Artículos Destacados

lunes, agosto 03, 2009

Autocomplacencia y Mediocridad Hechas Políticas

La caída del PIB de Chile en el segundo trimestre fue superior a la de EE.UU. Ser más vulnerable que el epicentro de la crisis financiera no es un caso puntual, pues en la década 1998-2009, nuestro país ha tenido una expansión inferior a la de naciones tan disímiles como China, Perú y España. Incluso, su desempeño se ubica por debajo del promedio mundial.

Aunque ha mejorado el clima de confianza, la tasa de desocupación continuó creciendo en el segundo trimestre. Se situó en 10,7%, implicando más de 780.000 desempleados, pese a los 170.000 puestos de trabajo de apoyo fiscal. Sin estos, la tasa de desocupación habría llegado a 13% y nos encaminaríamos al millón de desocupados.

Por el lado de la actividad, las perspectivas señalan que el Imacec de junio tuvo una caída en torno a 4%, con lo cual el retroceso del segundo trimestre habría bordeado el 4,3%, duplicando el deterioro de los tres primeros meses del año (-2,1%). Para el tercer trimestre también se esperan cifras negativas y, para el cuarto, algunos vaticinan que allí se iniciará la expansión, mientras otros sostienen que el repunte se retrasará hasta inicios de 2010. Lo crucial es que se ve la luz al final del túnel.

Pero esto no permite posturas autocomplacientes. Por odiosas que sean las comparaciones, no es trivial que la disminución del PIB de EE.UU. -donde el sector financiero estuvo al borde del colapso- haya sido más suave que en Chile durante el periodo abril-junio. Es cierto que en el país del norte la crisis se materializó antes que en el nuestro, pero no sería extraño que el despegue norteamericano sea más rápido y robusto.

Década Mediocre

La historia reciente acusa. Según muestra el gráfico, la evolución del PIB de nuestro país entre 1998 y 2009 se sitúa por debajo de economías tan diversas como China, Perú o España, esta última designada por las autoridades como nuestro principal referente aspiracional.

El argumento de la crisis asiática, seguidas de las crisis argentina y brasileña para explicar el pobre desempeño de la economía chilena, demuestran ser malas excusas al constatar que mientras Chile acumula una expansión de 71% en ese periodo, China lo hace en 374% y Perú en 117%. Pero más difícil de explicar es que el promedio mundial también nos supera, pues su avance es de 83%. Sólo EE.UU. exhibe un porcentaje menor, pero si se consideran los PIB per cápita, en esa década nuestro país tiene un incremento de US$5.400 (p.p.p.), menos de la mitad del aumento norteamericano (US$13.861).

La pregunta es qué sucederá con las economías una vez superada la actual crisis. En ese sentido, el influyente economista norteamericano, Robert Barro, criticó la estrategia que tanto EE.UU. como Chile han seguido en esta coyuntura, caracterizadas por políticas contracíclicas de alto gasto fiscal. No hay que olvidar que el plan de estímulo chileno fue el quinto más alto a nivel mundial respecto al Producto.

Según el académico, ese camino es poco efectivo al carecer de un efecto multiplicador significativo, rechazando la intervención estatal y advirtiendo los efectos perniciosos de incrementar el tamaño del Estado. Sostiene que los planes fiscales se centran en entregar dinero a la población, pero desestiman el costo social que eso conlleva, al tiempo que se asume a priori que el Estado es mejor que el mercado privado para calcular los recursos ociosos.

Las observaciones de Barro van al corazón de las políticas económicas emprendidas precisamente en la década de bajo desempeño chileno. Y, desde luego, se contraponen con los pronósticos de Andrés Velasco, quien sostiene que Chile será uno de los países que más rápidamente retomará el crecimiento económico. Eso está por verse, pero el punto relevante es que no se trata sólo de crecer, sino de reducir el desempleo y aminorar la desigualdad en la distribución del ingreso.

Por lo pronto, se equivoca el ministro al minimizar el impacto de la crisis en la población. Desde su perspectiva, dada la caída de las exportaciones chilenas, la tasa de desempleo no es tan alta si se contrasta con la de España (17%). Pero esa es una comparación mañosa, conociendo la cuestionada metodología que utiliza el INE para medir la desocupación, que por cierto no cumple con el estándar de la OCDE. Y también es una analogía lamentable, porque Valparaíso precisamente marcó una tasa de desempleo de 17,9%, liderando la desocupación a nivel nacional.

Artículo original

3 comentarios:

  1. No solo de PIB vive el hombre ,una cosa es ser autocomplaciente y otra es ver solo lo malo. (autoflagelante)
    me canso de pelear con los peruanos que creen que nos superaron cuando en todos los parametros de desarrollo real los superamos.
    que se puede mejorar ..obviamente que si!!
    ojo que no defiendo a la concertacion , pero que dos decadas de poder desgastan no me parece un argumento fuerte, para no ver cuanto cambiò Chile. es otro pensamiento facilòn y me suena a slogan ,
    bueno los chilenos somos asì nadie nos cambia.

    ResponderEliminar
  2. Quizas si no hubiesemos sido "autoflagelantes" no estariamos donde estamos...

    Respecto al crecimiento, precisamente por el nivel que hemos alcanzado deberiamos aspirar a mas, y no solo conformarnos con lo que ya alcanzamos.

    El asunto es que las oportunidades no se pierden, si uno no las aprovecha, alguien mas lo hace... por lo mismo, no se puede perder tiempo en mirar lo "bonito" que se ha hecho, sino que siempre hay que mirar hacia adelante y ver que mas podemos hacer... no por placer... sino porque en Chile aun hay gente pobre, y es un deber MORAL hacer que el pais crezca para que todos salgan de la pobreza.

    Yo no ataco a la Concertacion, pero tampoco me compro que todo es perfecto o que no se puede hacer mas.... peor aun, se comienza a ver con cada vez mas frecuencia que las cosas se hacen mal o al menos de manera deficiente o ineficiente... y eso, es imperdonable, porque este no es un pais subsahariano, las cosas perfectamente se podrian hacer bien, si la gente que debe hacerlas, las hiciera con mas pasion y deseo por hacerlas bien... y no con animo de simplemente "cumplir" o "hacer el esfuerzo minimo" por estar achanchados en comodos sillones financiados por todos los chilenos.

    ResponderEliminar
  3. Mauro, cuando don Pedro Aguirre Cerda dijo que "Gobernar es educar" tenia toda la razon del mundo.
    para mi parecer por ahì va la cosa.
    no solo en los parametros economicistas, que estan bien pero no bastan.asi como defendemos nuestros gastos en Defensa (sacrosantos valgame el cielo!!!)
    exijamos mas inversion en el crecimiento de la gente.
    yo no veo un pais achanchado o apoltronado. bueno el pueblo es el soberano y quien gane gobernarà , ningun drama!. sea quien sea.

    ResponderEliminar

ACLARACION: Este blog no es antiperuano ni nacionalista chileno. Este blog simplemente recopila y (a veces) comenta sobre artículos recopilados en la prensa nacional y mundial y que involucran a Chile. Si parece "cargado" hacia Perú, simplemente, es resultado de la publicación constante -y obsesiva- en ese país de artículos en que se relaciona a Chile. Así también, como ejemplo opuesto, no aparecen articulos argentinos, simplemente, porque en ese país no se publican notas frecuentes respecto Chile. Este blog también publica -de vez en cuando- artículos (peruanos o de medios internacionales) para desmitificar ciertas creencias peruanas -promovidas por medios de comunicación y políticos populistas de ese país- sobre que Perú ha superado el desarrollo chileno, lo que es usado en ese país para asegurar que Chile envidia a Perú y que por eso buscaría perjudicarlo. Es decir, se usa el mito de la superación peruana y la envidia, para incitar el odio antichileno en Perú.