Artículos Destacados

sábado, enero 14, 2012

Donación de órganos crece 23 por ciento en Chile durante 2011

El Ministerio de Salud de Chile anunció el día 7 que aumentó en un 23 por ciento el número de donantes de órganos en el país en 2011 en relación al año pasado, con 133 donantes, aunque advirtió que la cifra aún es baja.

"El 2011 marcó un cambio completo de tendencia en la historia de los trasplantes en el país", dijo el ministro de Salud, Jaime Mañalich, al hacer el balance del año pasado en materia de donación y trasplantes de órganos.

Detalló durante 2011 el total de donantes llegó a 133, cifra superior a los 92 anotados en 2010 y a los 111 registrados en 2009.

Mientras que en el caso de los trasplantes realizados, el año que recién pasó cerró con 333 casos, convirtiéndose en la tercera mejor cifra registrada desde 2003, cuando hubo 341 intervenciones (la segunda se registró en 2006, con 379 casos).

"Hoy se realizan más trasplantes por cada donante, pasando de una media de 2,5 órganos trasplantados por cada donante a 3, y eso explica el importante aumento de trasplantes, pese al aumento discreto de donantes", apuntó el secretario de Estado, durante un desayuno con personas con trasplante en el Hospital del Tórax en la capital.

Pese al balance, la autoridad destacó que durante 2011 la negativa familiar a ser donante llegó al 50,4 por ciento, muy superior al promedio histórico de 35 por ciento.

Según datos del Registro Civil, al 4 de enero de 2012, un total de 2 millones 140.709 personas han manifestado su voluntad de no ser donantes, al momento de realizar trámites de renovación documentos de identidad.

Artículo original

1 comentario:

  1. Anónimo7:04 p.m.

    La donación de órganos debiera ser obligatoria, para toda persona que potencialmente recibiría un órgano si se enfermase él o alguien de su familia. Pero sólo dentro de un grupo social homogéneo; no quisiera que mis partes beneficiarán a ricos o delincuentes. Si alguien acomodado va a recibir algo tan valioso que le permitirá extender su vida o la de su familia, pareciera lógico indagar sobre su estilo de vida y la real contribución que ha hecho por mejorar la condiciones sociales del grupo en donde probablemente se encontrará el donante.
    Si el donante ha sufrido carencias y desventuras por un sistema injusto que permite el enriquecimiento ilimitado, y que con seguridad ha contribuido a generar las afecciones que le darán muerte, por la falta de controles médicos que permitan pesquisar precozmente sus enfermedades, por vivir en condiciones inseguras derivadas de su pobreza etc, etc, etc, no pareciera lógico que beneficie con su carga vital a quienes han pavimentado la carretera de la desigualdad, provocándole la muerte.
    En derecho existe un aforismo que señala, "quien puede lo más puede lo menos" el cual permitiría a una persona condicionar a través de una declaración, revestida de las formalidades legales pertinentes; la eventual donación de sus órganos, estableciendo ciertos parámetros en donde ésta pueda tener lugar, limitando de esta forma el acceso de potenciales beneficiados indeseables, y fomentando a contrario sensu, la prolongación de vidas realmente valorables.
    Esto que pareciera casi un atentado en contra de los derechos humanos, no es más que la real razón, del por qué no hay más donantes en Chile; o si no, pregunten a una asesora del hogar si beneficiaría a su déspota patrón, o a los trabajadores, a sus explotadores jefes.

    ResponderEliminar

ACLARACION: Este blog no es antiperuano ni nacionalista chileno. Este blog simplemente recopila y (a veces) comenta sobre artículos recopilados en la prensa nacional y mundial y que involucran a Chile. Si parece "cargado" hacia Perú, simplemente, es resultado de la publicación constante -y obsesiva- en ese país de artículos en que se relaciona a Chile. Así también, como ejemplo opuesto, no aparecen articulos argentinos, simplemente, porque en ese país no se publican notas frecuentes respecto Chile. Este blog también publica -de vez en cuando- artículos (peruanos o de medios internacionales) para desmitificar ciertas creencias peruanas -promovidas por medios de comunicación y políticos populistas de ese país- sobre que Perú ha superado el desarrollo chileno, lo que es usado en ese país para asegurar que Chile envidia a Perú y que por eso buscaría perjudicarlo. Es decir, se usa el mito de la superación peruana y la envidia, para incitar el odio antichileno en Perú.