Artículos Destacados

miércoles, noviembre 24, 2010

Defensa: modernización en marcha

El ministerio está elaborando una estrategia que explicitará la manera en que Chile enfrentará los objetivos derivados de su seguridad exterior.

En una columna en este diario, titulada "Desafíos en Defensa", Juan Pablo Rosso sostenía que el Presidente Piñera "tiene la oportunidad de marcar un antes y un después en la defensa nacional luego de 20 años de continuismo. Su programa de gobierno incluye nuevas medidas que podrían aumentar significativamente la eficiencia y efectividad del sector". Esto es cierto y, sin lugar a dudas, la agenda del Presidente para la defensa implica realizar la modernización más profunda y significativa de este sector en décadas.

No obstante, el columnista, haciéndose eco de lo que habría sostenido una (desconocida por nosotros) "nueva Comisión de Defensa de Renovación Nacional", nos atribuye entender esta modernización como cambios de tipo legal, más que de procesos, y como desarrollando una estrategia que no tenemos muy claro qué significa, pero que ellos denominan "administrar la paz", la cual sería intrínsecamente equivocada.

Hay muchas ideas que desarrollar frente a los cuestionamientos de Rosso, pero dos son de particular relevancia. En primer lugar, es necesario señalar que el Ministerio de Defensa se encuentra elaborando, por primera vez en nuestra historia, una estrategia de seguridad que hará explícita la forma y dimensión en que el Estado de Chile enfrentará los objetivos derivados de su seguridad exterior.

Ello, como puede suponerse ante una experiencia que nos es inédita, ha provocado esfuerzos significativos a la actual estructura ministerial; específicamente a la Subsecretaría de Defensa de reciente creación. Más aún cuando el Ministerio de Defensa se encuentra bajo las exigencias del proceso de instalación de su nueva orgánica generada en la ley promulgada en febrero pasado. Los avances han sido significativos y dentro de no mucho tiempo más esta estrategia será sometida a la aprobación del Presidente de la República. Será ella la que definirá la organización y despliegue de la fuerza militar. Evidentemente, se trata de un proceso complejo que requiere la implementación de técnicas analíticas que nunca se han usado en este nivel y que tienen efectos profundos y muchas veces irreversibles, por lo que la prudencia es esencial.

La fase siguiente, definida la estrategia, implica diseñar en detalle la fuerza que satisface las capacidades que el Estado demandará a sus Fuerzas Armadas. Este será nuestro desafío de mediano plazo. Todo esto implica cambios legales y de procesos, pero observar sólo la superficie y concluir de allí que no existe más que eso es evidentemente un error.

El segundo punto que me interesa destacar es muy evidente, pero parece que no ha sido bien entendido o no les ha importado a algunos: ser gobierno nos impone reglas de acción nuevas y distintas. Nos habría gustado mucho haber tenido la posibilidad de conocer los planteamientos de esa "nueva Comisión de Defensa de Renovación Nacional" no por la prensa y en forma tan general, sino a través de documentos formales con autores visibles y responsables de sus análisis. Quizás así podríamos entender lo que significa la última recomendación que nos hace Rosso en su columna: que administremos no la paz, "sino la incertidumbre".

Artículo original

1 comentario:

  1. Anónimo12:39 p.m.

    Las ideas parecen ser buenas, pero siempre pasa lo mismo que en el sur,como con las ovejas, cuando salen trasquiladas.

    ResponderEliminar

ACLARACION: Este blog no es antiperuano ni nacionalista chileno. Este blog simplemente recopila y (a veces) comenta sobre artículos recopilados en la prensa nacional y mundial y que involucran a Chile. Si parece "cargado" hacia Perú, simplemente, es resultado de la publicación constante -y obsesiva- en ese país de artículos en que se relaciona a Chile. Así también, como ejemplo opuesto, no aparecen articulos argentinos, simplemente, porque en ese país no se publican notas frecuentes respecto Chile. Este blog también publica -de vez en cuando- artículos (peruanos o de medios internacionales) para desmitificar ciertas creencias peruanas -promovidas por medios de comunicación y políticos populistas de ese país- sobre que Perú ha superado el desarrollo chileno, lo que es usado en ese país para asegurar que Chile envidia a Perú y que por eso buscaría perjudicarlo. Es decir, se usa el mito de la superación peruana y la envidia, para incitar el odio antichileno en Perú.