Artículos Destacados

sábado, marzo 26, 2011

Artículo paraguayo: El secreto de Chile

Obama está a punto de llegar a Chile. Hace bien. Chile se ha puesto a la cabeza de América Latina. Es probable que la próxima generación viva en un país del Primer Mundo, en el que los niveles sociales medios alcancen al setenta por ciento del censo. ¿Cómo lo logró? ¿Qué ocurrió en ese país? Hablemos de eso.

Hace un año Sebastián Piñera llegó a la presidencia de Chile saludado por un terremoto devastador cuyos daños fueron calculados en treinta mil millones de dólares. No obstante, el balance objetivo de esos 12 meses es razonablemente bueno. Veamos los números: crecimiento del PIB de un 5,2%, ligero aumento de la productividad, reducción de la inflación en un 25% (de 4 pasó a 3), disminución de la delincuencia y un clima social relativamente sosegado, pese a que cierta izquierda rabiosa intentó presentar al nuevo gobierno como el retorno del pinochetismo, lo que presagiaba una atmósfera conflictiva.

En todo caso, más importante que los logros de Piñera o que sus fallos –subió inesperadamente los impuestos, evitó la creación de una necesaria central eléctrica a carbón por presión de los ambientalistas— es la continuidad sin sobresaltos de su obra de gobierno. De la misma manera que en 1989, presididos por el democristiano Patricio Aylwin, una coalición de centroizquierda sustituyó a la dictadura de Pinochet tras unas reñidas elecciones, pero no renunció a los aspectos positivos que dejaba el general, sino se dedicó a edificar una democracia moderna regida en lo económico por el mercado y la empresa privada, Piñera ha hecho exactamente lo mismo: asume el poder tras la socialista Michelle Bachelet y no destruye absolutamente nada. Sencillamente, continúa la marcha, propone ciertas medidas de gobierno que a él y a sus expertos les parecen más eficaces, rectifica o revoca otras, y todos permanecen sometidos a la autoridad de la ley y al amparo de las instituciones.

Por eso Chile es hoy la nación más exitosa de América Latina. La inmensa mayoría de la sociedad está de acuerdo en que el mejor modelo de convivencia es el que se encuentra dentro del paradigma político de la democracia liberal y en los fundamentos económicos del mercado y la supremacía de la sociedad civil. En consecuencia, la clase política se mueve pacífica y cívicamente dentro de ese espectro, que es, además, el de las veintisiete naciones de la Unión Europea, y de otra docena de países triunfadores del Primer Mundo: Estados Unidos, Canadá, Suiza, Israel, Japón, Australia, Corea del Sur y un breve etcétera.

Finalmente, quienes componen el abanico de la democracia liberal chilena –democristianos, socialdemócratas, liberales y conservadores, cualesquiera que sean sus denominaciones oficiales— han entendido que no son enemigos irreconciliables, sino miembros de una misma familia política, capaces de hacer coaliciones, apenas diferenciados por matices que no cuestionan el sistema en el que viven, sino el estilo de la gerencia. Lo que se discuten con pasión son el monto de la presión fiscal, las prioridades en los gastos públicos y las normas sociales: aborto, preferencias sexuales, posición frente al consumo de drogas y el resto de los habituales reñideros morales.

Esa es la madurez. Así se comportan las naciones serias. Sin sobresaltos, sin delirios revolucionarios encaminados a refundar la nación de acuerdo con las fantasías del caudillo de turno.

Es verdad que en las sociedades triunfadoras los héroes no suelen ser los políticos, sino los empresarios destacados que generan riqueza, los científicos que han logrado grandes descubrimientos, los atletas que han conseguido romper marcas olímpicas o los intelectuales y artistas universalmente admirados. En estos países las sociedades no se sacrifican para glorificar a sus gobernantes, sino sucede a la inversa: los gobernantes se sacrifican para gloria de las sociedades a las que sirven. No llegan al poder para mandar, sino para obedecer y servir.

Eso es lo que Chile viene haciendo desde hace más de veinte años. No hay más secreto.

Artículo original

8 comentarios:

  1. Anónimo7:40 p.m.

    ASI SE COMPORTAN LAS NACIONES SERIAS,...VIVA CHILE MIERDA!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo7:41 p.m.

    A LOS CHOLOS LES GUSTA EL LOLY.....JAJAJAJA

    ResponderEliminar
  3. Anónimo12:17 p.m.

    ESTE SECRETO QUE TIENES CONMIGO NADIE LO SABRA ESTE SECRETO SEGUIRA ESCONDIDO UNA ETERNIDAD YO TE ASEGURO NUNCA DIRE NADA DE LO QUE PASO Y NO TE PREOCUPES QUE TODO LO NUESTRO QUEDA ENTRE TU Y YO...NADIE SABRA QUE HUBO NOCHES QUE TE ADORE CON LOCURA NADIE SABRA QUE EN TUS PECHOS BORRACHO DE AMOR ME QUEDE DORMIDO........

    ResponderEliminar
  4. Anita Guerrero9:01 a.m.

    Bien por Chile! al menos alguien pais de suramerica hace bien la tarea, tiene respeto y posicion en el mundo
    saludos desde Colombia!

    ResponderEliminar
  5. Anónimo6:26 p.m.

    Institucionalidad ,y politicas a largo plazo,eso es todo,Lamentablemente es algo que escacea en los paises de LATAM debido a los dirigentes populistas y caudillismos locales

    ResponderEliminar
  6. Anónimo7:33 p.m.

    ES VERDAD QUE LOS MAPUCHES FUERON INCAPACES DE INVENTAR SU PROPIO ESTADO

    ASI DEMUESTRAN LAS SIGUIENTES CITAS, INVOCADAS, UT SUPRA, POR UN DESCENDIENTE DE MAPUCHES O TEHUELCHES O DE CUALESQUIER OTRA MANADA TRIBAL.

    "...estirpe “gallarda y belicosa que no ha sido por rey jamás regida”

    "pueblo Mapuche, ya que fue el primero en demostrar que se puede vivir sin Rey".

    CASI SE HAN AGOTADO LAS TESIS Y TEORIAS QUE PRETENDEN EXPLICAR LA APARICION DEL ESTADO. LOCKE, HOBES, ROSSEAU, HEGEL, MACHIAVELLO,ETC ETC.
    TODAS ELLAS, Y LAS MAS RECIENTES, NO ESCAPAN DE ANALIZAR EL PODER POLITICO, VERBO RECTOR PARA ABSTRAER LA NOCION, DOGMA, O CONCEPTO DE "ESTADO".

    UN GRUPO QUE SE APRECIE HABER ALCANZADO EL ESTADIO DE "HOMO SAPIENS" PUEDE ATRIBUIRSE LA CAPACIDAD DE ORGANIZAR EL PODER FISICO, SICOLOGICO O DE OTRA INDOLE, PROVENIENTE DEL "ESTADO NATURAL", PARA TRANSITAR AL ESTADO DE CIVILIZACION. ELLO IMPLICA EL RECONOCIMIENTO INSITO DE LO QUE LA TEORIA DEL ESTADO DENOMINA "CAUDILLO", "PRINCIPE", "REY", "MANDARIN", "JEQUE", "INCA", ETC. PERO TODAS CON LA MISMA SIGNIFICACION: MANDO/OBEDIENCIA.

    LOS CRONISTAS AL LECTURAR LAS RELACIONES SOCIO-POLITICAS DEL PUEBLO INCA, NO HALLARON DIFICULTADES PARA ENTENDERLAS PUES, AUN PRESIDIDOS POR EL ACENTRADO ETNOCENTRISMO JUDEO-CRISTIANO, IDENTIFARON UN REY, LLAMADO INCA POR EL PUEBLO, UN ESPACIO TERRITORIAL SOBRE EL CUAL REPOSABA EL PODER POLITICO DE DICHO SOBERANO ESE TERRITORIO FUE AUTODENOMINDO "TAHUANTINSUYO" = TERRITORIO DIVIDIDOE EN 04 SUYOS O SUB-NACIONES A PARTIR DEL CUSCO = OBLIGO DEL MUNDO, LA METROPOLI, SEDE DEL GOBIERNO IMPERIAL. LAS DICHAS REPARTICIONES POLITICO-ADMINISTRATIVAS ERAN: COLLASUYO, ANTISUYO, CHINCHAYSUYO Y CONTISUYO.
    LA CIENCIA POLITICA, LA SOCIOLOGIA, LA ANTROPOLOGIA, LA ETNOHISTORIA, LA GEOGRAFIA POLITICA Y OTRAS CIENCIAS MAS HAN CASI AGOTADO LA CONVICCION QUE EL PUEBLO INCA FUE CAPAZ DE INVENTAR UN ESTADO, QUE PODRIA EQUIPARARSE AL ESTADO NACION DE LA EPOCA MODERNA Y QUE TRASCIENDE HASTA NUETROS DIAS.

    ES RAZONABLE CONCLUIR QUE EL MAPUCHE NO HA DEJADO VESTIGIO ALGUNO QUE, SOMETIDO A VALORACION CIENTIFICA, PUDIESE EVIDENCIAR QUE SE POSICIONARON EN EL ESTADIO "HOMO SAPIENS".

    LA OBRA DE ERCILLA HA SIDO DENUNCIADA POR CONTENER UNA VISION DISTORSIONADA DE LA REALIDAD FACTUAL QUE ATRAVESABA DICHO GRUPO (HUMANO?). DE ELLO DA CUENTA, PARA NO IR MAS A FONDO, EL PROPIO TEXTO DEL AUTOR DE LAS CITAS QUE SON OBJETO DEL PRESENTE Y AVALAN QUE LOS MAPUCHES O TEHUELCHES Y OTROS TOPONIMICOS, ERAN HORDAS DE SEMIHUMANOS EN ESTADO NATURAL = SALVAJES. AFIRMAR QUE NO RECONOCIAN A REY ALGUNO ES AFIRMAR NO HABIAN INVENATDO ESTADO. NO HABIAN ORGANIZADO EL PODER. PACHACUTEC INCA HABIENDOLOS DESCUBIERTO NO HALLO INTERLOCUTOR VALIDO QUE PUDIESE TRANSMITIR ORDEN ALGUNA A MIEMBRO DE SU HORDA. TRATAR CON SALVAJES SIGNIFICABA TRATAR NO CON ESTADO, SINO CON UN GRUPO AISLADO DE OTRO GRUPO Y ASI SUCESIVAMENTE (PODRIA SIGNIFICAR ACASO SE HALLABAN EN LA ETAPA SINDIASTICA? PUNALUA?)QUE IMPOSIBILITABA LA VALIDEZ DE LA COMUNICACION ENTRE JEFES POLITICOS LEGITIMADOS POR EL RESPALDO DEL PUEBLO.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo10:49 p.m.

    tanta huevada para decir !!!!salvajes!!!! eso fueron son y seran siempre descendientes de salvajes y punto ..sin identidad sin un bien comun
    ni educacion......canibales...ni punto de comparacion con otras civilizaciones vecinas...por eso mismo debe ser una porqueria ser chileno

    ResponderEliminar
  8. Santiaguino9:10 a.m.

    jajajjajjaa, que me da risa cuando estos cholos acomplejados tratándonos de "salvajes, indios y bla bla bla" jajajjaja, parece que les hace falta un espejo o leer mas noticias sobre su país.
    La otra ves leia un articulo en un diario cholo donde decían que el linchamiento era toda una "institución" en el peru.... con que cara nos llaman salvajes estos pezuñentos de mierda?. o que en un pueblo cerca de Lima existe una fiesta en donde se matan TODOS LOS GATOS DEL PUEBLO!!!! esos so estos ctm que dicen ser cultos y descender del "mas grande imperio de la historia" tribu de auquenidos metamorfoseados!

    ResponderEliminar

ACLARACION: Este blog no es antiperuano ni nacionalista chileno. Este blog simplemente recopila y (a veces) comenta sobre artículos recopilados en la prensa nacional y mundial y que involucran a Chile. Si parece "cargado" hacia Perú, simplemente, es resultado de la publicación constante -y obsesiva- en ese país de artículos en que se relaciona a Chile. Así también, como ejemplo opuesto, no aparecen articulos argentinos, simplemente, porque en ese país no se publican notas frecuentes respecto Chile. Este blog también publica -de vez en cuando- artículos (peruanos o de medios internacionales) para desmitificar ciertas creencias peruanas -promovidas por medios de comunicación y políticos populistas de ese país- sobre que Perú ha superado el desarrollo chileno, lo que es usado en ese país para asegurar que Chile envidia a Perú y que por eso buscaría perjudicarlo. Es decir, se usa el mito de la superación peruana y la envidia, para incitar el odio antichileno en Perú.