Artículos Destacados

jueves, enero 07, 2010

Chile: Ahí no más esta década

Relacionado: Perú, el nuevo alumno aplicado de América latina

Chile ha crecido moderadamente y avanzado en algunos aspectos en esta década. Esto puede dejar satisfechos a algunos, sobre todo a quienes defienden el legado de 10 años de gobierno socialista, pero para aquellos que somos algo más exigentes al respecto, simplemente no hemos avanzado lo suficiente. Más bien 'rasqueli' el balance. Mucho discurso y autoproclamación de estadista, pero poco brillo. Y si bien se alcanzaron logros destacables, como la consolidación y profundización de nuestro modelo de apertura comercial internacional, con la firma de tratados de libre comercio con las principales economías, queda una fuerte sensación de que Chile ha desaprovechado su potencial. Esta década la terminamos, además, mirando demasiado a nuestros vecinos y no a quienes de verdad debieran ser nuestros referentes. En fin, se nos van otros 10 años sin que nos hayamos acercado sustancialmente al desarrollo.

Por alguna razón inexplicable para el suscrito, en la década que pasó, Chile entró en una especie de autocomplacencia que sólo garantiza mediocridad, a lo chilensis. El Estado grandilocuente, la burocracia excesiva, la concentración económica, la falta de competencia en ciertos mercados, políticas públicas deficientes, la falta de libertad y simpleza para emprender, la complejidad tributaria. Todo atentando contra lo que por años se ha diagnosticado como nuestro problema: la falta de revolución en lo micro.

Una década en que la educación a nivel colegios no ha prosperado. Más bien, da pena. También la salud. El salto en cuanto a capital humano todavía está 'al aguaite', sin las herramientas necesarias para el mundo que se avecina. Chile ha olvidado también crecer a tasas altas y, lo más importante, se ha olvidado de creer que se puede. Son demasiados los pobres y los desempleados como para pensar que llegamos a un punto en que se puede crecer tan sólo marginalmente.

Pero, no obstante todo lo anterior, Chile termina este decenio en relativo buen pie. Las perspectivas en cuanto a precios de sus principales materias primas son excelentes. Aún más, Chile cuenta con exceso de reservas que pueden –y deben– invertirse sabiamente. Y pronto. No se puede pretender acumular excesivos recursos en el exterior cuando las necesidades internas de inversión son ineludibles, impostergables y, como si fuera poco, rentables. ¿Qué empresa se daría semejante lujo? Es de esperar que en Chile no se estén invirtiendo estos fondos, porque a nadie se le ocurre en qué invertir. Sería de terror.

Partamos por inversiones en salud y educación, de la mano de reformas profundas. En una de esas habría que ponerse con finiquitos para casi todos los funcionarios del ramo y partir de cero. A propósito, en Codelco no estaría nada de mal aplicar tijera al ras. Sigamos. En materia de tecnología, infraestructura y conectividad, queda mucho por hacer. Embalses, caminos, acueductos, puertos aéreos y marítimos. Todo esto en pos de la competitividad de largo plazo, y algo harto más importante que estar como bombo en fiesta alegando por el dólar bajo. Agreguemos a esto la famosa flexibilidad laboral. Es de esperar, además, que la década que se inicia sea la de la mejora en la calidad de vida urbana. Con cerca del 90% de los chilenos viviendo en ciudades o pueblos, se deben adoptar medidas y efectuar inversiones tendientes a perfeccionar y transformar el área urbana, con ciudades amigables, descontaminadas, en donde prime el verdor de los árboles, la calidad de los espacios públicos y el correcto macro diseño. ¡De una vez por todas enmendar el rasquerío que hemos hecho de nuestras ciudades!

En fin, terminamos una década ahí no más, para el 4 o 5, en que lamentamos no haber aprovechado todo nuestro potencial, pero entramos en una nueva que debiera ser de grandes oportunidades. Chile tiene todo para lograr avances significativos. Pero, ojo, para ello debe invertirse. Y sería fatal dejar de hacerlo en circunstancias que, extraordinariamente para la historia de nuestro país, andamos con las alforjas repletas.

Artículo original

4 comentarios:

  1. EN TODO CASO HAY MUCHAS RESERVAS, PODRÍAN INVERTIRSE UN POCO MÁS EN INFRAESTRUCTURA (MUCHISIMOS LICEOS PARA QUE HAYAN MENOS CANTIDAD DE ALUMNOS POR AULA... CON ESE PURO DETALLE DE UNOS 25 A 30 ALUMNOS POR AULA... LA EDUCACION MEJOR A EN UN PORCENTAJE CONSIDERABLE.. SE LOS ASEGURO)...

    PERO TAMPOCO HAY QUE DESCUIDAR EL AHORRO.. QUE HA DEMOSTRADO SER IMPORTANTE EN ESTA CRÍSIS, Y QUE PODRÍAMOS SOPORTAR OTRO PARÓN MÁS DEL MUNDO EN EL FUTURO PRÓXIMO SIN MUCHO PROBLEMA (CON OTRA RECESIÓN PARA EL PROXIMO AÑO O EL SUBSIGUIENTE... MCUHOS PAÍSES SE IRÍAN SIMPLEMENTE AL TACHO DE LA BASURA... PAÍSES IMPORTANTES HOY POR HOY)

    ResponderEliminar
  2. CHILE YA LLEGO A UN TECHO SOSTENIDO DE CRECIMIENTO EXPORTANDO MATERIAS PRIMAS RECURSOS NATURALES ETC.
    LO QUE CHILE AHORA DEBE Y ESTA CAMBIANDO ES LA INCORPORACION A LA ECONOMIA NACIONAL DE INNNOVACION TECNOLOGIA.INVESTIGACION Y LA INTRODUCCION DE MEJORAS TECNOLOGIA DE PUNTA. SOLO DE AHY CHILE DARA UN SALTO DE CALIDAD COMO NACION DESARROLLADA.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo9:28 p.m.

    y la energia nuclear cuando ?

    ResponderEliminar
  4. Anónimo11:21 p.m.

    Muy riesgosa, mejor debemos todos nuestros paises invertir en desarrollar tecnologias y crear industrias en maquinarias y herramientas.

    Desarrollemos nuestra industria para desarrollar mas nuestro agro, mineria y demas recursos, dejando de ser solo preoductores de materias primas.

    Recordar los anos en que la industria argentina era la mas avanzada de este lado del continente y que perdieron todo ese avance, que fue enterrado por las crisis del desgobierno y por entrar en mercados que terminaron por hundirla.

    Entrar al mercado comun europeo, destrozo la industria Argentina, que se mantubo en pie mientras no regularizo precios con ese mercado donde la comparacion calidad precio termino por destrozarla.

    Tornos, frezadoras, empacadoras, tanto para el agro como para la industria metalmecanica.

    Ayudemos a nuestras industrias y protejamoslas solo con la condicion que luchen por hacerse competitivas.

    No por que se esta en el libre mercado las industrias deben ser desprotejidas y comprar afuera desalentando a lo propio.

    ResponderEliminar

ACLARACION: Este blog no es antiperuano ni nacionalista chileno. Este blog simplemente recopila y (a veces) comenta sobre artículos recopilados en la prensa nacional y mundial y que involucran a Chile. Si parece "cargado" hacia Perú, simplemente, es resultado de la publicación constante -y obsesiva- en ese país de artículos en que se relaciona a Chile. Así también, como ejemplo opuesto, no aparecen articulos argentinos, simplemente, porque en ese país no se publican notas frecuentes respecto Chile. Este blog también publica -de vez en cuando- artículos (peruanos o de medios internacionales) para desmitificar ciertas creencias peruanas -promovidas por medios de comunicación y políticos populistas de ese país- sobre que Perú ha superado el desarrollo chileno, lo que es usado en ese país para asegurar que Chile envidia a Perú y que por eso buscaría perjudicarlo. Es decir, se usa el mito de la superación peruana y la envidia, para incitar el odio antichileno en Perú.