Artículos Destacados

domingo, octubre 23, 2011

Toma ex Congreso: Repúblicos

La polémica generada por la toma de la sede de Santiago del Congreso Nacional y por la negativa del presidente del Senado, Guido Girardi, a desalojar a los manifestantes, subraya las dificultades políticas -más que crisis social o económica- que experimenta el país. Además de representar un pésimo precedente, la decisión de Girardi de negociar con los manifestantes alimenta una mayor desconfianza de los chilenos en el Congreso.

Preocupados de satisfacer a los que gritan más fuertes, muchos parlamentarios incumplen su obligación de representar los intereses de sus votantes. Después de haber sido electos a través de un sistema poco competitivo, algunos parlamentarios demuestran falta de coraje moral para asumir su obligación de legislar.

Tomarse el Congreso Nacional es tan ilegal e ilegítimo en democracia como tomarse una escuela. Los parlamentarios tienen la misma obligación de trabajar que los alumnos de estudiar. Es verdad que una toma colegial, además, vulnera el derecho de los alumnos a recibir educación. Pero el Congreso constituye un pilar de la democracia y su funcionamiento afecta a todos los chilenos. Hasta ahora, los activistas no habían osado interrumpir el normal funcionamiento del Congreso. Imperfecto, pero democrático al fin, nuestro sistema político ahora aparece vulnerable para que cualquier grupo con suficiente fuerza irrumpa en el Congreso y, como en un secuestro, negocie concesiones antes de abandonar el lugar.

Al negarse a desalojar, Girardi renunció a usar la investidura democrática que lo obliga a defender el estado de derecho. Aunque sus armas no son letales, los chilenos que se tomaron el Congreso cometieron una insurrección comparable a los ruidos de sables militares o los ejercicios de enlace de comienzos de los 90.

En democracia, la voluntad popular se impone en las urnas, no en las manifestaciones callejeras ni en las turbas. Cierto, el sistema electoral carece de legitimidad, como varias otras instituciones democráticas chilenas. Pero la falta de democracia se corrige con reformas democráticas, no con interrupciones del proceso legislativo.

Así como los militares deben ser obedientes y no deliberantes, los ciudadanos deben respetar las instituciones democráticas, por más inconformes que estén. Al realizar concesiones a los insurrectos, Girardi atentó contra la calidad de nuestra democracia. Su accionar reflejó meridianamente que, además de faltar legitimidad, en el Congreso Nacional también hay carencia de repúblicos que asuman su tarea de defender las instituciones de la democracia.

La necesidad de una reforma electoral se hace hoy más evidente. Introducir más competencia al sistema y otorgar a los ciudadanos la capacidad para castigar a los malos y premiar a los buenos ayudará a que el Congreso funcione adecuadamente y que todos sepamos que la forma de promover nuestras creencias y valores es a través de la victoria en elecciones y no a través de ilegítimas tomas.

Artículo original

5 comentarios:

  1. Anónimo3:38 a.m.

    Una verguenza tener a este ZÁNGANO VIOLENTISTA como Presidente del Senado y la DC como siempre, actuando como cómplice,que la concertación lo haya elegido,demuestra que la coalición opositora está PODRIDA.

    ResponderEliminar
  2. Giradi tiene todo el derecho a tener su posición política o ideológica con respecto a su visión de vida, tiene el derecho a ser oposición y a no estar de acuerdo con el programa de gobierno, pero todo eso como senador o como persona común, No tenia el derecho de hipotecar el congreso por que tuvo miedo a lo que le pasaría o al costo político, no tenia derecho a sentar precedente que el día de mañana cualquiera con cualquier punto de vista de un tema en particular se arrogue el derecho de violentar el congreso, no tenia el derecho de justificar el hecho de la forma tan repudiable como lo hizo a posterior en rueda prensa, El tenia el deber como presidente del senado de dar todas las garantías para que el congreso funcionara con libertad y seguridad, y no lo hizo, no se si pensar que es incompetente, o un mafioso complotado con esta turba de hiperventilados, así que guido, mi total repudio a tu absurda postura.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11:51 a.m.

    Tienen que echarlo, el pueblo Chileno no lo quiere, ya que esta gente prometio QUE LA ALEGRIA YA VIENE, y que EL ARCO IRIS, solo cosas falsas para explotar en su inocencia al pueblo, le dieron la oportunidad de 20 años, para que regularicen, todos los problemas, y no lo hicieron, ahora que hay otro Presidente (PIÑERA), recién quieren arreglar los problemas, solo para joder al actual gobierno, señores ya perdieron la teta, el Pueblo Chileno, nunca más se la otorgará, por Chantas, mentirosos de porqueria.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo7:28 p.m.

    Seamos claro y concreto, lo que quiere la CONCERTACION, es que le devuelvan la TETA, para vivir a costa del PUEBLO CHILENO, esta gente no se puede reinventar, para salir adelante, no pueden encontrar empleos o crearlos, por eso quieren recuperar, sus antiguos previlegios con violencia, desacreditando al actual gobierno de PIÑERA, ya se sabia antes que saliera electo, el PRESIDENTE PIÑERA, que la CONCERTACION, no lo dejaría gobernar tranquilo, estos resentidos sociales, deben hacerle un favor a CHILE, o por AMOR A CHILE, retirarse de la vida política, ya que sólo han dejado, tristeza, y esperanza que no se concretaron.

    ResponderEliminar
  5. ALONSO3:18 p.m.

    Girardi mas que un curriculum,tiene un prontuario..

    ResponderEliminar

ACLARACION: Este blog no es antiperuano ni nacionalista chileno. Este blog simplemente recopila y (a veces) comenta sobre artículos recopilados en la prensa nacional y mundial y que involucran a Chile. Si parece "cargado" hacia Perú, simplemente, es resultado de la publicación constante -y obsesiva- en ese país de artículos en que se relaciona a Chile. Así también, como ejemplo opuesto, no aparecen articulos argentinos, simplemente, porque en ese país no se publican notas frecuentes respecto Chile. Este blog también publica -de vez en cuando- artículos (peruanos o de medios internacionales) para desmitificar ciertas creencias peruanas -promovidas por medios de comunicación y políticos populistas de ese país- sobre que Perú ha superado el desarrollo chileno, lo que es usado en ese país para asegurar que Chile envidia a Perú y que por eso buscaría perjudicarlo. Es decir, se usa el mito de la superación peruana y la envidia, para incitar el odio antichileno en Perú.