Artículos Destacados

sábado, agosto 15, 2009

Chile empieza a calentar motores para la esperada 4G

La nueva tecnología que dejaría atrás al semi olvidado WiMax, promete ser la revolución en transmisión de datos a alta velocidad.

Aún ni siquiera está definida la norma, pero todos ya están pensando en Long Term Evolution (LTE), la nueva tecnología que dejaría atrás al semi olvidado WiMax y promete ser la revolución en transmisión de datos a alta velocidad.

¿Te imaginas ver una película en alta definición, mientras vas de un lugar a otro?, ¿o tener al instante en el smartphone el contenido de la presentación Power Point que acabas de guardar en el notebook?

La transmisión de datos a altísimas velocidades es la promesa que traerá la tecnología Long Term Evolution (LTE), más conocida como la Cuarta Generación. Se trata de la evolución natural de la 3G, que tendría velocidades muchísimo mayores.

Mientras que las redes de tercera generación consiguen velocidades de hasta 3,6 megabits, con LTE se podrían alcanzar velocidades de entre 50 y más de 100 megabits, lo que permitiría soportar muchas más aplicaciones de video on demand y aplicaciones de alta definición y en movimiento.

Movilidad a toda prueba

La Cuarta Generación se ha transformado en la apuesta más ambiciosa y esperada de los operadores móviles.

De hecho, recientemente Entel PCS anunció públicamente que comenzarán a hacer pruebas de campo para entender esta tecnología y prepararse para cuando esté disponible.

Carlos Rodríguez, gerente de productos y servicios de Entel PCS, explica que esto no significa que exista en el corto plazo un lanzamiento comercial de este producto. De hecho, los primeros despliegues a nivel mundial de LTE están programados para fines de este año y comienzos del próximo por empresas internacionales.

"Lo que queremos es empezar las primeras pruebas y experimentar cómo funciona el producto", dice Rodríguez.

No sólo los operadores están apostando fuerte a la 4G. Empresas como Motorola también se están preparando para la evolución.

Francisco Suárez, gerente de desarrollo de negocios de Motorola para América Latina, estuvo esta semana en Chile hablando de los cambios que nos esperan con la llegada del nuevo estándar. Si bien aseguró que WiMax como tecnología sigue cumpliendo un rol importante, cree que LTE es el estándar que seguirán la mayoría de los operadores.

Faltan dispositivos

Claro que, advierte, todo esto es especulación aún, porque es algo que a nivel masivo sólo podremos ver de aquí a 2011. De hecho, ni siquiera existen los terminales para soportar LTE.

Suárez dice que este año deberían desarrollarse los primeros chips para esta tecnología, para el próximo año ver los primeros adaptadores UBS para LTE y en 2011 recién los primeros terminales masivos, como teléfonos adaptados para 4G.

Artículo original

1 comentario:

  1. Ahhh tengo ya la plata para el plan, un adelanto para los Peruanos, Chile es uno de los lideres en internet, lo que pobremente eh visto concursos donde dan la media maquina carbonera de regalo en la tv.

    Casi todos....
    en Chile tienen pc.
    -piquense el hoyo!

    ResponderEliminar

ACLARACION: Este blog no es antiperuano ni nacionalista chileno. Este blog simplemente recopila y (a veces) comenta sobre artículos recopilados en la prensa nacional y mundial y que involucran a Chile. Si parece "cargado" hacia Perú, simplemente, es resultado de la publicación constante -y obsesiva- en ese país de artículos en que se relaciona a Chile. Así también, como ejemplo opuesto, no aparecen articulos argentinos, simplemente, porque en ese país no se publican notas frecuentes respecto Chile. Este blog también publica -de vez en cuando- artículos (peruanos o de medios internacionales) para desmitificar ciertas creencias peruanas -promovidas por medios de comunicación y políticos populistas de ese país- sobre que Perú ha superado el desarrollo chileno, lo que es usado en ese país para asegurar que Chile envidia a Perú y que por eso buscaría perjudicarlo. Es decir, se usa el mito de la superación peruana y la envidia, para incitar el odio antichileno en Perú.