Artículos Destacados

lunes, agosto 15, 2011

Argentina: Luksic de Chile se queda con activos de Shell

Con la importación de petróleo venezolano, la refinación dejó de ser negocio en la Argentina», dice Santiago Cuneo, presidente de la Cámara de Estacioneros Blancos (CEBRA). «Sabemos que Shell se va porque un triunfo electoral de Cristina le prolongaría el calvario de trabajar a pérdida

La operación fue comunicada el viernes al ministro De Vido. Condiciones para el traspaso final

Shell Argentina ya tiene comprador. El grupo Luksic, el más grande de Chile, a través de su holding Quiñenco, cierra por estas horas la adquisición de los activos de Shell Compañía Argentina de Petróleos SA (Shell CAPSA). La operación, que fue comunicada al ministro Julio De Vido el viernes último, implica el traspaso de cerca de 700 estaciones de servicio, junto con la planta de elaboración de lubricantes de Barracas y la refinería de Dock Sud (la única que la petrolera de bandera angloholandesa posee en Sudamérica). Pone fin, además, a la agónica batalla librada entre Shell CAPSA y las dos presidencias Kirchner, en la que Guillermo Moreno y Julio De Vido por un lado y, Juan José Aranguren, CEO de la empresa, por el otro, fueron sus principales actores.

Las negociaciones de los Luksic con The Royal Dutch Shell PLC por la filial argentina comenzaron inmediatamente después de que Quiñenco concretase en mayo de este año la compra de 300 estaciones de servicio y 63 tiendas de conveniencia de Shell Chile, por u$s 633 millones. Fuentes del mercado local aseguran que para el capítulo argentino Quiñenco deberá pagar como mínimo el doble de lo que puso para quedarse con el «downstream business» (el final de la cadena de producción) y la distribución en Chile.

Aun así, el esquema sería casi calcado para ambos lados de la Cordillera: Quiñenco se quedaría con una «participación indirecta en las subsidiarias argentinas», las estaciones de servicio seguirían operando bajo el paraguas de la marca Shell por cinco años más (con licencia renovable), con las nuevas actividades inscriptas bajo otra razón social (en Chile, Shell se llama ahora Empresa Nacional de Energía Enex).Con la adquisición de Shell Argentina, el Grupo Luksic pasa a ser un nuevo jugador en el mercado y a controlar el 18% del negocio de naftas (liderado por YPF con el 55%, luego Esso con un 13,5%, Petrobras con un 9,4% y Oil Combustibles con un 4%).

Sin embargo, habría dos detalles que no podrían copiarse del capítulo chileno y que, según pudo saber Ámbito Financiero, fueron expresamente estipulados en el despacho del ministro de Planificación, Julio De Vido, en la reunión que mantuvo con Andrónico Luksic el viernes por la mañana. Uno, que Juan José Aranguren no podría seguir al frente de la compañía (en Chile, los Luksic mantuvieron a Rodrigo Infante, country manager de Shell, como gerente general en la recién creada Enex). El segundo, que los chilenos deberán negociar con los distribuidores minoristas para asegurarles sus fuentes de trabajo en la Argentina.

La cuestión no es menor. Shell sufre un goteo desde que decidió confrontar la política de precios para combustibles de los K. De las 980 estaciones de servicio que tenía en 2005 cuando se colocó el cartel de «en venta» (para bajarlo abruptamente una vez que, con la bendición de Néstor Kirchner, el mismo Hugo Chávez anunciase en Buenos Aires que la venezolana PDVSA junto con Enarsa serían las adquirentes de Shell CAPSA), hoy ha sufrido una merma de 300.

La angloholandesa ya se desprendió de las que operaban bajo la subsidiaria Rimidan (en las provincias de Córdoba, Santa Fe y norte de Buenos Aires), aunque todavía mantiene las que responden a Deheza.Otro factor que también coadyuvó a la declinación del negocio de Shell en la Argentina fue la compra, por parte de Bridas y la china CNOOC, de la refinería de Campana operada por Esso. Esto le quitó a Shell, además de provisión de materia prima, margen de maniobra como refinadora «no integrada» y sin crudo propio.

«Con la importación de petróleo venezolano, la refinación dejó de ser negocio en la Argentina», dice Santiago Cuneo, presidente de la Cámara de Estacioneros Blancos (CEBRA). «Sabemos que Shell se va porque un triunfo electoral de Cristina le prolongaría el calvario de trabajar a pérdida», agrega. «Por eso, quien venga, va a tener que acordar con el aparato estatal y con los Bulgheroni y Lázaro Báez, los amigos petroleros del Gobierno en el negocio, que hoy es político y pasa por lo que digan Moreno o Cameron».

Las partes involucradas no quisieron hacer declaraciones para no interferir con la transacción. Sin embargo, ante la consulta de este diario, ni la Embajada de Chile en la Argentina, ni tampoco un alto directivo de Quiñenco involucrado en las conversaciones con la sede de Shell en La Haya negaron la operación que está en marcha. «No podemos, por ahora, decir nada». Una confirmación de lo que está ocurriendo.

Artículo original

4 comentarios:

  1. Anónimo1:56 a.m.

    Por fin se fueron esos ingleses de mi país. Y que buena noticia es saber que las ganancias de esos capitales se quedarán en la región. ahora esperemos que se vaya repsol. :)

    ResponderEliminar
  2. Claudio Q.9:49 a.m.

    es mentira........

    http://www.americaeconomia.com/negocios-industrias/grupo-chileno-luksic-desmiente-la-compra-de-shell-argentina

    ResponderEliminar
  3. igual que se vallan así ypf se queda con menor competencia

    ResponderEliminar
  4. Anónimo11:55 p.m.

    NO CREO QUE LOS LUKSIC SEAN TAN WUEBONES PARA COMPRAR UN CACHO, MAS AUN SABIENDO QUE LA SEÑORA "K" TIENE METIDO EN EL NEGOCIO A GENTE DE SU VENIA POLITICA.

    ESPEREMOS QUE LOS INVERSIONISTAS CHILENOS NO SE METAN EN UN CACHO.

    ResponderEliminar

ACLARACION: Este blog no es antiperuano ni nacionalista chileno. Este blog simplemente recopila y (a veces) comenta sobre artículos recopilados en la prensa nacional y mundial y que involucran a Chile. Si parece "cargado" hacia Perú, simplemente, es resultado de la publicación constante -y obsesiva- en ese país de artículos en que se relaciona a Chile. Así también, como ejemplo opuesto, no aparecen articulos argentinos, simplemente, porque en ese país no se publican notas frecuentes respecto Chile. Este blog también publica -de vez en cuando- artículos (peruanos o de medios internacionales) para desmitificar ciertas creencias peruanas -promovidas por medios de comunicación y políticos populistas de ese país- sobre que Perú ha superado el desarrollo chileno, lo que es usado en ese país para asegurar que Chile envidia a Perú y que por eso buscaría perjudicarlo. Es decir, se usa el mito de la superación peruana y la envidia, para incitar el odio antichileno en Perú.