Artículos Destacados

domingo, agosto 14, 2011

Una de cada cuatro mujeres en Chile gana más que su pareja

Cifra de Casen se obtuvo del total de los hogares donde ambos en la pareja trabajan y que representan el 19% de las familias en Chile.

Hace un año, Pablo (ingeniero comercial, 39) tramitaba un crédito. Como el ejecutivo de su banco le ofrecía condiciones no del todo convenientes, probó cotizando el mismo monto con la cuenta corriente de su esposa Viviana (kinesióloga, 34). Su sorpresa fue total cuando vio que el panorama cambiaba radicalmente a su favor. ¿El motivo? Ella ganaba más que él y por lo mismo tenía categoría de clienta premium. Por primera vez, Pablo estaba al otro lado de la vereda. "Me molesté con el banco cuando me dijeron que yo no podía ser preferente", recuerda el ingeniero, cuya esposa forma parte del 24% de las mujeres chilenas que, según la encuesta Casen 2009, ganan un sueldo mayor al de sus parejas. La cifra, se obtuvo del total de hogares donde ambos miembros de la pareja trabajan (que representan el 19% de todos los hogares del país, es decir, 220.212 hogares).

Un fenómeno que ha ido al alza desde 1990, según revelan los cálculos hechos para La Tercera por Claudia Sanhueza, académica del Instituto de Políticas Públicas de la Universidad Diego Portales: de un 18% pasaron a un 24% en 20 años. Una tendencia mundial, como revela el censo de EE.UU., país donde en 1970 el 4% de los hogares mostraba supremacía femenina en la renta, cifra que hoy llega al 22%.

El fenómeno se explica no sólo en el aumento de la participación femenina en el mercado laboral, sino que, en el mayor acceso de ellas a cargos jerárquicos dentro del trabajo. Esto ha gatillado variaciones en las dinámicas de poder dentro de las familias, generando relaciones más simétricas y equitativas en la toma de decisiones y en las tareas domésticas, dice Virginia Guzmán, investigadora del Centro de Estudios de la Mujer (CEM). Reflejo de este escenario fue que en 2010, por primera vez, las profesionales chilenas superaron a sus pares masculinos (alcanzando el 51% del mercado), tendencia que también se presenta en la educación superior, donde ellas vuelven a representar el 51% de las matrículas, según cifras de 2009.

Competitivas

La Escuela de Salud Pública de la U. Mayor tomó datos de la última Casen para caracterizarlas: se trata, mayormente, de profesionales que destacan en áreas como servicios financieros, ingeniería, administración y marketing. Seis de cada 10 pertenecen al 30% de los hogares con mayores ingresos del país, tienen un promedio de edad de 45 años, aunque el 25% se ubica entre las menores de 35 años.

María Angélica Zulic, gerente general de Laborum.com dice que estas mujeres tienen una renta promedio de 1,5 y dos millones de pesos al mes y -en su experiencia- la mayoría pertenece a la generación X (entre 30 y 46 años).

Según Héctor Meyer, director de Escuelas Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la U. Mayor, la gran diferencia de estas mujeres con las de generaciones anteriores, es que no postergan su vida laboral por la maternidad. Es que dejaron de ser culposas. De hecho, un estudio presentado este viernes por Cadem revela que a siete de cada 10 mujeres en Chile no les crea conflicto trabajar y ser madre al mismo tiempo. "No esperan 10 años para formar familia y luego reintegrarse al trabajo como era antes", dice. Aunque esto no hace que descuiden la familia, dice Zulic, quien destaca que no transan los ratos libres con sus hijos.

El nuevo orden

Pablo dice que tener un sueldo menor al de su esposa no lo hace sentir menoscabado. Pero sí, reconoce, no es fácil confesarlo públicamente. "Mis amigos y algunos familiares de ella me molestan: me dicen que me mantiene". Según Susana Ifland, terapeuta de parejas y directora de la Sociedad Chilena de Sicología Clínica, está presión social lleva a problemas en algunas parejas. "El hombre a veces se siente en posición de desmedro y se resiente, encubriendo esta vergüenza con agresividad hacia ella", dice la experta. Esta situación lleva a las parejas a no tocar el tema y a la mujer a esconder esta realidad para no avergonzarlo a él. "Aunque no se puede generalizar, se ve que los hombres menores de 40 años aceptan mejor esta situación y, de hecho, se ponen orgullosos de sus mujeres", matiza Ifland.

El poder de la billetera

El empoderamiento femenino también gatilla un rediseño en las relaciones de poder dentro de la familia, donde labores tradicionalmente hechas por las mujeres pasan a ser compartidas. "Ellas sienten que el poder económico les permite exigir igualdad en el hogar. Las labores domésticas pasan a ser bastante equitativas", dice Zulic.

Los abogados Leonardo (30) y Jéssica (33) son un ejemplo de esto. Ella gana medio millón de pesos más que él. Viven juntos hace un año y medio y comparten todas las labores. La igualdad paritaria se extiende a los pagos, donde uno de los modelos habituales es el usado por el contador auditor René (29) y la ingeniera Camila (27), quienes llevan un año casados y tienen un esquema para los pagos. "El arriendo lo cancelamos a medias, las cuentas de la casa la pago yo y ella se hace cargo del supermercado", dice René.

Aunque estos procesos no siempre son tan armónicos. Un ejemplo de esto fue el vivido por Pablo y Viviana, quienes se casaron cuando ella aún era estudiante y, por tanto, dependía 100% de él. Pero luego todo cambió. Ella narra su experiencia: "Pasas a ser un apoyo importante y te sientes con poder para exigir que el otro asuma tareas que antes eran tuyas y te haga parte de decisiones que antes eran unilaterales", dice Viviana. Ejemplos de eso es determinar quién cuida a los hijos o participar en la decisión de cuál auto comprar o dónde ir de vacaciones. Virginia lo sintetiza en una frase: "la libertad comienza en el bolsillo".

Artículo original

3 comentarios:

  1. Anónimo2:20 a.m.

    PORQUE SON PUTAS!! Y SE VAN A COJER CON LOS CAMIONEROS PARAGUAYOS QUE VAN EN BUSQUEDA DE AUTOS A IQUIQUE. POR LO MENOS ESO ME PASÓ CON LA MÍA.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo8:27 p.m.

    REDEFINIENDO AL CHOLO CHILENO

    EL MEJOR EJEMPLO DE DESARROLLO ES EL SECTOR EDUCATIVO CHILindio........ES EL PUNTO DE INFLEXION POR EL QUE DESBORDA LA INDIGNIDAD DEL ROTO DE A PIE ......UN PUEBLO HAMBRIENTO DE ALIMENTO, DE CONOCIMIENTO, DE LIBERTAD DE PENSAMIENTO, DE IDENTIDAD, DE LIBERARSE SU COMPLEJO DE INFERIORIDAD.....UNA SOCIEDAD BAZOFIA PRODUCTO DEL IDEAL ALMAGRISTA, PORTALIANO Y PINOCHETISTA........UNA BARBARIE VESTIDA DE "seudo-cultura"..........EN SUMA LA REPUBLIQUETA BANANERA QUE EN SUS JOVENES VE SU OBRA DESASTROZA..... .....


    A LLORAR AL MURO DE LAS LAMENTACIONES.......POR ESO:

    EL CHILENO PROST........(ya sabes que decir)

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11:25 a.m.

    ganan más algunas porque vivien pidiendo aumento y trabajan menos,a la larga las empresas se hunden porque los hombres se van.

    ResponderEliminar

ACLARACION: Este blog no es antiperuano ni nacionalista chileno. Este blog simplemente recopila y (a veces) comenta sobre artículos recopilados en la prensa nacional y mundial y que involucran a Chile. Si parece "cargado" hacia Perú, simplemente, es resultado de la publicación constante -y obsesiva- en ese país de artículos en que se relaciona a Chile. Así también, como ejemplo opuesto, no aparecen articulos argentinos, simplemente, porque en ese país no se publican notas frecuentes respecto Chile. Este blog también publica -de vez en cuando- artículos (peruanos o de medios internacionales) para desmitificar ciertas creencias peruanas -promovidas por medios de comunicación y políticos populistas de ese país- sobre que Perú ha superado el desarrollo chileno, lo que es usado en ese país para asegurar que Chile envidia a Perú y que por eso buscaría perjudicarlo. Es decir, se usa el mito de la superación peruana y la envidia, para incitar el odio antichileno en Perú.