Artículos Destacados

sábado, octubre 17, 2009

Bachelet y Fernández firmarán el tratado de integración chileno-argentino

Las presidentas de Chile y Argentina, Michelle Bachelet y Cristina Fernández, firmarán el próximo 30 de octubre el Tratado de Integración entre ambos países.

Así lo anunció hoy el embajador de Argentina en Chile, Ginés González, tras sostener una reunión en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile.

El acuerdo se enmarca en el Bicentenario de la independencia que ambos países celebrarán en 2010, y se suscribirá en el municipio de Maipú, al suroeste de Santiago, donde un ejército chileno-argentino derrotó a las tropas realistas españolas en la última batalla de esa gesta.

Este acuerdo sustituirá al Tratado de Paz, firmado hace 25 años para desactivar un grave conflicto entre ambos países a raíz de la controversia sobre la soberanía del Canal de Beagle, en el extremo austral del continente.

El embajador explicó que este nuevo tratado "tiene un espíritu totalmente distinto, respeta los anteriores pero es hacia el futuro, de integración", aunque rehusó dar detalles sobre su contenido.

Argentina y Chile dieron un fuerte impulso en la redacción de este nuevo acuerdo de integración durante la segunda reunión de gabinetes de Gobierno de ambos países celebrada el pasado 6 de agosto en Buenos Aires.

Según el diplomático argentino, el texto "está prácticamente cerrado" y durante el encuentro que hoy sostuvo con miembros de la cancillería solo se perfilaron "dos o tres detalles" de importancia menor.

La presidenta Cristina Fernández sellará este nuevo tratado en el marco de la visita que realizará a Chile para inaugurar junto a Michelle Bachelet, en la tarde del día 30, la Feria del Libro de Santiago, que este año tiene a Argentina como invitado de honor.

Durante su estancia oficial en Chile, que comenzará el día 29 de octubre, la mandataria argentina acudirá además al Congreso chileno, con sede en Valparaíso, a 125 kilómetros al oeste de la capital chilena, y sostendrá un encuentro con representantes de la Corte Suprema.

En diciembre de 2008, Bachelet y Fernández participaron en Monte Aymond, en la frontera chileno-argentina, en la conmemoración del 30 aniversario de la mediación papal que evitó que sus países fueran a la guerra por la disputa de la soberanía del Canal de Beagle.

En diciembre de 1978, el desplazamiento de militares y el cierre de las fronteras ordenado por Argentina hacía prever una guerra inminente, pero un llamamiento del Papa detuvo el conflicto y logró, a través de la mediación del Vaticano, alcanzar un Tratado de Paz y Amistad en 1984.

El nuevo tratado de integración, en el que han trabajado las cancillerías de ambos Estados, pretende perfeccionar ese acuerdo, que sentó las bases para una relación basada en la paz y en el diálogo entre dos países que comparten más de 5.000 kilómetros de frontera.

El acuerdo se sellará además un mes antes de que ambas mandatarias sean recibidas en audiencia conjunta y privada por Benedicto XVI en el Vaticano, el próximo 28 de noviembre, en una ceremonia que recordará la mediación papal de hace tres décadas atrás.

Artículo original

1 comentario:

  1. Podría existir la misma confianza y hermandad, para que ese tratado se firme con otros países, en camino a la Unión Latino Americana, así terminaríamos de malgastar dinero en otras cosas que no sea progreso y bienestar para los pueblos, pero la mentalidad de algunos es retrograda. por eso, en América estos como estamos y seguiremos así, por muchos años.

    ResponderEliminar

ACLARACION: Este blog no es antiperuano ni nacionalista chileno. Este blog simplemente recopila y (a veces) comenta sobre artículos recopilados en la prensa nacional y mundial y que involucran a Chile. Si parece "cargado" hacia Perú, simplemente, es resultado de la publicación constante -y obsesiva- en ese país de artículos en que se relaciona a Chile. Así también, como ejemplo opuesto, no aparecen articulos argentinos, simplemente, porque en ese país no se publican notas frecuentes respecto Chile. Este blog también publica -de vez en cuando- artículos (peruanos o de medios internacionales) para desmitificar ciertas creencias peruanas -promovidas por medios de comunicación y políticos populistas de ese país- sobre que Perú ha superado el desarrollo chileno, lo que es usado en ese país para asegurar que Chile envidia a Perú y que por eso buscaría perjudicarlo. Es decir, se usa el mito de la superación peruana y la envidia, para incitar el odio antichileno en Perú.