Artículos Destacados

sábado, mayo 16, 2009

Energía nuclear para el futuro de Chile

La demanda de energía en Chile aumentará más de tres veces en los próximos 22 años de acuerdo a estudios de la Universidad de Chile, lo que obligará a un esfuerzo considerable para satisfacer tal formidable incremento pues de otro modo se comprometería el crecimiento económico del país.

El abrupto final del abastecimiento de gas natural argentino nos permitió recrear en pocos meses lo que nos esperaría en caso de no prever el desarrollo energético del país: vulnerabilidad, incertidumbre y elevados costos que se traspasaron rápidamente a la población y a la producción nacional. Peor aún, obligó a buscar soluciones de implementación rápida, las cuales se han basado en energías fósiles, principalmente centrales a carbón. El problema de este camino es que las emisiones de CO2 aumentarían significativamente ubicando a Chile entre los países que más aumentan sus emisiones precisamente cuando los esfuerzos internacionales apuntan en la dirección contraria. Además, Chile no cuenta con abundantes recursos energéticos fósiles en su territorio, lo que lo hace dependiente del no siempre confiable y asequible abastecimiento externo.

Para la minería, la falta de energía abundante y a precios razonables provoca un efecto por partida doble. En primer lugar, porque la energía es un componente fundamental en sus procesos productivos debido a que la transformación de los minerales en metales comercialmente aptos requiere importantes cantidades de energía, pero también porque sin energía suficiente y disponible no serán viables las plantas desaladoras de agua de mar que podrían proveer de agua al norte del país lo que resulta determinante pues es posible prever que la cantidad de agua conocida no será suficiente para sostener el desarrollo minero del país.

Las energías renovables son deseables y deben explotarse al máximo, pero ningún país con un nivel de desarrollo medio o alto, obtiene cantidades significativas desde estas fuentes. La energía hidroeléctrica es por cierto una alternativa por los abundantes recursos del extremo sur de Chile, pero su explotación se ha convertido en bandera de lucha de las ONG"s de moda internacionales, con lo que la imagen del país se expone seriamente, así como el futuro del turismo de intereses especiales. Las plantas de regasificación de gas natural licuado son un seguro al otorgar una opción más de aprovisionamiento con la que no contaba el país, pero no resuelve el problema de fondo de la dependencia y de emisión.

Un ejercicio ambicioso pero no imposible para el futuro de Chile es el de apostar en serio por la energía nuclear. Con energía suficiente y a costo razonable, las plantas desaladoras de agua de mar serían viables y con ello la disponibilidad de agua para el desierto y la posibilidad de bombearla hacia el territorio interior, podría significar una revolución para el norte de Chile.

La construcción de nuevas plantas nucleares ha aumentado fuertemente en el mundo, esperándose gran cantidad de inauguraciones en los próximos años. Sólo en China hay 15 nuevas centrales en construcción. Países tan cercanos como Argentina disponen desde hace mucho tiempo de plantas de generación nuclear y países tan sísmicos como Japón son líderes en esta tecnología. ¿Porqué no Chile, sobretodo cuando tenemos un desierto que aprovechar?

La política oficial definida por el gobierno ha sido la de someter esta cuestión a estudios de factibilidad. Sin embargo estos estudios debieran estar concluidos en los próximos años. Surge entonces la interrogante de qué piensan nuestros candidatos presidenciales sobre un tema tan relevante para el futuro el país. Es de esperar que en algún momento de la campaña emerjan definiciones sobre este tema tan crucial (La Tercera, Cesco).

Juan Carlos Guajardo
Director Ejecutivo de Cesco

Artículo original

1 comentario:

  1. Chile necesitará la energia nuclear para seguir creciendo hasta lograr el desarrollo anhelado.
    Esto porque la energía termoelectrica, eólica, o solar, no bastará para asistir con su produc ción los requerimientos de las industrias, la minería, el mismo Metro, edificios, malls, alumbrados, Etc. Ya sabemos que la energía hidroeléctrica es hoy, un bastión político dirigido por organizaciones internacionales. De manera que solo queda pensar, en la energia nuclear, como lo ha estado haciendo Argentina.

    ResponderEliminar

ACLARACION: Este blog no es antiperuano ni nacionalista chileno. Este blog simplemente recopila y (a veces) comenta sobre artículos recopilados en la prensa nacional y mundial y que involucran a Chile. Si parece "cargado" hacia Perú, simplemente, es resultado de la publicación constante -y obsesiva- en ese país de artículos en que se relaciona a Chile. Así también, como ejemplo opuesto, no aparecen articulos argentinos, simplemente, porque en ese país no se publican notas frecuentes respecto Chile. Este blog también publica -de vez en cuando- artículos (peruanos o de medios internacionales) para desmitificar ciertas creencias peruanas -promovidas por medios de comunicación y políticos populistas de ese país- sobre que Perú ha superado el desarrollo chileno, lo que es usado en ese país para asegurar que Chile envidia a Perú y que por eso buscaría perjudicarlo. Es decir, se usa el mito de la superación peruana y la envidia, para incitar el odio antichileno en Perú.