sin esas celulas, el cuerpo humano esta mucho mas sano...

    Con respecto a la pobreza, concuerdo con los post de arriba...
    pero vamos, hemos avanzado mucho, lo del sueldo minimo etico, claramente deberia subir, a mi modo de ver las cosas (como esta chile de bien ahora), deberia subir a $250.000.-

    ResponderEliminar
  8. Anónimo7:28 p.m.

    El hecho verdaderamente importante es que podemos reducir nuestra pobreza a menos de la mitad, en apenas 5 años. Existe esa posibilidad y es una obligación ética y moral concretarla.

    Ahora bien, parece que a los que viven obsesionados con Chile les arde eso... deberían estar más preocupados por superar su propia pobreza, que burlarse de los pobres de Chile. Ellos son preocupación del Estado chileno y de sus compatriotas... No negamos que existen pobres en Chile... de hecho los hay, y representan alrededor del 13 y 15% de la población... Sin embargo, por alguna razón que no comprendo, a los vecinos peruanos les provoca un morboso placer que exista pobreza en Chile, como si en Perú no existiera. Sin embargo, los organismos internacionales contradicen a los amigos peruanos... en su país la pobreza supera el 40%... Yo no me burlaría de los pobres de Chile, teniendo índices tan vergonzosos en mi propio país.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo7:28 p.m.

    El hecho verdaderamente importante es que podemos reducir nuestra pobreza a menos de la mitad, en apenas 5 años. Existe esa posibilidad y es una obligación ética y moral concretarla.

    Ahora bien, parece que a los que viven obsesionados con Chile les arde eso... deberían estar más preocupados por superar su propia pobreza, que burlarse de los pobres de Chile. Ellos son preocupación del Estado chileno y de sus compatriotas... No negamos que existen pobres en Chile... de hecho los hay, y representan alrededor del 13 y 15% de la población... Sin embargo, por alguna razón que no comprendo, a los vecinos peruanos les provoca un morboso placer que exista pobreza en Chile, como si en Perú no existiera. Sin embargo, los organismos internacionales contradicen a los amigos peruanos... en su país la pobreza supera el 40%... Yo no me burlaría de los pobres de Chile, teniendo índices tan vergonzosos en mi propio país.

    ResponderEliminar

ACLARACION: Este blog no es antiperuano ni nacionalista chileno. Este blog simplemente recopila y (a veces) comenta sobre artículos recopilados en la prensa nacional y mundial y que involucran a Chile. Si parece "cargado" hacia Perú, simplemente, es resultado de la publicación constante -y obsesiva- en ese país de artículos en que se relaciona a Chile. Así también, como ejemplo opuesto, no aparecen articulos argentinos, simplemente, porque en ese país no se publican notas frecuentes respecto Chile. Este blog también publica -de vez en cuando- artículos (peruanos o de medios internacionales) para desmitificar ciertas creencias peruanas -promovidas por medios de comunicación y políticos populistas de ese país- sobre que Perú ha superado el desarrollo chileno, lo que es usado en ese país para asegurar que Chile envidia a Perú y que por eso buscaría perjudicarlo. Es decir, se usa el mito de la superación peruana y la envidia, para incitar el odio antichileno en Perú.