Artículos Destacados

jueves, agosto 18, 2011

La industria vitivinícola chilena mira a Brasil para ampliar exportaciones

La industria de vinos de Chile vive un momento de pérdida de rentabilidad, principalmente como consecuencia de la valorización de la moneda chilena (peso) frente al dólar. No obstante, se plantea ambiciosas metas para los próximos 10 años. El país busca convertirse en el más importante de los exportadores del llamado “Nuevo Mundo”, que incluye a Australia, Sudáfrica, Estados Unidos y Argentina.

Las exportaciones de vinos chilenos rindieron u$s 1,4 mil millones en 2010 y la proyección para 2011, según Juan Somavia, director operacional de Wines of Chile, es un crecimiento de 9% a 10% en el valor embarcado. Para 2020 la meta es de u$s 3 mil millones, lo que convertiría al país en el cuarto mayor exportador mundial en facturación, con un crecimiento de 9,2% anual. Chile ocupa actualmente el quinto lugar en ese ranking.

Así como otros segmentos exportadores de Chile, el de vinos también está atento al mercado brasileño, que crece debido al avance de la clase media. En los doce meses entre junio de 2010 y mayo de 2011 las exportaciones de vinos chilenos a Brasil aumentaron 12,3% en volumen y 20% en facturación en comparación con igual período un año antes.

“El crecimiento en el consumo en Brasil tiende a ser fuerte en los próximos años y Chile apunta a capturar una parte”, vislumbra Somavia. Espacio para crecer existe. Mientras los chilenos consumen 14 litros per capita al año, los brasileños sólo beben 4 litros, según estudios de Wines of Chile.

Las acciones de la industria vitivinícola en el mercado brasileño buscarán, además de ampliar las exportaciones, vender productos de mayor valor. Según Somavia, en la actualidad Brasil importa principalmente vinos que cuestan menos de R$ 27 (u$s 17) en el comercio minorista.

La asociación -que reúne a 104 vitivinícolas de un total de 300 en el país- no espera un aumento acelerado de los volúmenes embarcados, sino una valorización de los precios en la exportación. Además de elevar los precios, el “desafio” para alcanzar la meta -admite Somavia- será ampliar los volúmenes en 6% y la facturación en 3%.

El sector, que ya le vende a 150 países, se ha fijado como estrategia para alcanzar su objetivo promover a los viñedos de Chile como categoría de clase mundial. "El origen tiene más importancia que la marca del vino", dice Somavia.

El ejecutivo señala como ventajas de Chile sobre otros países productores la diversidad de varietales y sus condiciones agroclimáticas "excepcionales para la producción de vino de alta calidad". Los viñedos chilenos se ubican principalmente en la región central del país, pero también hay producción en el norte y en el sur de Chile. "Hoy existen 20 cepas de uvas para la producción de vino en Chile y el plan es concentrarse en los varietales Cabernet Sauvignon, Carmenére, Sauvignon Blanc, Pinot Noir, Syrah, Carignan y Chardonnay", apunta Somavia.

Para concretar tal plan de crecimiento será necesario también ampliar el área vitivinícola de Chile, que hoy cuenta con 122 mil hectáreas y ha crecido poco en los últimos años. “Deberemos pasar de 122 mil a 160 mil hectáreas para absorber el aumento [proyectado] de la exportación”, prevé el directivo.

El problema es que, al menos en el corto plazo, el escenario no estimula el aumento de cultivo de uvas en Chile, que creció sólo 6% en los últimos ocho años.

De hecho, hay viñedos que vienen reduciendo las inversiones debido al aumento de los costos. Ello significa hoy una oferta ajustada de materia prima, lo que también afecta a los márgenes del sector. "El precio de la uva subió porque las plantaciones no crecieron. El costo de la mano de obra también subió y hay inflación", observa el director de Wines of Chile.

La propia oferta de vino también fue afectada en función del terremoto de febrero de 2010. La catástrofe provocó la pérdida de 125 millones de litros de vino que estaban en tanques en las vinícolas.

Sin embargo, uno de los mayores impactos en la rentabilidad de la industria de vino proviene del fortalecimento del peso chileno frente al dólar. Según Valor Data, en 12 meses la moneda chilena se valorizó un 8,56% en relación a la divisa norteamericana. "El cambio es una variable incontrolable", se resigna el ejecutivo, recordando que 70% de los viñedos del país exportan menos de US$ 2 millones.

Artículo original

1 comentario:

  1. Anónimo12:48 a.m.

    Menos samba e mais trabayar , menos samba e mais trabayar !

    ResponderEliminar

ACLARACION: Este blog no es antiperuano ni nacionalista chileno. Este blog simplemente recopila y (a veces) comenta sobre artículos recopilados en la prensa nacional y mundial y que involucran a Chile. Si parece "cargado" hacia Perú, simplemente, es resultado de la publicación constante -y obsesiva- en ese país de artículos en que se relaciona a Chile. Así también, como ejemplo opuesto, no aparecen articulos argentinos, simplemente, porque en ese país no se publican notas frecuentes respecto Chile. Este blog también publica -de vez en cuando- artículos (peruanos o de medios internacionales) para desmitificar ciertas creencias peruanas -promovidas por medios de comunicación y políticos populistas de ese país- sobre que Perú ha superado el desarrollo chileno, lo que es usado en ese país para asegurar que Chile envidia a Perú y que por eso buscaría perjudicarlo. Es decir, se usa el mito de la superación peruana y la envidia, para incitar el odio antichileno en Perú.