Artículos Destacados

lunes, diciembre 03, 2007

Pelotón Vip

Durante tres meses y medio, 17 hombres, en su mayoría empresarios y altos ejecutivos, vivieron un duro entrenamiento militar en el primer Curso de Aspirantes a Oficiales de reserva (CAoR), que el ejército organizó para acercar a la institución al mundo civil. Además de las lecciones teóricas, estos connotados "reclutas" se subieron a los tanques, aprendieron a disparar y a avanzar en "punta y codo" en pleno desierto.

El martes pasado un grupo de importantes hombres de negocios se reunió a comer en el Hotel Sheraton San Cristóbal. Esta vez, sin embargo, no los convocaban los balances ni las negociaciones para alguna fusión. Pablo Granifo, gerente general del Banco de Chile, citó a su jefe Andrónico Luksic y a Rodrigo Wood, Jorge Bunster, Pablo Yrarrázabal, Alfredo Moreno y al presidente de TVN, Francisco Vidal, entre otros, para celebrar el fin de la fase formal del duro entrenamiento que vivieron por tres meses y medio en el marco del primer Curso de Aspirantes a Oficiales de Reserva (CAOR), organizado por el Ejército de Chile.

Esta iniciativa nació del propio comandante en jefe de la institución, Óscar Izurieta -quien también asistió al evento del Sheraton-, como una forma de dar a conocer los diferentes aspectos del funcionamiento de la organización castrense en el mundo civil. La tarea se la encomendó al comandante en jefe de la Segunda División del Ejército, general Juan Miguel Fuente-Alba, quien invitó personalmente a los 17 "reclutas" a formar parte de este flamante pelotón vip.

La primera reunión se realizó el 23 de agosto pasado en el Club Militar y desde entonces se sumaron otros 14 encuentros oficiales, donde se combinó formación teórica y ejercicios prácticos. "Se realizaron en promedio cinco sesiones por mes, lo que se tradujo en un trabajo intenso que favoreció el espíritu de cuerpo del grupo", asegura el coronel Alberto González, comandante del Regimiento Buin y coordinador del curso.

"Estuvimos en la Escuela Militar, la Academia de Guerra, la Dirección de Operaciones y también nos instruyeron en terreno en Peldehue, la Escuela de Artillería en Linares y el Regimiento Reforzado Cazadores en Iquique", cuenta Francisco Vidal, quien se siente especialmente ligado al Ejército. De hecho, estuvo en la Escuela Militar por dos años y tiene el grado de sargento segundo. Además, en su oficina en TVN posee una colección de 1.600 piezas de soldaditos de plomo instalada cuidadosamente por él mismo.

A pesar de lo recargada de las agendas de los participantes de esta primera versión del CAOR, la asistencia a las reuniones fue excelente, asegura el coronel González. "Estaban todos muy entusiasmados, tanto que Pablo Granifo en una oportunidad abandonó por 48 horas las negociaciones para la fusión del Banco de Chile con el Citi y viajó desde Nueva York para estar presente en uno de los ejercicios prácticos", ejemplifica. Asimismo, aquellos que no pudieron asistir a alguna de las clases, siempre encontraron el momento para recuperar las lecciones.

"Morder el polvo"

La parte teórica de la instrucción se enfocó en la enseñanza de las distintas funciones del Ejército, desde lo operativo hasta las finanzas, pasando por el sistema docente, las relaciones internacionales y la doctrina.

"Fue muy interesante conversar con el Alto Mando y los distintos estamentos de la institución y conocer desde dentro el proceso de modernización que vive el Ejército", dice Jorge Bunster, gerente general de Copec, quien agrega que sin duda lo más inolvidable fue la experiencia vivida en el Regimiento Cazadores de Iquique el viernes 23 de noviembre.

Allí los 17 aspirantes a oficiales de reserva participaron en un ejercicio táctico, donde compartieron roles con los soldados profesionales del Regimiento. "Se dividió al grupo en distintas especialidades: tiradores escogidos -o francotiradores-, unidades blindadas -tanques-, unidades de artillería e infantería mecanizada, que incluye el armamento que debe ser trasladado en vehículos. Se les adiestró en esas materias para luego insertarlos en las unidades en las cuales cada uno recibió instrucción", explica el coronel González.

Así, cada uno con su armamento, entre los que se incluía entre otras "piezas" ametralladoras Punto 50, MK 19, tanques, lanzacohetes y fusiles de largo alcance se desplegaron por el desierto a más de 35° y simularon una situación de guerra ficticia donde debían conquistar y destruir a un enemigo en una zona determinada. "Fue espectacular y hasta recibimos un diploma como "Cazadores del desierto". Pero tuvimos que morder el polvo, porque después del ejercicio debimos realizar una tradición de la División que consiste en pasar en punta y codo por debajo de los tanques que nos llevaron a la victoria", recuerda Pablo Yrarrázabal, presidente de la Bolsa de Comercio y de Enersis.

Como resultado de toda esta experiencia, Alfredo Moreno, vicepresidente de Dersa, destaca los lazos de amistad que surgieron dentro del grupo y el orgullo de pertenecer a la primera promoción del CAOR. Rodrigo Wood, gerente general de Coca Cola Embonor, agrega que ahora están preparándose para la graduación, ceremonia que incluirá el juramento a la bandera con sable y desfile el próximo 11 de diciembre en la Escuela Militar. Allí se convertirán formalmente en oficiales de reserva en grado de alférez y en caso de guerra podrán ser llamados para estar al frente de una sección de hasta 30 hombres.

2 comentarios:

  1. Anónimo7:19 p. m.

    Súper interesante que la integración del Ejercito en la sociedad se de hasta estos niveles.

    Lo que me parece una falta de profesionalismo, una desinformación absoluta y una burla para los reservistas realmente activos, es la mediatización de este curso de Aspirantes a Oficiales de Reserva (AOR), el cual ha sido señalado como el Primer Curso de AOR.

    Desde la prusianisacion del ejercito, a principio del 1900 que el ejercito adopta una configuración en la cual las reservas son parte activa de su planificación. Solo por nombrar un ejemplo, el Padre Alberto Hurtado realizo un CAOR, convirtiéndose en Oficial de Reserva.
    De esta forma han pasado muchas personas por sucesivos cursos de Oficiales y Clases de Reserva, muchos de los cuales incluso han pasado al servicio activo. De esta forma la normativa señala lo Siguiente:

    "ALFÉREZ

    1.PARA CUALQUIER PROVENIENCIA

    a. Poseer el grado de Suboficial aspirante a Oficial de Reserva del Ejército.
    b. Aprobar el curso de instrucción para formar Alféreces, de duración no inferior a 25 días conforme al respectivo reglamento institucional.
    c. Que sus calificaciones durante el curso lo recomienden para el ascenso.
    d. Mandar y dirigir en el terreno la Sección de su Arma o Servicio, al menos, en un ejercicio.


    2.PARA PROFESIONALES CON TÍTULO UNIVERSITARIO O DE CONOCIMIENTOS ESPECIALIZADOS DE NIVEL SUPERIOR DE INTERÉS PARA EL EJÉRCITO.

    Los reservistas con valer militar que obtengan un título profesional universitario de utilidad para las Fuerzas Armadas, cuya carrera requiera cinco o más años de estudios universitarios, podrán optar al grado de Subteniente de Reserva.

    Los que poseen otros títulos de conocimientos especializados de nivel superior, cuya carrera sea inferior a cinco años de estudios universitarios, podrán optar al grado de Alférez de Reserva. En ambos casos, la utilidad del título deberá ser calificado por el Comandante en Jefe respectivo.

    Los reservistas sin instrucción militar que reúnan los requisitos indicados en el párrafo anterior, podrán optar a los mismos grados señalados, previa aprobación de un curso militar profesional que les otorgue valer militar"


    De esta forma, hay reservistas que llevan años en instrucción, para los cuales los 14 encuentros de "instrucción" parecerían una broma, y una mala broma. Para cualquier miembro del Ejército, ya sea soldado, reservista, clase u oficial, sería impensable, y verdaderamente una falta de respeto, vestir el uniforme sin observar un mínimo de presentación personas como es el corte de pelo y un correcto afeitado. Mucho menos en una ceremonia oficial.
    En fin, no es una mala recepción de la actividad, solo me parece que bien vale la pena situar las cosas en el lugar que corresponde.

    ResponderBorrar
  2. Anónimo11:48 a. m.

    Estimado reservista, le encuentro toda la razón. Mínimo que se hubiese afeitado mi alférez Luksic.

    Saludos,

    AOR de verdad.

    ResponderBorrar

ACLARACION: Este blog no es antiperuano ni nacionalista chileno. Este blog simplemente recopila y (a veces) comenta sobre artículos recopilados en la prensa nacional y mundial y que involucran a Chile. Si parece "cargado" hacia Perú, simplemente, es resultado de la publicación constante -y obsesiva- en ese país de artículos en que se relaciona a Chile. Así también, como ejemplo opuesto, no aparecen articulos argentinos, simplemente, porque en ese país no se publican notas frecuentes respecto Chile. Este blog también publica -de vez en cuando- artículos (peruanos o de medios internacionales) para desmitificar ciertas creencias peruanas -promovidas por medios de comunicación y políticos populistas de ese país- sobre que Perú ha superado el desarrollo chileno, lo que es usado en ese país para asegurar que Chile envidia a Perú y que por eso buscaría perjudicarlo. Es decir, se usa el mito de la superación peruana y la envidia, para incitar el odio antichileno en Perú.