Artículos Destacados

martes, agosto 04, 2009

Evo Morales teme que en Argentina y Chile gane la derecha

Nota: Y si así fuera, a Evo no le quedaría más que asumir, sin intrometerse. Evo aparentemente es incapaz de ver que otros países son libres de elegir el gobierno y el modelo económico que les plazca, y considera una "agresión" que otros decidan caminos distintos a los propios. En ese sentido, sigue la misma "lógica" de Chavez. Creo que ese par no ve con buenos ojos ni siquiera a un DC, y no sería nada de raro que financien y alienten protestas y movimientos indigenas, sociales y sindicales contra el próximo gobierno chileno.

El presidente Evo Morales manifestó ayer su preocupación ante la posibilidad de que los “pinochetistas” y la “derecha fascista” ganen las elecciones en Chile y Argentina, respectivamente. Habló de convocar a las organizaciones sociales y los partidos de izquierda a una reunión para recoger sus propuestas sobre el particular.

El Mandatario reveló que le “preocupan bastante” los resultados que puedan darse en las elecciones presidenciales en Chile (13 de diciembre) y Argentina ( 2011), durante la presentación del libro del viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Sacha Llorenti, La democracia traicionada.

Morales mantiene una fluida relación política con sus pares Cristina Fernández, de Argentina, y Michelle Bachelet, de Chile, quienes tomaron posesión de sus cargos en marzo de 2006 y diciembre de 2007, respectivamente.

Considera a ambas mandatarias parte del movimiento antiimperialista, formado también, de acuerdo con el Primer Mandatario, por Fernando Lugo, de Paraguay; Rafael Correa, de Ecuador; Hugo Chávez, de Venezuela, y Luiz Inácio Lula da Silva, de Brasil.

“¿Qué pasaría —reflexionó anoche el gobernante boliviano—, y para eso debemos estar preparados, si la línea de los pinochetistas en Chile gana las elecciones? Sería muy grave para la democracia latinoamericana, para Sudamérica”.

Preguntó también a la concurrencia “¿qué pasaría si la derecha fascista, racista vuelve a la Argentina? Somos vecinos de estos países. Y no encuentro la solución: cómo deberemos ser los presidentes, que podrían ganar democráticamente”.

Planteó que esta preocupación sea motivo de “debate, sobre todo, de los sectores sociales”.

“No sé —prosiguió Morales— si en algún momento dije al compañero Álvaro (García Linera): ‘Por qué no nos reunimos con los movimientos sociales, con la Conalcam, para debatir, y con los partidos de izquierda (...) recoger alguna iniciativa. ¿Qué se hace, qué pasa si la extrema derecha, el imperio nos rodea”.

Contra Perú

Puso el ejemplo del Gobierno de Perú que mantiene “una política de Estado neoliberalista” que, según Morales, su administración respeta.

Pero consideró una “provocación a la democracia, al pueblo boliviano” que el mandatario Alan García hubiera otorgado refugio político a tres ex ministros (Javier Torrez, Jorge Torres y Mirtha Quevedo) del ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, procesado en Bolivia por la muerte de al menos 67 personas y medio centenar de heridos en octubre de 2003.

La anterior semana, el embajador peruano, Fernando Rojas, regresó a La Paz, tras un mes y medio de ser convocado por Lima a consultas, debido a que Morales calificó como genocidio la muerte el 5 de junio de al menos 13 indígenas amazónicos en una acción violenta en la que perecieron además 22 policías. Por entonces, el Ejecutivo peruano acusó a Evo de injerencia en asuntos internos y de instigar la revuelta en la amazonia.

En este caso en particular, advirtió de que “sólo se van a mejorar las relaciones bilaterales con Perú cuando el Gobierno de ese país expulse a los ex ministros de Sánchez de Lozada”.

Dijo que, pese a esta observación, su administración no desea romper las relaciones diplomáticas con su similar peruano, sino mejorarlas.

Los detalles
  • Pidió a los partidos de izquierda que propongan ideas para enfrentar a la derecha.
  • La Coordinadora Nacional para el Cambio (Conalcam) también fue convocada por el Presidente.
  • Morales aplica la “diplomacia de los pueblos” en su trato bilateral con el Gobierno chileno.
  • En julio de 2006 suscribió un acuerdo de 13 puntos con Santiago que incluye el tema marítimo.
  • Uno de los avances de ese nuevo relacionamiento es el pre-acuerdo por las aguas del Silala.
  • Con el Gobierno argentino, de Cristina Fernández, también tiene buenas relaciones.
Artículo original

3 comentarios:

  1. A pesar de Gonzalo en CHILE TIENE QUE GANAR LA DERECHA...PORQUE NO QUEREMOS MAS PUNGAS EN EL GOBIERNO!!!!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo3:18 a.m.

    Evo se tendria que preocupar por sus compatriotas que salen exlpulsados de su país, generando pobreza en otros, trayendo droga, delincuencia, poblando villas, usurpando terrenos, y generando trabajos de hambre. Los que defienden a esta inmigracion amparados en la constitución les digo que el marco en el que fue escrita era completamente diferente al actual. En todo caso recibanlos en sus casas si son tan "hermanos

    ResponderEliminar
  3. Anónimo3:19 a.m.

    EN ARGENTINA GANARA MAURICIO MACRI,LA DERECHA

    ResponderEliminar

ACLARACION: Este blog no es antiperuano ni nacionalista chileno. Este blog simplemente recopila y (a veces) comenta sobre artículos recopilados en la prensa nacional y mundial y que involucran a Chile. Si parece "cargado" hacia Perú, simplemente, es resultado de la publicación constante -y obsesiva- en ese país de artículos en que se relaciona a Chile. Así también, como ejemplo opuesto, no aparecen articulos argentinos, simplemente, porque en ese país no se publican notas frecuentes respecto Chile. Este blog también publica -de vez en cuando- artículos (peruanos o de medios internacionales) para desmitificar ciertas creencias peruanas -promovidas por medios de comunicación y políticos populistas de ese país- sobre que Perú ha superado el desarrollo chileno, lo que es usado en ese país para asegurar que Chile envidia a Perú y que por eso buscaría perjudicarlo. Es decir, se usa el mito de la superación peruana y la envidia, para incitar el odio antichileno en Perú.