Artículos Destacados

viernes, agosto 06, 2010

Artículo venezolano: Chile, mucho más que cobre, frutas y excelentes vinos

Chile saca la cara por los latinoamericanos como ejemplo del camino a seguir para llevar a sus habitantes la mayor suma de bienestar posible.

Chile, considerada como una de las economías más desarrolladas de América Latina, se vislumbra como un potencial país desarrollado para los próximos años, específicamente para la próxima década. Cuenta con el Índice de Desarrollo Humano (IDH) más alto de la región, se ubicó en el lugar 44 a escala mundial en 2009. De acuerdo con las estimaciones del FMI, el país alcanzará un PIB per cápita de poco más de $18.000 en cuatro años (2014).

En enero, Chile se convirtió en el primer miembro pleno de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en Suramérica y segundo en Latinoamérica, después de México, debido al reconocimiento a los avances económicos, desarrollo social y fuerte reestructuración institucional en los últimos 20 años, que incluyen a este país austral en la treintena de miembros de la organización, que agrupa a las principales economías industrializadas del mundo.

Posee una economía diversificada y competitiva, destacando el mercado minorista en el que sobresalen empresas con inversiones en varios países de Suramérica. Tiene uno de los sistemas bancarios más estables y desarrollados de América. Su principal sector económico es la minería: es el mayor productor de concentrado de cobre en el mundo.

En los últimos años, la economía chilena ha mostrado un dinamismo y una tasa de crecimiento estable, al promediar 5%, el cual fue sólo frenado por la crisis económica de 2007-2008, pero se cree que el país volverá a crecer para 2010 a niveles similares.

En números

A pesar de que a lo largo de su historia ha enfrentado diversos períodos de crisis, en los últimos años ha tenido un importante y sostenido crecimiento. El modelo económico, que fue incubado durante el régimen militar, se ha mantenido por los gobiernos concertacionistas, que sólo le han hecho cambios menores y calibraciones propias de la dinámica social.

Chile, hoy, es un mercado abierto al mundo con una economía caracterizada por la exportación de materias primas, productos terminados y modelos de negocios. Según datos del Banco Central de Chile, en 2009 las exportaciones llegaron a $53.024 millones y las importaciones alcanzaron los $39.707 millones. El PIB en su valor nominal superó los $244.300 millones. El PIB chileno superó los $244.300 millones. El consenso de los economistas es que la economía chilena dejó atrás la recesión. Mientras el PIB cayó 1,6% en 2009, para 2010 prevén una expansión promedio de 4,5% a 5,5%. La inflación fue de 3% el año pasado y se espera en 2010 una de 3,5%.

Política económica y crecimiento

Algunos elementos claves que han permitido el crecimiento económico de Chile se centran en políticas estables, entre éstas:

- Reglas transparentes para sustentar una real disciplina fiscal: se han impuesto límites al déficit del sector público y al endeudamiento. Han aplicado restricciones que impiden modificar los presupuestos aprobados del sector público para evitar gastos sin el adecuado financiamiento. Se realizan auditorías periódicas y aleatorias a entidades públicas.

- Establecimiento de mecanismos de estabilización anticíclicos. Uno de ellos es la de creación de fondos de estabilización fiscal para resguardar (ahorrar) los excedentes de coyunturas favorables. Dicho ahorro ha servido para sostener el gasto público en épocas de ingresos bajos; activar gastos extraordinarios para atender situaciones especiales, como catástrofes, vinculadas a una recesión, y pago de la deuda externa, entre otras.

- Claras políticas de provisiones atadas al crecimiento del crédito para el sector financiero (a mayor crecimiento mayor provisión). Chile ha estimulado la participación de la banca internacional en el sistema financiero local para promover la competencia y posibilitar la transferencia de fondos desde las casas matrices de éstas hacia el mercado doméstico.

- Creación de redes de protección social. Da subsidios directos a la población vulnerable. En recesión, el uso de los recursos de fondos de estabilización fiscal ha podido activarse automáticamente para financiar proyectos de obras públicas con alto componente de mano de obra.

- Reforma del sistema educativo. Se descentralizó la educación pública primaria y secundaria, los padres de familia y las comunidades tienen voz en la evaluación de la calidad de los profesores y del manejo de los fondos. Se ha intensificado el uso de nuevas tecnologías. Hay guarderías públicas. En las universidades hay un sistema de matrículas y subsidios a los estudiantes de bajos recursos.

- Incremento progresivo del sistema tributario, promoviendo el concepto de transparencia sobre la recaudación y los gastos del sector público. La dotación de legitimidad a la recaudación ha sido concordante con los conocimientos claros de los contribuyentes en cuanto a sus pagos y beneficios que perciben (redistribución en inversiones de bienes y servicios). La redistribución del ingreso se ha logrado con un manejo eficiente del gasto público, cumpliendo con las inversiones en salud, apoyo a la niñez, educación, infraestructura y transferencias que beneficien a los estratos de la población de bajos ingresos.

- Apoyo a la pyme procurando que los créditos se dirijan a las que no tengan acceso a la banca.

- Elevación de la competitividad, la cual se sustenta en mejoras de la productividad (reducciones reales de costos) y en mejoras de la calidad y variedad de los bienes y servicios producidos. Los niveles de productividad de las ramas de actividad económica chilena revelan la existencia de ventaja competitiva de ese país, desde el punto de vista de los niveles de eficiencia, y que estaría en los sectores del agro, ganadería, silvicultura, extracción, producción y elaboración de productos de madera, industrias, etcétera, con estos sectores se ha construido el ciclo virtuoso de la productividad.

- Búsqueda de mecanismos alternativos de gestión de las empresas públicas menos eficientes con alianzas estratégicas con operadores de alta pericia.

- Presencia en los mercados internacionales a través de actividades industriales de servicios, comerciales y financieras, fomentando el branding o marca país Chile. Los acuerdos de libre comercio y complementariedad económica suscritos con más de 15 países han sido de gran ayuda en esta estrategia de internacionalización, penetración y apertura a nuevos mercados.

Chile tiene sobradas razones para brindar -con sus extraordinarios vinos- por el futuro promisorio que le espera. Chile saca la cara por los latinoamericanos como ejemplo del camino a seguir para llevar a sus habitantes la mayor suma de bienestar posible.

Artículo original

4 comentarios:

  1. Muy buen articulo era como una narración de cuento.

    y lo mejor que fue vista con ojos externos a Chile.

    ResponderEliminar
  2. jaime867:08 p.m.

    !!!!!APRENDAN PERUANOS MUGRIENTOS DE MIERDA!!!!(jajajajaja, y se atreven a compararse con nosotros jajaja... parece que les duele la realidad a estos perucas)

    ResponderEliminar
  3. Anónimo9:18 p.m.

    muy bien por mi pais, orgullo siento de ser chileno, si me preguntan si me gustaria cambiarme a otro pais en sudamerica , diria que por ningun motivo , no hay pais en sudameriaca que valga mas que chile.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo1:18 a.m.

    Chile será el mejor país de Sudamérica, pero a mi país Argentina, no lo cambio por nada.

    ResponderEliminar

ACLARACION: Este blog no es antiperuano ni nacionalista chileno. Este blog simplemente recopila y (a veces) comenta sobre artículos recopilados en la prensa nacional y mundial y que involucran a Chile. Si parece "cargado" hacia Perú, simplemente, es resultado de la publicación constante -y obsesiva- en ese país de artículos en que se relaciona a Chile. Así también, como ejemplo opuesto, no aparecen articulos argentinos, simplemente, porque en ese país no se publican notas frecuentes respecto Chile. Este blog también publica -de vez en cuando- artículos (peruanos o de medios internacionales) para desmitificar ciertas creencias peruanas -promovidas por medios de comunicación y políticos populistas de ese país- sobre que Perú ha superado el desarrollo chileno, lo que es usado en ese país para asegurar que Chile envidia a Perú y que por eso buscaría perjudicarlo. Es decir, se usa el mito de la superación peruana y la envidia, para incitar el odio antichileno en Perú.